López-Gatell apaga el semáforo: su color “es intrascendente”, dice, con la CDMX en emergencia por Covid-19

Después de que Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la Ciudad de México, se negara a declarar el rojo en el semáforo epidemiológico pese a la grave situación por la Covid-19, Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, declaró que el color “es intrascendente”. Ambos hablan ahora de “alerta”, con lo cual el semáforo pierde su sentido.

Ayer por la mañana Sheinbaum reconoció la gravedad de la situación de la epidemia en la Ciudad de México, en la que hay un crecimiento acelerado de contagios y una ocupación hospitalaria de 74 por ciento, e hizo una llamado “urgente” a los ciudadanos para que atiendan una serie de recomendaciones: no salir de casa si no es necesario, evitar hacer fiestas o reuniones, usar cubrebocas y mantener la sana distancia.

Ante ese escenario fue cuestionada incluso de manera insistente sobre si la capital del país ya se encuentra en rojo en el semáforo epidemiológico, lo que evitó mencionar y prefirió referirse a la situación como de “alerta”. Señaló que, más allá del color del semáforo, lo importante es que la población tome conciencia de la situación y atienda las recomendaciones de la autoridad.

Asimismo, la funcionaria dijo que la responsabilidad del semáforo corresponde a las autoridades federales, aunque con anterioridad ella lo había proporcionado.

Posteriormente uno de los colaboradores principales de Sheinbaum, José Merino, titular de la Agencia Digital de Innovación Pública, emitió un mensaje en su cuenta de Twitter en el que ya prefirió invitar a cada quien a imaginar el semáforo epidemiológico: “Piensa en el color de semáforo que te haga salir lo menos posible, usar siempre cubrebocas, no hacer ni ir a fiestas o reuniones, ir a hacerte una prueba si es necesario, aislarte si eres positivo… En ese color estamos. Eso es estar en emergencia por covid19”.

Sheinbaum presentó, en su cuenta de Twitter, un video con las recomendaciones para evitar contagios de Covid-19, en el que las frases están plasmadas sobre un fondo rojo con algunos fragmentos en negro.

Por la noche, en la conferencia de prensa diaria de la Secretaría de Salud, López-Gatell habló de una situación “extremadamente urgente” en la Ciudad de México y de que es necesario detener los contagios. Dijo: “Estamos en alerta por Covid-19, estamos en emergencia por Covid-19 en la Ciudad de México. No debe haber duda alguna. La jefa de Gobierno de la Ciudad de México lo ha señalado con claridad”.

Siguió el guion de Sheinbaum y llamó a seguir las reglas básicas ya enunciadas por ella, tanto que proyectó el video de la jefa de Gobierno en el que habla de la alerta, el que “respaldamos íntegramente”, dijo López Gatell.

Al igual que Sheinbaum, el funcionario de Salud se refirió a la situación de la Ciudad de México como “alerta” y, para jubilar al semáforo epidemiológico declaró que su color es “intrascendente”.

“En cuanto al color es, hasta cierto punto, intrascendente: alerta por Covid-19, emergencia por Covid-19. ¿Hay alguna duda?”, dijo López-Gatell mientras hacía ademanes con sus brazos.

Del rojo a la “alerta”

En mayo de este año la Secretaría de Salud dio a conocer el sistema de semáforo epidemiológico, que permitiría analizar el riesgo por regiones y que fue relacionado con la reapertura de actividades para que esta fuera realizada de manera gradual, ordenada y cauta. Se comenzó a aplicar a partir de junio.

El 29 de mayo López-Gatell explicó que el semáforo tiene cuatro indicadores de riesgo: tendencia de ocurrencia de casos, tendencia de hospitalizaciones, porcentaje de ocupación hospitalaria y detección de nuevos casos.

Para esa fecha, casi todo el país estaba en rojo, “riesgo máximo”, con la excepción de Zacatecas, que estaba en naranja.

El subsecretario también afirmó que la autoridad federal se encargaría de notificar el nivel de riesgo y las actividades que se podían desarrollar de acuerdo con él, y que las autoridades estatales serían las responsables de establecer las aperturas de actividades.

Secretaría de Salud

Detalló que las actividades económicas y sociales se clasificaron en cuatro categorías que dependen de dos situaciones: valor social y número de personas. De la calificación deriva el anuncio progresivo la apertura de actividades.

Al 28 de mayo el mapa de la República Mexicana se observaba en rojo, a excepción de Zacatecas que está de color naranja.

Cuando fue anunciado el semáforo, gobernadores de siete estados lo rechazaron porque, acusaron, fue realizado de manera unilateral y porque “no refleja la realidad de nuestros estados; por el contrario pareciera ser que tiene un propósito político para responsabilizar a los estados por los muertos. Además, la autoridad sanitaria federal incumplió el compromiso que hizo con los gobernadores para darles a conocer el semáforo previamente, antes de su publicación”.

A mediados de octubre Mike Ryan, director ejecutivo del Programa de Emergencias Sanitarias de la Organización Mundial de la Salud, llegó a elogiar ese instrumento: “México se maneja con un semáforo de tres niveles, y es interesante que muchos países han adoptado un sistema similar al de tránsito en los meses recientes, pero México fue uno de los primeros en adoptarlo, y alentamos a que lo siga haciendo”.

En los últimos días la jefa de Gobierno de la Ciudad de México había estado haciendo malabares con el color del semáforo; por ejemplo, en los últimos días de noviembre llegó a declarar que la capital del país se encontraba en semáforo naranja con alerta al límite del rojo. Ayer ya prefirió hablar sólo de “alerta”, en lo que fue seguida por López-Gatell.

En los Lineamientos para la estimación de riesgos del semáforo por regiones Covid-19, la Secretaría de Salud estableció la importancia de los colores de ese instrumento de la siguiente forma: “El semáforo de riesgo epidémico COVID-19, orienta mediante colores, el nivel de riesgo poblacional y de incremento o decremento de la actividad epidémica local, así como las medidas de seguridad sanitaria apropiadas para la reapertura de las actividades laborales, educativas y el uso del espacio público, y se instrumentará por las autoridades federales, estatales, locales y por la ciudadanía en general”.

Ahora, con la Ciudad de México en una situación “extremadamente urgente” (como él mismo lo dijo), el subsecretario López-Gatell ha declarado “intrascendente el color” del semáforo, con lo cual este pierde todo sentido. Sencillamente, lo apagó.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password