Un proyecto visionario

Opinión

Este es el primer proyecto editorial mexicano especializado en el análisis de los medios de comunicación, surgió en el marco de las primeras elecciones federales competidas en nuestra historia, en septiembre de 1988. Con el auspicio de la Fundación Manuel Buendía, una asociación civil integrada por periodistas y académicos de varias universidades y facultades de comunicación nació para emprender el estudio de la trascendencia de los medios de comunicación, la revisión de sus contenidos y la delimitación de parámetros académicos para la formación de periodistas. Sin duda las revistas Zócalo y etcétera, además de la trayectoria de buena parte de los actuales expertos en la materia, no se explican sin aquel esfuerzo.


En el primer editorial de esta publicación bimestral, sus fundadores tenían muy clara una convicción: “Los medios de comunicación constituyen poderosas instancias de movilización y tienen frente a la nación responsabilidades que van más allá del rejuego de pérdidas y ganancias; creemos urgente estimular su estudio, y manifestamos que como su acción a todos afecta en algún grado, a todos corresponde también legítimamente el derecho de exigirle una actitud responsable y clara ante el país”


En una época en que la pluralidad política y los proyectos periodísticos independientes reclamaban cada vez mayores espacios a un régimen autoritario que se resistía a perder su control casi absoluto, la Revista Mexicana de Comunicación además tomó la iniciativa de exponer, a través de su análisis de los medios electrónicos e impresos, los desafíos que tenía el país para su tránsito democrático. En su número debut, a través de Luis Javier Garrido, se hace un recuento de la obra de Manuel Buendía, como uno de los más destacados exponentes de los géneros de opinión e inspirador de este esfuerzo periodístico; asimismo se presenta una recopilación de los casos de agresiones a periodistas de la época. De igual manera es interesante el debate entre reconocidos académicos sobre el estado que guardaba la investigación en comunicación, que en aquellos años, se decía estaba muy ideologizada.


Este grupo de profesionales de la comunicación encabezado por Miguel Ángel Sánchez de Armas, con una amplia trayectoria en la academia y los medios, conformaron este proyecto en cuyo consejo editorial y plantilla de colaboradores figuran nombres como Miguel Ángel Granados Chapa, José Luis Gutiérrez Espíndola, Javier Esteinou, Fátima Fernández, Florence Toussaint, Fernando Mejía Barquera, Humberto Musacchio y Omar Raúl Martínez, entre otros.


Durtante casi 27 años, la Revista Mexicana de Comunicación ha ofrecido investigaciones y colaboraciones periodísticas en las cuales se analizan no sólo los contenidos de los medios, sino su régimen legal, sus efectos en las audiencias, así como la aplicación o no de los códigos deontológicos que rigen al periodismo, no sólo en México sino en América Latina y otros países del mundo. En cada número también se han presentado novedades bibliográficas en materia de comunicación y fragmentos de tesis universitarias del ramo, para enriquecer la profesionalización de los periodistas en formación y en activo.


La revista fue dirigida por Sánchez de Armas desde su primer ejemplar en 1998 y hasta 1992, cuando cedió la estafeta a Omar Raúl Martínez, quien estuvo al frente hasta que su mermada salud se lo impidió. Como la gran mayoría de los medios impresos en México, desafortunadamente este proyecto no ha estado exento de presiones financieras que han complicado su producción y comercialización, y esto ha sucedido a tal grado que su actual presencia es testimonial. Con motivo de reacomodos internos en la Fundación Manuel Buendía, desde enero de 2015, el proyecto ha sido acogido por la Universidad Autónoma Metropolitana, Campus Cuajimalpa.  

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password