Cinque Terre

Angélica Recillas

Licenciada en Comunicación.

La redituable industria de las Fake News

Informes con supuesto sustento científico, difusión de reportes distorsionados o falsos, manipulación deliberada de datos respecto a historias de alto impacto o la construcción de golpes mediáticos dirigidos a políticos o personajes públicos, son los contenidos que abundan en varios portales digitales que se ostentan como medios alternativos. Una farsa.

El vaticinio de un gran terremoto por parte de la UNAM y los supuestos contratos millonarios del gobierno con Enrique Krauze, son tan sólo algunas de las mentiras más recientes divulgadas por estos sitios web, que abrevan principalmente de las redes sociales para construir sus contenidos, la mayoría de las veces hechos al vapor, sin verificar información ni demostrar fehacientemente lo que en ellos se afirma.

La proliferación de este tipo de portales y la difusión de noticias falsas no son prácticas fortuitas; en plena era digital donde el rating radica en el like y el clic, estos medios buscan historias llamativas para obtenerlos y en muchos casos volverlas virales. Su actividad se intensifica en coyunturas complejas como procesos electorales; sus informaciones tienen una clara consigna en contra de ciertos actores y a favor de otros, con lo que contribuyen a alentar la polarización social. Las fake news no es un fenómeno privativo de México, también se da en otros países del mundo, como recientemente ocurrió en las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

Polemón, sus odios y fijaciones

El pasado 3 de octubre, la revista digital Polemon difundió un reporte titulado “Enrique Krauze, el contratista intelectual consentido de Peña Nieto”, en el que dice que el historiador recibió contratos millonarios del gobierno de Enrique Peña Nieto a través de Editorial Clío, Libros y Videos, SA de CV, de la que el historiador es fundador y director general.

Para apuntalar “su historia” exhibe las copias de las facturas que dicha compañía suscribe con diferentes dependencia gubernamentales y afirma que éstas son las “pruebas” de los negocios de Krauze con la administración de Peña Nieto. No obstante omiten y distorsionan detalles clave sobre esta documentación, con la clara intención de defenestrar al historiador, contra quien no se escatiman adjetivos y juicios de valor que predisponen al lector a tomar una postura en contra.

No se aclara que Editorial Clío, Libros y Videos SA de CV, es una empresa multimedia dedicada principalmente a la producción audiovisual y elaboración de documentales históricos. Su sitio de Internet explica que es un proyecto creado en conjunto con Televisa para la difusión de la historia de México. Para tal efecto, Clío cuenta con espacios propios dentro de la televisora, en los que aparece publicidad institucional por la cual se factura y se paga, pero ello no implica que Clío sea la realizadora de estos promocionales.

De hecho, Clío nunca ha hecho spots gubernamentales y los documentales que transmite por televisión recogen opiniones de diferentes posturas políticas. Esta dinámica se ha mantenido a lo largo de los 26 años de existencia de la empresa. Tampoco se menciona que dependencias como la Secretaría de Defensa Nacional también contratan a otras realizadoras como Discovery.

Todos estos datos se omiten deliberadamente para mantener la línea discursiva de una relación perversa entre Krauze y el gobierno de Peña Nieto y para reafirmarla, agregan aseveraciones de que el historiador es “férreo defensor” de la privatización del petróleo y la reforma educativa, por el hecho de que en los espacios que Clío tiene en Televisa, se transmitieron spots de las secretarías de Energía y Educación Pública, por ejemplo.

En la página de Facebook de Polemon, su jefe de Información, Jorge Gómez Naredo, grabó un mensaje en video para anunciar la publicación de este reporte del cual es autor. Afirma que su “investigación” es la respuesta a la “fijación” de Krauze contra “los movimientos de izquierda”.

Sin embargo, Gómez Naredo guía su trabajo por sus propias fijaciones: descalificar a Enrique Krauze, por considerarlo “enemigo” de Andrés Manuel López Obrador, personaje con quien Gómez Naredo no oculta su simpatía, es más, es promotor y difusor de su ideario político.

Además del reporte sobre los supuestos contratos de Krauze con el gobierno de Peña Nieto, en agosto pasado escribió otro texto contra el también escritor al que acusa de “reciclar mentiras” en contra de López Obrador, cuyo párrafo inicial dice:

“Enrique Krauze es uno de los ideólogos más reputados de la derecha mexicana. Él se asume como ‘liberal’, pero en realidad sus palabras, todo lo que él dice y escribe, está hecho para congraciar a un pequeño grupo de personajes que desean continuar haciendo de nuestro país un país injusto, desigual, ciego, roto”.

En realidad, Gómez Naredo es quien incurre en el “reciclaje” porque su reporte sobre los supuestos contratos, lo inicia de manera casi idéntica: poniendo en duda que Krauze sea liberal y en ambos textos llega a la misma conclusión: el historiador tiene como motivación central de su actividad atacar a López Obrador.

En septiembre de 2015, Gómez Naredo publicó un artículo en donde critica que el entonces presidente municipal de Orizaba, Veracruz, erigiera un monumento a Porfirio Díaz en dicha localidad. Según el autor, esa acción es resultado de los esfuerzos de Enrique Krauze y otros “intelectuales de derecha” por reivindicar la figura del expresidente. Es decir, al vincular al historiador en un hecho en el que es totalmente ajeno, el director de Polemón deja al descubierto sus fijaciones.

Gómez Naredo se describe así en su perfil de Twitter: “Lleno de odios y filias, de palabras y silencios”. Alguien que se rige bajo esas directrices para hacer periodismo, el resultado está a la vista: un sitio de Internet dedicado a la promoción de un líder y partido político y a la descalificación.

Polemon anuncia en su sitio a medios a los que llama “aliados” como son Radio AMLO y Reverso, éste último un portal de Internet en el que se publican exactamente las
mismas notas que en Polemón.

Revolución 3.0 y Regeneración, misma militancia y línea de acción

Además de Polemon, otros sitios digitales difunden ampliamente las actividades de Andrés Manuel López Obrador y Morena, y en contraste, publican numerosas críticas a sus adversarios y el gobierno federal. Se trata de Revolución 3.0 y Regeneración.

Que los medios tengan militancia e intereses partidistas es algo normal, el problema es cuando en aras de ello, recurren al denuesto, la manipulación, la distorsión e incluso la mentira.

En el caso de Revolución 3.0, sitio dirigido por el productor Epigmenio Ibarra, publicó el lunes 16 de octubre una nota sobre la constancia que recibió Margarita Zavala de parte del INE para comenzar la recolección de firmas que le permitan ser candidata independiente a la Presidencia de la República. El reporte indica que a las afueras de las oficinas de Zavala, en la colonia Del Valle, se congregaron sus simpatizantes para arrancar con la reunión de firmas y que un hombre les gritó desde un inmueble cercano “¡Ya dejen dormir!”. El texto no adjunta video o grabación que demuestre que esto sea cierto, con lo cual evidencia la intención de agregarle una inexistente muestra de rechazo hacia la aspirante presidencial.

No es la única ocasión que este sitio intenta descalificar a la exprimera dama. El 28 de diciembre de 2016, publicó una nota que aseguraba que Margarita Zavala era investigada por la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) por un fraude millonario con la práctica de La Flor de la Abundancia. En aquella fecha, esta especie fue replicada por Fabrizio Mejía en su cuenta de Twitter. Al respecto, quien esto escribe consultó los archivos digitales de la Fepade y no existe ninguna investigación en este sentido.

Este mismo medio digital difundió el 11 de octubre que el delegado en Venustiano Carranza, Israel Moreno Rivera, del PRD, escondió ayuda destinada a los damnificados del sismo en una bodega en el Velódromo de la Magdalena Mixhuca. La fuente: “una persona que tuvo acceso al lugar”. En la fotografía adjunta se observa a unas personas rodeadas de grandes cantidades de víveres, artículos de limpieza y aseo personal, pero esta imagen corresponde al diario La Verdad, de Ecuador, país donde se registró un terremoto en mayo de 2016.

Regeneración también ha contribuido a la difusión de noticias falsas en contra de los probables adversarios de Andrés Manuel López Obrador. El 10 de marzo publicó el reporte “Margarita Zavala pide a Trump intervencionismo en elección de 2018”, el cual alude a la visita que la entonces militante del PAN realizó a Washington y a su discurso pronunciado en aquella ciudad, donde habló de los gobiernos “populistas” en América Latina y cuestionó el tipo de gobierno que tendría México en caso de que ella no ganara las elecciones presidenciales de 2018.

Los editores distorsionaron las palabras de Zavala al señalar que estaba pidiendo una intervención del gobierno estadounidense en la elección presidencial para evitar una posible alternancia hacia la izquierda en México.

Otra forma de manipulación a la que recurre Regeneración es el reciclaje de información. El 14 de octubre publicó una nota relacionada con un estudio realizado en la Universidad de Boston, el cual dice que el consumo excesivo de bebidas azucaradas light puede ocasionar daño cerebral e incluso Alzheimer.

Ese estudio fue divulgado desde abril en varios medios de comunicación, nacionales e internacionales, sin embargo, este portal lo rescata casi seis meses después y para presentarlo, le pone un video con diversas declaraciones del presidente Enrique Peña Nieto, distorsionadas intencionalmente para sugerir que tiene alguna afectación cerebral.
La intencionalidad, es obvia, descalificar al Ejecutivo e incitar a los usuarios de redes a hacer otro tanto.

Comparte, difunde. Argumento Político buscando clics

“Investigador predijo terremoto con mayor intensidad y ahora advierte que las autoridades ocultan información”; dicha cabeza da título a una nota del portal Argumento Político en la que se adjunta un video de un presunto científico extranjero de nombre Alex Backman que dice tener “pruebas” que demuestran que el gobierno de México “sabía” que ocurriría un sismo de gran magnitud con epicentro en Chiapas, el ocurrido el 7 de septiembre. Acusa que las autoridades desestimaron sus investigaciones y 12 días después tuvo lugar un segundo terremoto; agrega que el gobierno “manipuló información” para ocultar que dicho movimiento telúrico causó “daños” en el Volcán Popocatépetl.

Pero no fue el único bulo con respecto al sismo publicado por este portal; hubo otros en donde se atribuía a la UNAM el vaticinio de un nuevo movimiento telúrico superior a los 8 grados. Este último fue ampliamente difundido en las redes sociales, ante lo cual la UNAM emitió una comunicación, por esta misma vía, para pedir a la población no hacer caso de rumores que buscan generar alarma y confusión. A pesar de la advertencia, la ola desinformativa continuó.

Este sitio web carece de información sobre su equipo editorial, pero en realidad no se necesita cuando los contenidos se basan “remakes” de informaciones tomadas de las redes sociales o de otros portales de Internet, a las cuales se les imprime un toque de sensacionalismo o abiertamente se distorsionan para atraer más lectores y por lo tanto, más likes.

Un ejemplo claro lo tenemos en el video de YouTube subido por el conductor de televisión Facundo, y retomado por este sitio web, en el que el locutor hace un recorrido por una residencia en Texas, presuntamente propiedad del exgobernador de Veracruz, Javier Duarte, en la cual se observan automóviles de lujo y otras cosas de valor. A pesar de que no existen evidencias de que el inmueble pertenezca a Duarte, y de que el realizador reconozca que se metió de manera ilegal al mismo, este material fue reproducido por otros medios de comunicación como Sin Embargo y La Silla Rota.

Otros ejemplos de las especies que circulan en redes gracias a este portal son los siguientes: “La Tierra será golpeada por una fuerte tormenta magnética el próximo viernes 13”, “Lanzan campaña para consumir Barrilitos en lugar de Coca-Cola”, “Video del hombre arrastrado por una fuerza paranormal se vuelve viral”, “Testigos aseguran que hay un fantasma en la Basílica de Guadalupe”, entre otras historias que obtienen decenas e incluso hasta cientos de clics a pesar de lo absurdas que puedan resultar. En la mayoría de ellas, los administradores de este sitio recomiendan a sus lectores: Difunde, comparte, y por supuesto, muchos siguen la instrucción al pie de la letra.

Una tendencia que hace escuela

En el universo de los medios digitales y las redes sociales, han surgido diversos sitios de Internet que, como apunta el periodista Luis Roberto Castrillón, especialista en análisis y detección de noticias falsas, su estrategia es apelar a las emociones y jugar con las “cajas de resonancia” de los usuarios.

“Se trata de inventar o distorsionar información desde una postura ideológica o político partidista. Básicamente están jugando con las emociones de quienes los leen”, explica en su página #ElEditordelaSemana.

Además de Argumento Político, otros sitios populares entre las audiencias digitales, siempre ávidas de compartir, difundir y viralizar contenidos, independientemente de su calidad informativa, son Guruchuirer, DenunciaLeaks, Quinto Poder y El Espectador.mx, todos ellos con un común denominador: el anonimato de sus realizadores y la frecuente difusión de “remakes” es decir, notas recicladas de otros medios con el sesgo de la casa, y desde luego fake news o noticias falsas.

Guruchuirer se “fusiló” el 7 de octubre una información publicada originalmente por El Universal, donde hace referencia a un presunto estudio científico elaborado por un profesor de Geofísica de la Universidad Autónoma de Nuevo León, en la que se asocia la reciente actividad sísmica en la entidad con la extracción de gas a través de la inyección de agua al subsuelo, práctica conocida como “fracking”. Pues bien, Guruchuirer le pone la siguiente cabeza a su nota: “El fracking promovido por EPN en su reforma puede provocar sismos, concluye estudio”. O sea, el portal está culpando directamente al Presidente de México de que haya sismos.

Este mismo medio difundió el 14 de octubre una nota sobre las sorprendentemente certeras predicciones de Mhoni Vidente acerca del acontecer de México y el mundo y anota que la más reciente de ellas, es la del asesinato del vocalista de la Banda Cuisillos.

El portal Homozapping, dirigido por Jenaro Villamil, publicó el 16 de octubre una nota en la que afirma que con el fin de reivindicar la imagen del presidente Enrique Peña Nieto y citando pasajes bíblicos, sacerdotes de la Iglesia Católica buscan hacer creer a los fieles que es pecado ir en contra del presidente. La fuente es el portal DenunciaLeaks. Lo que Villamil no aclara a sus lectores es que dicha información fue publicada en ese sitio web desde febrero, ni tampoco transparenta su intención al reciclar una nota falsa difundida desde hace ocho meses.

En ese portal también pueden encontrarse otros contenidos de baja estofa como: “Carmen Salinas enfurece y protesta contra AMLO porque no ha donado dinero, AMLO no seas lagarto #FirmaYa”; “Donald Trump ordena a Coca Cola abandonar producción en México” o “Sacerdote pide se castigue con cárcel al usuario que ofendió al Niño Dios con Pasito Perrón”.

Por lo que respecta a Quinto Poder, se trata de un portal que retoma varias de las informaciones difundidas en los medios de comunicación. Las notas no tienen firma, son mayoritariamente críticas al gobierno, pero se redactan en un lenguaje coloquial, incluso vulgar. A continuación un ejemplo, de un reporte publicado el 24 de julio de este año:

“El expresidente Carlos Salinas quiere seguir jodiendo a México. Según el columnista Salvador Soto (sic), el ‘pelonchas’ ya tiene un plan bien armadito para regresar a gobernar a México en 2018, a través de un nuevo títere: el secretario de Educación, Aurelio Nuño. Dicen las malas lenguas que Salinas estará presente en la XXI Asamblea Nacional del PRI y en las diferentes reuniones para dejar en claro quién será el gallo del tricolor que irá por la Presidencia… Aunque cabe la posibilidad que este “plan macabro” sea sólo producto de nuestra imaginación… Después de todo, en la política, como en la guerra, todo se vale…

Siguiendo la escuela de Argumento Político, este sitio se anuncia así: “Quinto poder es tu voz. Reacciona, comenta, comparte”.

Por su parte, en el portal El Espectador.mx se pueden leer especies como ésta, que desde su título se advierte que se trata de una falsedad: “Innecesario: Gobierno mexicano rechazó ayuda humanitaria de Alemania”, publicada el 21 de septiembre en donde se citan presuntas declaraciones del embajador de dicho país en México que, desde luego, no fueron ciertas. También abundan las notas basura como: “Explota riña familiar porque alguien se comió un gansito que no era suyo”, “Maluma se someterá a operación para separarle dedo pulgar de la cara” o “Demanda a su novia por engordarlo para que no fuera atractivo para otras mujeres”, entre otras, que obtienen likes y son compartidas por varios usuarios.

El corporativo de la desinformación

Como lo ha documentado Luis Roberto Castrillón, este tipo de sitios de Internet conforman, lo que denomina, un “corporativo de la desinformación”, que han logrado posicionarse como los principales proveedores de noticias falsas entre los usuarios de las redes sociales, que al carecer de una cultura digital que les permita confrontar fuentes y verificar información, simplemente se limitan a difundirlas en detrimento de la calidad informativa.

Para el periodista, el papel de estos portales no se limita únicamente a explotar la animadversión hacia ciertos actores políticos y personajes públicos, sino que también representan un redituable negocio a base de clics y likes, aun a costa de violar la legislación en materia de libertad de expresión y derecho a la información.

Corresponde a los usuarios poner un alto a la cadena desinformativa que se genera por difundir y compartir, sin chistar, cualquier contenido que se les ponga delante, únicamente con el fin de crear falsas polémicas o atacar a tal o cual personaje. La pregunta es qué porcentaje de los cibernautas realmente quiere hacerlo. #NoMásFakes.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password