Cinque Terre

Mariano Yberry

[email protected]

Periodista.

El peso del apellido Del Mazo

-¿Aquí va a votar Del Mazo? Ash… -exclama una anciana de brillantes ojos azules, antes de entrar a su casilla en Huixquilucan.


Minutos después, la esperanza política del PRI llega manejando una camioneta blanca donde viaja con su familia. Descienden y van sorteando a las decenas de reporteros que acudieron al Parque del Ciervo.


Buscando la imagen de quien aspira a ser gobernador, los reporteros se cuelan hasta las casillas donde personal del INE y el IEEM les piden que se salgan.


-¡Es un ciudadano más! ¿Por qué el trato especial? -grita una señora en pants mientras graba con su celular.


Después de dar su voto y posar con su esposa, Alfredo del Mazo ofrece unas pocas palabras a la prensa: generalidades sobre la jornada electoral y la cultura democrática, pero el inevitable toque de quien viene de una familia de gobernadores y cuyo linaje apuesta todo con él; la indudable sombra de quien lo puso ahí se manifiesta en menos de un minuto de discurso en una jornada donde el PRI se juega su vida política.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password