Denuncian “moches” en el Aeropuerto Felipe Ángeles; AMLO lo niega y arremete contra El Universal

Foto: Cuartoscuro

Trabajadores que actualmente laboran en las obras de construcción del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, en Santa Lucía, denunciaron que les cobran “moches” de entre 20 y 30% de su salario, como una condición para mantener su empleo en dicho proyecto.

De acuerdo con los testimonios recabados por El Universal, la mayoría de los obreros proceden del extinto Aeropuerto de Texcoco y refieren que en aquella obra se les pagaba más y el intermediarismo era menor, por lo que su sueldo les alcanzaba un poco más que ahora.

Los entrevistados también relataron que, además de la reducción de su paga, las jornadas de trabajo son prolongadas y extenuantes, debido a la presión de que son objeto para que el Aeropuerto Felipe Ángeles pueda ser inaugurado en marzo de 2022, tal como lo ha ofrecido el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Esta situación, agregan, los ha puesto en mayor riesgo de sufrir accidentes o incluso de perder la vida. Asimismo, afirman que algunos de sus compañeros que ya han resultado lesionados, han recibido la atención debida para la rehabilitación que les posibilite volver a la obra.

Documentos obtenidos por El Universal, vía la Plataforma Nacional de Transparencia, indican que en el periodo comprendido entre diciembre de 2018 y el 1 de junio de 2021, se han registrado un total de 59 accidentes, esto es un promedio mensual de 3.4. Asimismo, siete obreros han perdido la vida por esta razón.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), responsable del proyecto, no cuenta con un padrón de trabajadores, sino que únicamente refiere que se han creado 95 mil 998 empleos, de los cuales hay un registro de bajas, equivalente a 73 mil 34 personas. Sobre este punto, indica que las bajas tienen que ver con el tipo de contrato de los trabajadores y las labores específicas para las cuales se les requiere.

Sin embargo, la dependencia castrense no respondió a El Universal las preguntas relacionadas con las denuncias de los trabajadores sobre los “moches” y así como las condiciones en que trabajan dentro del proyecto del Aeropuerto Felipe Ángeles.

Al referirse a este reportaje, el presidente Andrés Manuel López Obrador arremetió contra El Universal y dijo que no le tiene ninguna confianza porque se dedica a mentir, cuando antes aplaudían a los gobiernos neoliberales y callaban sus actos de corrupción porque recibían dinero.

Negó la información publicada en el rotativo respecto a los “moches” y  aseguró que se trata de una gran obra hecha por ingenieros militares que se conducen con honestidad; reiteró su discurso de que hubo un ahorro de 100 mil millones de pesos al cancelar el proyecto de Texcoco y según dijo, esos recursos servirán para financiar otra obra que no les gusta a los de El Universal: el Tren Maya. Agregó que será la Sedena la que responda al diario al cual acusó de practicar la máxima del “hampa del periodismo”.    

“Le tengo mucha desconfianza a El Universal, es decir, no les creo, porque los de El Universal son de estos medios a los que he hecho referencia que antes se dedicaban a aplaudir y a callar porque recibían dinero del gobierno y ahora tienen una actitud distinta, entonces constantemente están cuestionando y atacando al gobierno…. Ya les van a responder la Sedena al El Universal, nada más que esto muestra cómo se sigue la máxima del hampa del periodismo, que la calumnia, cuando no mancha, tizna”, señaló.

Presente en la conferencia, el reportero de El Universal, Pedro Villa y Caña,  le explicó al mandatario que los datos sobre los accidentes en la obra del Aeropuerto Felipe Ángeles se obtuvieron vía transparencia y también le aclaró que la Sedena se negó a responder a las preguntas relacionadas con los “moches” que denunciaron los trabajadores entrevistados en la investigación periodística.

A la defensiva, López Obrador recalcó que pedirá al secretario de la Defensa, Luis Cresencio Sandoval y al general responsable de la obra, para que informen al respecto; también quiso retar al reportero a que le respondiera a cambio de qué recibió El Universal mil 450 millones de pesos del gobierno de Peña Nieto. Después trató de matizar al decirle periodista que él es un trabajador que no tiene nada que ver con eso, aunque “le encargó” que le hiciera la pregunta al dueño del periódico.

“¿Qué es lo que pasa con El Universal? Pues Peña les dio mil 450 millones de pesos, mil 450 millones de pesos…..Como la comunicación son mensajes de ida y vuelta, a mí me gustaría, yo soy ahora el periodista, y yo te pregunto: ¿por qué recibieron tanto? Bueno, tú no tienes nada que ver, porque tú eres un trabajador de los medios, pero ahí te encargo que le preguntes a Juan Francisco Ealy Ortiz, el dueño de El Universal: ¿cómo le hizo?, ¿por qué tanto?…Entonces, ¿por qué le dieron un crédito en Nacional Financiera?, y con todo respeto ¿cuándo lo va a pagar?, porque es dinero del pueblo”, fustigó.

El presidente justificó la negativa de la Sedena a responder las preguntas sobre los “moches” y alegó que es por la falta de confianza en El Universal. Desde su punto de vista, lo mejor es que se ventile todo en la mañanera y afirmó que no hay nada que ocultar en el proyecto aeroportuario.

*arg

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password