Morena asalta al Instituto Electoral de la Ciudad de México

IECM

Tras una prolongadísima e intensa sesión, Morena y sus aliados en el Congreso local lograron la aprobación del recorte en la estructura orgánica del Instituto Electoral de la Ciudad de México, por el que serán desaparecidas varias de sus áreas con el pretexto de un presunto ahorro presupuestal.

En una sesión iniciada el jueves, tras una dura discusión la mayoría oficialista en el Congreso de la Ciudad de México logró pasar la propuesta promovida y defendida por la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, quien fundamentó la desaparición de áreas importantes del instituto con la argucia de que se trata de que fueron creadas para dar cuotas partidistas (nunca acreditó su dicho).

Así, pese a la solicitud de la oposición de devolver el asunto a comisiones y de realizar un parlamento abierto para la reforma, Morena y sus satélites lograron la aprobación de la reestructuración del instituto con 37 votos a favor, y 19 en contra, por lo que ahora está en manos de la Jefatura de Gobierno para su publicación.

Martha Ávila, coordinadora de Morena en el órgano legislativo, justificó los cambios porque, según ella, buscan “adelgazar una estructura burocrática excesiva que resulta ser una carga muy onerosa para el pueblo;  es decir: aplicamos el principio constitucional de austeridad. Tampoco limita ni restringe derechos, particularmente, en el tema de género, como falsamente pregonan”.

Según Temístocles Villanueva Ramos, diputado morenista, el fin de la reforma es el de aplicar los principios de racionalidad, austeridad, eficiencia, transparencia y rendición de cuentas en el gasto público que ejerce el IECDMX.

Por su parte, el panista Diego Orlando Garrido López señaló que el fin de los cambios al IECDMX es desmantelar todo el aparato electoral federal y local, y anunció que impugnarán el proceso ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Los perredistas Jorge Gaviño Ambriz y Gabriela Quiroga Anguiano se dijeron preocupados por la falta de garantías a los derechos laborales de 105 trabajadores afectados con el recorte aprobado por la mayoría del Congreso capitalino, además de que personal no especializado se tendrá que hacer cargo de áreas que no le corresponden.

Durante la discusión, la diputada priista Tania Larios incluso propuso que la reforma del IECM entrara en vigor hasta después de las elecciones de 2024. Sin embargo, fue una de las más de mil reservas que la mayoría de morenistas y aliados rechazaron.

Larios también señaló que el dictamen fue “una instrucción de la Jefatura de Gobierno y de Palacio Nacional”.

Al respecto, cabe señalar que el jueves pasado Claudia Sheinbaum dijo que su gobierno fue el que envió la iniciativa de reforma, aunque posteriormente intentó desdecirse para sólo manifestar su respaldo. “Nosotros estamos de acuerdo con la propuesta; es más, nosotros la enviamos, o no sé si la envió un diputado, pero estamos totalmente de acuerdo con la propuesta que se presentó”.

Sobre el IECM añadió que “no se justifica que tenga un volumen de plazas, o mantener un volumen de plazas que creció artificialmente del 2012 al 2018, sólo para cumplir cuotas partidarias. No es para eso un Órgano Interno de Control, ni un organismo electoral”.

En conferencia de prensa posterior a la aprobación de la reforma que dieron los consejeros del IECM, estos afirmaron que evalúan impugnar la reforma ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación e incluso ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Patricia Avendaño Durán, consejera presidenta, afirmó que cumplimentarán las medidas para cumplir con todas sus funciones y atribuciones que se le atribuyen en la legislación, y que se garantizarán los derechos laborales del personal afectado por estas circunstancias.

El consejero Ernesto Ramos Mega detalló que entre las áreas afectadas por la reforma están la Unidad de Vinculación, encargada de promover y recibir los votos del extranjero; el Centro de Formación y Desarrollo, cuyo papel es importante para la integración de los consejos distritales y que capacita al personal; la Unidad de Coordinación de órganos Desconcentrados, fundamental para la coordinación de las 33 oficinas en toda la ciudad.

También mencionó a la Unidad de Género y Derechos Humanos, encargada de la paridad y de evitar la violencia política de género, así como la Unidad de Fiscalización, que está revisando y liquidando a los partidos locales que perdieron su registro.

Afirmó que la reforma no es una reestructuración, sino que lo que hace “es cercenar áreas del Código Electoral y quitar atribuciones al Instituto Electoral de la Ciudad de México”, y añadió que no hay un diagnóstico y un análisis de las consecuencias previsibles de la modificación.

Frente a la acusación de duplicación de funciones, divulgada por la jefa de Gobierno y el oficialismo, la consejera Carolina del Ángel Cruz la rechazó recordó un meme: “No es lo mismo la hipocresía que la hipotenusa”, y advirtió que lo que ahora habrá es sobrecarga de trabajo para el personal.

El consejero Mauricio Huesca Rodríguez dijo que, “a ojo de buen cubero”, el supuesto ahorro de 50 millones de pesos es un tema “falaz”, una “premisa incorrecta”. Aclaró que si las elecciones y procesos salen bien será gracias al instituto y sus trabajadores, no por la reforma, que ha puesto en serio riesgo la operación durante la jornada electoral.

Avendaño Durán también negó la versión de que ella había acordado la propuesta de reforma, como han difundido algunos medios, así como también las acusaciones de corrupción. Añadió que los procesos electorales en la capital serán confiables.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password