Joyeria de plata mexicana para cautivar
Cinque Terre

etcétera

Se frustra otra iniciativa de Red

La Red de Televisoras y Radiodifusoras Educativas y Culturales, A. C. canceló la presentación de una iniciativa de ley sobre medios públicos que, en el marco del congreso organizado por la Red que se realizara los días 27 y 28 de septiembre, se entregaría al Senado de la República. Esto fue resuelto el 21 de septiembre en virtud de las críticas que recibió por la forma en cómo se procesó aquella propuesta y por su contenido inconsistente y errático.

Durante el primer trimestre de este año la Red enarboló el primer proyecto de iniciativa, elaborado por el despacho Zambrano y Madrazo, que tenía profundas deficiencias técnicas y jurídicas. Tres ejemplos: 1) confundía el régimen de permisos con el de concesiones; 2) no incorporó a las radios comunitarias, y 3) se integró el artículo 28 de la ley de radiodifusión que, en esos días, era analizado por la Corte para declararlo inconstitucional, como finalmente lo hizo junto con otros artículos, el 7 de junio. Como el lector sabe, en etcétera dimos cuenta de tales inconsistencias más aún cuando, al falsear los hechos, Excélsior aseguró que ese proyecto había sido elaborado por los senadores promotores de la acción de inconstitucionalidad contra la Ley Televisa.

Durante los meses siguientes, como dijimos aquí también, Ernesto Velásquez, presidente de la Red, promovió una nueva iniciativa. Pero no la discutió con los directivos de los medios de Estado que integran a esa organización. Él quería presentarla en dicho congreso y como colofón de su cargo entregarla al Senado. No sucedió eso porque se multiplicó el genuino reclamo de participar en el análisis del proyecto y porque el dictamen del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM le resultó desfavorable. Y cómo no, si la propuesta era igual o más inconsistente que la anterior pues no sólo no integró un marco jurídico homogéneo sino que se planteó una especie de ley de ayuda donde se tipificaban diversas aportaciones para el financiamiento de aquellos medios. Qué lástima. Hombre vital que sin duda es, el señor Ernesto Velásquez ahora piensa en quién será su sucesor en la Red.

Cuando nos referimos ese documento de la Red que estaba en elaboración, en la edición de agosto publicamos: “Ojalá que en esta ocasión, el documento que elabora la Red sea congruente y, sobre todo, esté a la altura de la radiodifusión pública que requiere nuestro país”. No fue así aunque, gracias al contexto que se da por la disposición en el Senado por elaborar una ley de radiodifusión y telecomunicaciones, se abre otra vez un esperanzador campo de posibilidades. Si algún aporte dio al respecto la Red es que, al menos, ya se sabe lo que no debe hacerse.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password