Cinque Terre

Ingrid Motta

[email protected]

Ingrid ha sido reconocida en varias ocasiones como una de las 100 mujeres más poderosas en los negocios por la revista Expansión, una de las 45 líderes de mercadotecnia por la revista InformaBTL, así como una de las mujeres más influyentes en el campo de la tecnología por el periódico El Universal.

Los medios, esos entes completamente necesarios

Descalificar, calumniar, manipular y mostrar un incesante y creciente odio a los medios de comunicación, es probadamente una pésima estrategia para gobernar un país. Para muestra, un dictador.

Vivimos ya tan sumergidos en el mundo del entretenimiento, que nuestra vida política se ha convertido en un reality show que a su vez, ha sido el medio que genera una representación teatral de comunicación, para distraernos de los problemas reales a los que nos estamos enfrentando.

Y entonces viene la exclusión de los medios y su aparente minimización, al usar las redes sociales, en especial Twitter, como un nuevo escaparate propagandístico en donde con solo 280 caracteres, se pretende manipular una realidad desde un ángulo sin bidireccionalidad, evitando la rendición correcta de cuentas de un gobernante, hacia los gobernados.

Así, la “prensa Fifí, el hampa del periodismo”, como ha sido etiquetada por nuestro presidente, vive en la polarización y violencia que promueve que México sea el país más peligroso para ejercer el derecho a la información.  La impunidad sobrepasa completamente la mayoría de los casos y merma la libertad de expresión.

La restricción de apoyo económico a los medios para poder realizar su labor comunicativa y sustituirlos por supuestos influenciadores sobre temas específicos, logra a ratos, desviar la atención para crear un ambiente de espontaneidad y descalificación de los medios de comunicación en su quehacer periodístico.

El voto también se gana en las prensas

La elección de un mandatario no solo se gana en las urnas, sino también en la reputación, credibilidad e imagen que consigue en los medios de comunicación, y en consecuencia de sus propios actos.

Fuente: Diario de Avisos

El domingo pasado fue un día histórico para la democracia y que será celebrado tanto por los estadounidenses, como por todos los habitantes del planeta, que están convencidos de que la verdad siempre será más poderosa, que en el mundo ya no existe cabida para el autoritarismo, y que toda información debe ser susceptible a ser verificada y comprobada.

La desinformación con la que inició el gobierno de Trump desde el 2016 lo acompañará históricamente.  Será recordada como la era de la propaganda y las noticias falsas; cuando el hackeo hizo del mundo digital un hervidero de manipulación para colocar a un dictador en el poder.

Pronto le tocará a México. Mientras llega el momento de que los mexicanos vayamos a las urnas el próximo año, repasemos, querido lector, el dicho popular que dice: “cuando veas las barbas de tu vecino cortar, echa las tuyas a remojar”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password