Cinque Terre

Iván de la Torre

[email protected]

Egresado de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de la Pampa, Argentina

Wikipedia: debate en tiempo real

Wikipedia es una enciclopedia virtual fundada en 2001 que permite a cualquier internauta escribir o editar un artículo ya publicado; no es necesario estar registrados para hacerlo, pero sólo al estarlo se puede acceder, después de un tiempo de trabajo, al rango de “Bibliotecario” que otorga permiso para borrar artículos e imágenes, proteger o desproteger páginas y bloquear y desbloquear direcciones IP. Si alguien intenta deliberadamente atacar al sistema borrando indiscriminadamente información será bloqueado por los bibliotecarios, quienes, posteriormente, recuperarán el texto original del historial de la página.

Estos enunciados que describen la abierta política oficial del sitio resultaron difíciles de cumplir en la realidad: durante 2007 sus responsables denunciaron que la CIA modificó la biografía del presidente iraní Mahmud Ahmadinejad; el Vaticano suprimió las críticas al líder católico Gerry Adams, a quien se mencionaba como posible participante en un asesinato , y el partido Demócrata estadounidense agregó calificativos como “idiota”, “racista” e “intolerante” al perfil del conductor conservador Rush Limbaugh, describiendo a su audiencia como “tarada, en su inmensa mayoría”.

El primer incidente registrado de “vandalismo” ocurrió en 2004, cuando el periodista estadounidense John Seigenthaler fue acusado de complicidad en los asesinatos de John y Robert Kennedy. La información, agregada por Brian Chase, un empleado de Tennessee, se mantuvo en línea durante cuatro meses hasta que la descubrieron. Chase confesó que había tratado de hacerle una broma a un compañero de trabajo pero nunca explicó por qué luego olvidó borrar el “chiste”.

Los casos, desde entonces, se multiplicaron: en noviembre de 2005, el primer ministro noruego Jeans Stoltenberg fue acusado de haber estado preso entre 1983 y 1984 por pedofilia pero esta vez nadie se hizo cargo del comentario; poco después, un usuario encontró en la biografía española de Stalin que “el científico mexicano Ernesto Sodi Pallares logró prolongar la vida de Stalin con la aztequina, droga descubierta por él”. La frase fue retirada cuando se comprobó que Ernesto Sodi Pallares fue un criminólogo y perito forense, famoso únicamente por ser el padre de la cantante Thalía.

Incluso Umberto Eco tuvo que entrar a modificar datos sobre su vida: “Hice la prueba con el artículo que me concierne: contenía un dato biográfico impreciso, lo corregí y desde entonces el artículo ya no contiene ese error. Además, en el resumen de uno de mis libros estaba la que yo consideraba una interpretación incorrecta, dado que se decía que yo ‘desarrollo’ una cierta idea de Nietzsche mientras que, de hecho, la contesto”.

Para solucionar estos problemas, Wikipedia implementó una plantilla de “protección” que impide a usuarios no registrados editar una página. ésta se usa cuando una página enfrenta un problema de vandalismo y solamente pueden aplicarla “bibliotecarios”; la medida puede ser retirada a pedido de otros usuarios o por el mismo “bibliotecario” que la aplicó si considera que el problema ha sido solucionado.

Al vandalismo se le sumaron las “guerras de edición”, con usuarios modificando constantemente un texto para dejar asentada su verdad. Los perfiles de Néstor Kirchner, Fidel Castro y Francisco Franco pertenecen a ese 0.1% dentro de los miles de artículos escritos en español en los que figura la advertencia “la neutralidad de esta sección está en duda” junto a una liga que remite a un foro de discusión donde los lectores deben discutir sus puntos de vista antes de entrar a modificar el texto. Los redactores de un artículo deben citar sus referencias e intentar convencer a los demás participantes de aceptar la modificación antes de hacerla. La política de Wikipedia es clara:

“Las discusiones para mejorar los artículos son bienvenidas, y se deben realizar en la página de discusión adjunta al artículo”.

“Si algo no es neutral, céntrate en ese punto y procura proponer una redacción más neutral, o expón las razones por las que debe ser borrado”.

“Si crees que algo está fuera de lugar, trasládalo a su sitio, o propón su traslado”.

La guerra entre usuarios para escribir la biografía “definitiva” del ex presidente Néstor Kirchner es sintomática de la virulencia que alcanzaron las polémicas y la necesidad de foros donde los wikipedistas pudieran ponerse de acuerdo: el 22 de diciembre de 2004, un usuario no identificado agregó un párrafo definiéndolo como un admirador de Fidel Castro que financiaba a los medios amigos con publicidad del Estado; un día después, una chica llamada Silvina borró el comentario del artículo pero en apenas 20 minutos otro usuario tal vez el mismo lo reincorporó agregando que Kirchner sumó a la Corte Suprema de Justifica cuatro personas que “nunca habían sido jueces en su vida”. Luego de sufrir una modificación cada diez minutos, el artículo fue bloqueado y los polemistas remitidos al foro.

En el caso de Francisco Franco, las discusiones ocupan 35 páginas paralelas a la biografía, donde se pueden hallar opiniones encontradas e intentos de lograr un punto medio a la hora de describir su vida y obra: un usuario escribe que “es innegable que Franco fuera un GRAN HOMBRE y no veo que a nadie le deba molestar que se le llame por lo que era, UN SALVADOR”, a lo que otro, rápidamente, contesta: “Llamar a Franco UN SALVADOR, GRAN HOMBRE sólo denota fanatismo, ignorancia y claro sesgo político”.

Por supuesto, las discusiones a veces se tornan bizantinas: un wikipedista llamado Anagnorisis se queja del uso de la palabra trono en una foto (“Franco sentado en una silla, sillón, o como se llame no se puede llamar trono a menos que fuera de forma irónica en cuyo caso iría entre comillas , y obviamente no se compaginaría con la intención de neutralidad. Por este motivo voy a quitar esa palabra”), y otro le responde con la definición del diccionario pidiéndole que restituya el anterior pie de foto.



Otras polémicas ocurrieron en torno a las ideas de Fernando Savater o el supuesto apoyo público del grupo La oreja de Van Gogh a la ETA (desmentido por los usuarios como una leyenda urbana). La última polémica está relacionada con Letizia Ortiz: aunque al principio los comentarios eran leves (“¿no resulta curioso que en una biografía tan pormenorizada [hasta el nombre del hospital donde nació] se omita algo tan importante en su vida como que se casó y se divorció?”), el tema fue poniéndose tenso (“el artículo habla de que su padre es periodista, y no es así, es técnico de sonido, y su abuela no fue locutora de radio, sino que puso la voz a un anuncio en una radio local”) hasta llegar a un wikipedista que anota “cuando era estudiante, se declaraba como comunista, republicana y atea […] es curioso que acabara casada por la iglesia y con un príncipe”.

En medios de estas peleas que le quitaban credibilidad ante el público, el anuncio de la revista Nature declarando que Wikipedia y la Enciclopedia Británica eran “casi igual de precisas” fue de gran ayuda. Los responsables de la Enciclopedia Británica pidieron que la revista se retractara, denunciando al estudio como “una trama de falta de cuidado, indiferencia a estándares académicos básicos y errores obvios tan numerosos que invalidan completamente los resultados”. Nature les respondió con un comunicado: “Rechazamos esas acusaciones, y estamos seguros de que nuestras comparaciones son justas”.

El estudio original fue realizado por un grupo de científicos que evaluó 50 pares de artículos sin saber cuál era la fuente. Los expertos encontraron 162 errores en Wikipedia y 123 en la Enciclopedia Británica. Según Nature, la ventaja de la publicación inglesa no era grande en cuestiones científicas aunque criticaba la forma en que Wikipedia aceptaba los artículos, sin someterlos a un comité de relectura especializado.

El filósofo Enrique Valiente Noailles aclaró el tema al escribir que en realidad la Enciclopedia Británica y Wikipedia responden a diferentes épocas: “la primera procede concentrando la autoridad, la segunda mediante la dispersión; una procede con un concepto organizado de jerarquía, la otra desjerarquiza las intervenciones. En una el texto está escrito, y adopta cierta permanencia, en la otra, el texto está escribiéndose en forma imprevisible y continua”. Para él, Wikipedia muestra el debate en tiempo real, sin esperar el juicio de la historia, y lo demuestra con las guerras de edición que sufrieron las biografías de Franco y Kirchner, donde los usuarios corrigen y reescriben día a día los perfiles sin esperar la opinión de los expertos, confiando en que sucesivas ediciones lograrán imponer una visión equilibrada entre posiciones enfrentados.

En “Los riesgos de Wikipedia“, Umberto Eco sintetizó la opinión contradictoria de los intelectuales ante el tema, confesando que “cuando he tenido la ocasión de consultarla sobre argumentos que conocía (para controlar una fecha o el título de un libro), la he encontrado siempre bastante bien hecha y bien informada”, pero aclarando que “eso de estar abierta a la colaboración de cualquiera presenta sus riesgos, y ha sucedido que a algunas personas se les atribuyera cosas que no han hecho e incluso acciones reprobables”.

Su pregunta final ha sido repetida interminables veces desde la creación de la enciclopedia en 2001: “¿Quién controla en la Wikipedia no sólo los textos sino también sus correcciones? ¿O actúa una suerte de compensación estadística, por la cual una noticia falsa antes o después se localiza?”.

La respuesta la dio el editor de la revista Wired, Chris Anderson en su weblog (www.thelongtail.com): “Google, Wikipedia y los blogs son sistemas que operan sobre una lógica que nos es extraña, la de la probabilidad y la estadística”.

Es decir: el total de la información es buena, comparada con los pequeños errores que puede haber. “La enciclopedia mejora a medida que crece su volumen”, explica Anderson, gracias a las correcciones de los usuarios.

Wikipedia tienen ahora dos competidoras que ofrecen una mejora de esas “deficiencias de edición”: la primera es Scholarpedia. Aunque los editores aclaran que “es similar a Wikipedia” porque “cada usuario registrado puede revisar y expandir [aunque no escribir] los artículos”, su rango de temas es muy limitado: “Computational Neuroscience, Dynamical Systems, Computational Intelligence and Astrophysics”. Cada artículo sobre el tema es escrito por un experto (invitado o elegido por el público de la enciclopedia) y cada modificación posterior debe ser aprobada por él. Según los responsables: “su trabajo es similar al del curador de un museo”.

Más ambiciosa es Citizendium: la enciclopedia creada en 2006 por el cofundador actualmente alejado de Wikipedia, Larry Sanger, que quiere implantar un modelo mixto donde los visitantes puedan generar contenidos pero siempre bajo la supervisión de editores profesionales que ayudarán, se supone, a disminuir las inexactitudes y evitar las guerras de edición y los actos de sabotaje que ha venido sufriendo Wikipedia. Los editores darán el sello de “aprobado” sólo a los artículos que consideren de calidad.

Más allá de estas discusiones y la apertura de nuevos campos de batalla (entre ellos una enciclopedia conservadora), la Wikipedia todavía se mantiene entre los diez sitios Web más conocidos del mundo junto a YouTube y Google: la visitan diariamente un 7% de los mil 200 millones de usuarios de Internet y en las resoluciones judiciales de Estados Unidos se la cita cuatro veces más que a la Enciclopedia Británica.

Wikicifras

Según Nielsen, Wikipedia tiene cuatro mil 876 millones de usuarios únicos. Los datos de Alexa arrojan, por su parte, que esta enciclopedia virtual se encuentra en el lugar nueve de los sitios Web más visitados en el mundo; detrás de Yahoo!, Google, YouTube, Windows Live, MSN, Myspace, Facebook y Hi5. Es decir, Wikipedia es la página de Internet informativa más visitada.

En México y Argentina, este sitio Web se ubica en el número 15 de la lista de las páginas con mayor número de visitas; en Estados Unidos ocupa el lugar ocho.

Recientemente Wikipedia lanzó al mercado su propio buscador : Wiki Search, el cual buscará competir con Google quien, por su parte, hace semanas presentó su proyecto Knol, enciclopedia con contenidos libres que disputará el mercado que domina hasta ahora Wikipedia.

Después de casi siete años de haber sido creada la versión en español de Wikipedia (mayo 2001), ésta alcanzó en noviembre de 2007 los 300 mil artículos; cifra que aún parece lejana de los dos millones con los que cuenta la edición en inglés. No obstante estas cifras, en el último año, la enciclopedia wiki presentó una disminución del 25% de textos editados.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password