Cinque Terre

Laura Islas Reyes

[email protected]

Periodista

Privilegios a Unefon


Unefon recibió privilegios por parte del gobierno federal al recibir la concesión que le permite operar bandas de frecuencia del espectro radioeléctrico y debió ser descalificada al no cumplir con las bases de licitación. Así lo determinó la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en el Informe del Resultado de la Revisión y Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2006.

La ASF informó también que solicitará a la Secretaría de la Función Pública que “realice las investigaciones pertinentes”, para fincar responsabilidades a quienes entonces fueron servidores públicos de las instancias involucradas.

En su informe, la auditoría revisó si procedía o no el pago de los 550 millones de pesos que la SCT dio a Unefon en noviembre de 2006, por concepto de la devolución de los intereses que la telefónica pagó por las prórrogas que recibió para liquidar la contraprestación por la concesión que obtuvo en 1997. (Vale la pena recordar que el pago total debería ser de 596 mdp).

Al respecto, la ASF es categórica en su dictamen y afirma que no existen elementos que justifiquen dichas prórrogas y el cobro de intereses: la Cofetel “autorizó indebidamente una prórroga de 180 días para el pago del 80% de la contraprestación establecida en las bases de licitación para el otorgamiento de concesiones de bandas de frecuencia del espectro radioeléctrico (…). Para otorgar la prórroga se estableció una condición de pago de intereses sin haberla fundado ni motivado; la SHCP, sin estar facultada para ello, opinó que las tasas de interés propuestas para otorgar la prórroga eran adecuadas, y que no encontraba ninguna objeción para su aplicación. Todo ello, a pesar de que Unefon se había inconformado, previamente al otorgamiento de la prórroga, con respecto a la legalidad del pago del anticipo del 20% de la contraprestación”.

La ASF también señala la responsabilidad de la SCT que “sin tener facultades” otorgó una segunda prórroga (incluso contraviniendo sus propias resoluciones, pues en la primera prórroga de septiembre de 1998, se establece que en caso de no realizar el pago, se descalificaría a Unefon).

La auditoría también señala que la Cofetel y la SCT, “en lugar de otorgar prórrogas”, debieron descalificar a Unefon al no cubrir la contraprestación establecida en las bases de licitación.

Esto no ocurrió y las equivocaciones de las autoridades propiciaron que Unefon promoviera un juicio de nulidad, que ganó y a la postre derivó en la devolución de los 550 mdp y una demanda posterior por más de tres mil millones de pesos, en la que se reclama el pago de intereses por el cobro indebido.

Y aunque la devolución de los 550 mdp, que realizaron la Oficialía Mayor de la SCT y la Tesorería, fue procedente, pues tanto el otorgamiento de prórrogas como el cobro de intereses a Unefon están fuera de la ley, la auditoría superior señala que no hubo un recibo o finiquito de la telefónica, razón por la cual la SFP deberá iniciar un procedimiento administrativo al respecto.

Sobre de los tres mil mdp demandados por Unefon, la ASF deja en claro que “en caso de proceder el pago de los recursos reclamados por Unefon de manera adicional a la suma de 550,000.0 miles de pesos que le fueron devueltos por concepto del cobro indebido de intereses, se causaría un daño a la Hacienda Pública Federal. Esta situación se encuentra sub judice y no corresponde a erogaciones del año 2006, por lo que la Auditoría Superior de la Federación revisará en su caso la procedencia de la erogación cuando ésta cause estado y efectivamente se realice”.

Acta firmada por Gonzalo Martínez Pous en 1999.

La Auditoría Superior de la Federación emitió 11 observaciones de las cuales, nueve son “Promoción de Intervención de la Instancia de Control”, es decir la ASF solicita que se realicen las investigaciones pertinentes a fin de castigar a los responsables; una es “Promoción de Responsabilidad Administrativa Sancionatoria”, donde la ASF promueve la aplicación de sanciones (en este caso, por la falta del recibo o finiquito por los 550 mdp), y otra es una “Recomendación”.

Intereses en conflicto

El 30 de noviembre de 2006 -último día de la administración foxista- Unefon recibió el pago de 550 mdp; el resto sería pagado en el ejercicio fiscal de 2007. Sin embargo, la actual administración se ha negado a pagar los más de 46 millones restantes, alegando que no existió alguna razón legal para devolverle a Unefon esas cantidades.

Así lo dijo a finales de febrero Gonzalo Martínez Pous, titular de la Unidad de Asuntos Jurídicos de la SCT, quien declaró a Reforma que no existió justificación alguna para que el gobierno devolviera a Unefon 550 millones de pesos. “No tengo ningún documento que me diga que lo pagaron cumpliendo una sentencia o a través de un convenio con la empresa”. Y aseguró que “no es cierto que la secretaría le deba nada a Unefon, no le debe ningún peso, no estamos en incumplimiento de nada”.

Sin embargo, en dicha conversación el funcionario no mencionó que existe una sentencia de la Primera Sala Regional Metropolitana, en la cual se determina que no hay fundamentos legales para el cobro de intereses por las prórrogas que obtuvo Unefon. Tampoco dijo que dicha sentencia formó parte de los documentos que la propia SCT presentó a la ASF para defender su posición de no pagar los 46 mdp, y los cuales fueron desechados por la auditoría al ratificar el pago de los 550 millones de pesos.

Pero lo más importante y que Gonzalo Martínez Pous no mencionó, es que él fue funcionario de la Dirección de Asuntos Jurídicos de la SCT cuando ésta otorgó las prórrogas a Unefon; incluso, su firma figura en una de las actas en la que esa secretaría notifica una de las prórrogas a la telefónica propiedad de Ricardo Salinas Pliego.

El actual titular de Unidad de Asuntos Jurídicos de la SCT tiene un conflicto de interés dada su participación en la prórrogas que recibió Unefon y el cobro de intereses por éstas; y su negativa a devolver los 46 mdp restantes es consecuente con su actuación en los albores de este conflicto.

(Hasta el cierre de esta edición no fue posible contar con las declaraciones del señor Martínez Pous sobre este tema).

 

Responsables

El entuerto legal entre Unefon y la SCT data desde 1997, cuando esta telefónica ganó la licitación de frecuencias de espectro radioeléctrico y al no poder pagar la contraprestación requerida, solicitó una prórroga al gobierno. etcétera ha documentado ampliamente esto en ediciones anteriores. (Ver enero y febrero de 2008).

 

Dictamen de la ASF.

La ASF dijo que esto era motivo suficiente para descalificar a Unefon y no entregarle las concesiones que obtuvo. Sin embargo, las entonces autoridades en materia decidieron ir más allá de la ley y abrieron la puerta para lo que puede terminar en un sensible daño al país, un auténtico saqueo al erario.

En esta ocasión la razón legal le asiste a la empresa de Ricardo Salinas Pliego, aunque en realidad la forma en que Unefon ganó en tribunales es completamente inmoral pues aceptó prórrogas que a todas luces sabía que eran ilegales. Desafortunadamente esta acitud es una práctica muy socorrida por aquel empresario que le ha dado muchos dividendos en prejuicio del país.

Temas relacionados:

¿Cómo le ganó Unefon al gobierno?“, Laura Islas Reyes, febrero 2008

Cronología del entuerto“, Fernando Butler Silva, febrero 2008

El saqueo de Unefon“, Carlos Sotelo, enero 2008

Número equivocado“, Jorge Álvarez Hoth, enero 2008

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password