Cinque Terre

Vanessa Díaz

Regulación mediática

Australia está ubicada en el hemisferio sur, ocupa toda la parte continental de Oceanía, el continente más pequeño; sin embargo, es el sexto país más grande del mundo. La radio y televisión australiana es materia de regulación a nivel federal por parte del Parlamento, que es bicameral. Los servicios de radio comenzaron en 1923 y los de televisión en 1956.

Australia cuenta con la ley Broadcasting Services Act. (BSA) que establece el marco regulatorio, determina la estructura de la industria de la radio y televisión australiana; además, señala las categorías o tipos de servicios de transmisión. Dicha ley se promulgó en 1992 y ha sido reformada en varias ocasiones, la última modificación fue en 2009; la mayoría tuvo la intención de establecer un marco regulatorio sobre el contenido en medios electrónicos, sobre todo en Internet.

¿Cómo funciona el marco regulatorio? La Australian Communications and Media Authority (ACMA) es el órgano regulador responsable de la difusión y contenido en radio y televisión, Internet, radiocomunicación y telecomunicaciones. Sus principales funciones son promover la autorregulación y competitividad en la industria de comunicación electrónica; proteger a los consumidores y usuarios; fomentar un ambiente en el que los medios de comunicación electrónicos cumplan con los estándares de calidad, respeten a la audiencia y cubran sus necesidades; administrar la disponibilidad y acceso a la explotación del espectro electromagnético, y representar a nivel internacional los intereses australianos en comunicaciones.

En materia de radio y televisión, la ACMA se encarga de administrar las reglas de titularidad y control de los servicios de radiodifusión; de otorgar, renovar y suspender las licencias; regular el contenido, así como planificar y distribuir las frecuencias y los canales que utilizan.

Las normas que regulan el contenido de la programación de la radio y la televisión se encuentran establecidas en códigos de práctica desarrollados por representantes de la industria, aprobados por ACMA, y en los estándares de programación emitidos por el mismo órgano. Para obtener la autorización de los códigos de práctica estos deben satisfacer varios requisitos; destacan la consulta pública del propio código por parte de la audiencia y el establecimiento de mecanismos en los que la audiencia pueda inconformarse.

El 1 de enero de 2010 entró en vigor el nuevo Código de Prácticas que regula el contenido de la televisión abierta australiana (Free TV Australia). En julio de 2009, ACMA le autorizó realizar la consulta pública, que se hizo en agosto de 2009; fecha en la que publicó el borrador de código en la prensa escrita, en radio y televisión de cada estado y territorio australiano. Además, una nota explicatoria y el borrador estuvieron disponibles para su consulta en su sitio web (www.freetv. com.au). También, distribuyó notas en los periódicos y gacetas parlamentarias. La retroalimentación tuvo como fecha límite octubre de 2009.

Así, el borrador final del Código fue sometido a la aprobación y registro de ACMA. Por su parte, ésta registró el Código con efectos a partir del 1 de enero de 2010, una vez que se validaron los siguientes requisitos: cumplir con los estándares previamente establecidos, contar con el consenso de la mayoría de los representantes de la industria de televisión comercial abierta y el público (audiencia) tuvo el tiempo adecuado para emitir su opiniones o sugerencias. Cabe destacar que, una vez que entró en vigor el Código, cuando existe incumplimiento por parte de cualquier televisora, ésta es sujeta a serias sanciones.

Los objetivos del Código son regular el contenido de programación y publicidad con base en los estándares de calidad previamente establecidos (tanto en la BSA como por ACMA) igualmente para la audiencia infantil y general, informar a la audiencia de las opciones de la programación y proveer mecanismos efectivos para recibir y solucionar las quejas de los televidentes.

El Código de Prácticas de la Industria de la Televisión Comercial (2010) cubre los siguientes aspectos:

– La clasificación de la programación se basa en el sistema de horarios, que proporciona a los televidentes símbolos en la pantalla sobre la clasificación del contenido.

– Exactitud, imparcialidad y respeto a la privacidad en la elaboración de noticias.

– Establecimiento de plazos en de programación de bajo nivel cultural, con el objetivo de balancear las millares de horas de difusión de programación de bajo nivel cultural transmitido por cada una de las estaciones de televisión cada año.

– Clasificación y colocación de anuncios publicitarios, de avisos del servicio comunitario y de promociones de la programación.

– Procedimiento de quejas y solución de éstas por parte de las estaciones de televisión.

El Código reconoce que existen diversos asuntos en los cuales, la dirección de las estaciones de televisión, se asiste de reporteros y productores del programa, en cuanto a la manera apropiada para presentar cierto material, pero señala que debe sujetarse a lo establecido en el Código (pero no formalmente debido a la naturaleza consultiva), en la serie de notas consultivas existentes, en la BSA y a lo emitido por ACMA.

Una sección interesante es la relativa al procedimiento de quejas con el cual los televidentes pueden presentar comentarios o quejas respecto a la difusión y contenido de la programación. El Código establece que todas las estaciones de televisión deberán:

– Promover el Código y el procedimiento de quejas a través de los diferentes horarios de clasificación.

– Registrar y canalizar al personal correspondiente todas las quejas y sugerencias recibidas por teléfono. (La normatividad reconoce que la primera vía de acceso de los televidentes es el teléfono.)

– A los televidentes que vía telefónica realizan su queja y desean darle seguimiento, se les informará que deberán escribir a la estación de televisión o presentar una queja vía electrónica en www.freetv.com.au.

– Investigar y responder por escrito todas y cada una de las quejas presentadas en los plazos establecidos.

– En caso de que el denunciante considere que la respuesta otorgada no satisface sus intereses, éste podrá recurrir al ACMA para la respectiva investigación.

– Las estaciones de televisión proporcionarán informes trimestrales a ACMA respecto al número y sustanciación de todas las quejas recibidas.

El Código señala como responsables a los locutores o presentadores de los programas para responder a las quejas de la comunidad. La experiencia confirma que ésta animó un diálogo responsivo e interactivo entre la industria y la comunidad que sirve. Los televidentes y las estaciones se benefician de esta interacción. Los televidentes tienen acceso inmediato a comentar respecto al material, y los clasificadores y los programadores de la estación utilizan esta retroalimentación para supervisar los estándares de la comunidad.

Otro aspecto interesante del Código son los reality shows; los cuales están ocupando cantidades de tiempo cada vez mayores en la programación de televisión. En respuesta a las preocupaciones de la comunidad, la Free TV Australia incluyó una nueva categoría de material proscrito en la cláusula 1.9.7 para prohibir el material que presenta a participantes en programas de televisión de la realidad de una manera sexual que devalúe seriamente a esa persona. Además, se resalta la clasificación que incorpora distinciones entre los actores que simulan un comportamiento y las personas verdaderas.

En este sentido, la ley señala que el equipo de producción deberá incorporar personal para censurar el lenguaje ofensivo y la visión de falta de definición tratándose de menores o bien cuando la persona solicite que su imagen no se muestre en televisión.

El Código intenta balancear y prever los diversos intereses de la sociedad australiana en la entrega de los servicios comerciales de la televisión. La Free TV Australia considera que la norma actual está funcionando bien y, basado en la retroalimentación de los televidentes recibida por las estaciones, la mayoría de los televidentes están satisfechos con la programación actual.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password