Cinque Terre

Rubén Aguilar Valenzuela

[email protected]

Consultor, profesor y articulista y exvocero presidencial

Trump y el periodismo

La mentira es central en la estrategia política-comunicacional del presidente de EU. Que los medios hagan eso evidente lo saca de balance.

El instrumento más poderoso que Donald Trump utilizó durante la campaña fue la mentira y ante los enormes beneficios tiene contemplado seguir valiéndose de ella. Hay una relación directa entre esas mentiras y el apoyo de los sectores más recalcitrantes de la derecha. Los periodistas al desvelar sus mentiras le arrebatan ese instrumento. Trump descalifica a los medios y recupera credibilidad ante los suyos.

Cuando el Presidente ataca a la prensa no es un arrebato sino un calculo. Busca desprestigiar a la que no está con él y asume el costo. Busca también minar la función de la prensa en la sociedad democrática; le molesta ese binomio. El periodismo libre e independiente no es afín a su ideología y a su proyecto.

Según Trump solo son buenos e imparciales los medios que simpatizan con él. Los demás son lo contrario, malos y parciales. El ultraderechista Steve Bannon, uno de sus principales asesores, califica a la prensa crítica como “el partido de oposición”. Así se entiende que Trump golpee contínuamente a medios como The New York Times, The Washington Post y CNN. Ellos, intentan ejercer un periodismo libre, se han propuesto evidenciar las mentiras de Trump. Los votantes de Trump, de las distintas gamas de la derecha estadounidenses, están convencidos de que medios como The New York Times son instrumentos del comunismo y que él presidente hace bien en descalificarlos y todavía mejor en hostigarlos.

Trump tiene en la verdad a su máximo enemigo. Atenta, contra su proyecto político-comunicacional. La diferencia entre los medios, profesionales e independientes y el Presidente se origina en ese punto. El conflicto es abierto y declarado. Y puede escalar.

Trump, mentiroso por definición, acusa a los medios no afines de mentir, ser deshonestos y “enemigos del pueblo estadounidense”. En la medida que estos medios cumplen con su papel, las acusaciones serán más graves. Él ya los definió como enemigos y a los enemigos se les combate. Por lo pronto, entre otras cosas, ya impidió un día el acceso a la rueda de prensa de la Casa Blanca a The New York Times, CNN, Los Ángeles Times, el portal Político y a la empresa de medios Buzzfeed. Es algo inédito en EU.

Las declaraciones de Trump y sus funcionarios buscan desprestigiar al periodismo profesional e independiente, pero también, y esto es más grave, inhibirlo y en la medida que se pueda controlarlo. Para Trump el ataque a los medios se inscribe en el marco de su política pública. Es un acto de evidente censura. La Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca (WHCA), protestó por la medida. El argumento de portavoz de Trump fue: “vamos a contrarrestar de forma agresiva. No vamos a quedarnos sentados y permitir narrativas falsas, historias falsas, hechos poco concretos”. En síntesis, quien no piense como yo no tiene lugar.

Trump atenta contra uno de los derechos centrales de la democracia estadounidense expresado en la Primera Enmienda de la Constitución. The Washington Post ha puesto un nuevo lema bajo su cabecera: “La democracia muere en la obscuridad”. Y Times que nombró a Trump el hombre del año en 2016 afirma que lo hizo: “Por recordar a EU que la demagogia se alimenta de la desesperación y que la verdad es tan poderosa como la confianza en los que la dicen; por potenciar a un electorado oculto mediante la incorporación de sus furias y retransmisión en vivo de sus miedos; y por enmarcar la cultura política del mañana mediante la demolición del ayer”.

Trump ha dividido a la sociedad estadounidense y ha hecho que surja a la luz pública lo peor de esa nación, pero visto como valor. Y Times añade que el presidente “a sus creyentes entrega cambio (…) a sus detractores inspira miedo tanto por lo que pueda hacer como por lo que pueda llegar a hacer en su nombre”. En EU, la libertad de expresión está en riesgo.

 

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password