Cinque Terre

Alberto Monroy

[email protected]

El (ensayado) susto por la toma de postura priista del 4 de marzo

De pronto leo a analistas a babor y estribor del PRI espantados, casi horrorizados por una proactiva toma de postura priista detonada en su aniversario, el pasado día 4, pero pensada estratégicamente con miras a las campañas por tres gubernaturas de este año y a la más que adelantada competencia política por la Presidencia en el 2018.


Hasta parecen nuevos, a menos que su ‘espanto’ y ‘horror’ sea un mero recurso propagandístico, ¿qué esperaban: Un PRI pasivo y entregado, recibiendo candela calladito poniendo la otra mejilla? La postura priista, del mismo modo que las consignas y proclamas de los otros actores políticos, son justamente la materia de la lucha democrática de nuestros días… Y qué bueno que así sea, que ese sea el terreno predominante de nuestra disputa por la nación.


Dicho en muy pocas palabras, el presidente Peña Nieto (en su calidad de ‘primer priista del país’, supongo) sostuvo en el aniversario del PRI que ni la derecha ni la izquierda pueden conducir el barco nacional; que sólo ellos saben cómo y sólo ellos pueden llevarnos a puerto; que tanto el PAN como las izquierdas (AMLO, destacadamente) representan un retroceso para el país:


“Nuevamente hay riesgos de retroceso, como hace seis años están resurgiendo amenazas que representan la parálisis de la derecha o el salto al vacío de la izquierda demagógica”. http://www.eluniversal.com.mx/articulo/nacion/politica/2017/03/5/pri-nunca-pactara-su-derrota-pena-nieto#imagen-1


Ese es el discurso; es todo… Nadie dice que debamos creerlo o aceptar su tesis; es lo usual en la discusión electoral: del mismo modo como el PAN extrapola y exagera cuando dice que no hay de otra más que con ellos:


Tras detallar una larga lista de desastres del actual gobierno, Ricardo Anaya se dijo seguro de que en 2018 los priistas se irán por corruptos e ineficaces, pero que hay una puerta falsa para salir del PRI, que es la del populismo que lleva 10 años perdiendo elecciones.


“La salida por la puerta falsa se llama Andrés Manuel López Obrador. Y que nadie se confunda, la historia, maestra de vida, muestra una y otra vez que el populismo termina hundiendo a las naciones en la miseria, el sufrimiento y la destrucción. A López Obrador le sabemos ganar, le hemos ganado y le vamos a volver a ganar”. https://www.pan.org.mx/blog/todos-somos-accion-nacional-ricardo-anaya/


O como cuando AMLO construye en el discurso un fantasioso paraíso de justicia social y crecimiento solidario…


Morena aspira a “gobernar con rectitud, desterrar la corrupción, abolir la impunidad, actuar con austeridad y destinar todo lo que se ahorre, a financiar el desarrollo del país”.


Lo anterior, dijo, para lograr “el bienestar material y el bienestar del alma para la felicidad de todos”. http://www.animalpolitico.com/2016/11/plan-amlo-2018-proyecto-presidencia/


El objeto de esas proclamas no es retratar la realidad, sino concitar apoyo del público a la oferta política que se trate. Ahora bien; ¿la posición priista específica es criticable? Por supuesto que sí, del mismo modo que criticamos las tomas de postura de los demás actores políticos…


Y eso es, en suma, el debate político de una democracia como la nuestra: esa es nuestra normalidad democrática.


¿Podríamos tener un intercambio político de más altura, con menos consignas y con discusiones más realistas sobre nuestras opciones? En efecto; y creo que es un objetivo que se puede alcanzar relativamente mediante la crítica puntual, razonable e informada de todas y cada una de las ofertas políticas, de ningún modo espantándonos porque los partidos hacen lo que deben hacer: Política.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password