Predicciones

Pocas cosas me causan ya azoro y ello no se debe, como podría suponerse, a mi avanzada edad, sino a la claudicación de lo que me queda de sentido común ante las cosas de la vida. He sido el mudo testigo de gente que escribe “ke” en lugar de “qué”, enmudecí cuando la intelectual Paulina Rubio escribió: “voy hacer madre” y he visto como personas que se pegaron en la cabeza vandalizan tesoros arqueológicos para cargarse de energía ante la llegada de la primavera. El rosario de atrocidades es infinito; los mequetrefes que hacen videos de sus graduaciones en escuelas privadas. Una aberración más reciente es la de las listas del chat; recientemente y en contra de mi voluntad fui ingresado a un grupo de excompañeros de la UNAM, la experiencia es inenarrable pero trataré: Después de que uno de los cuarenta miembros saluda a los restantes treinta y nueve con un “hola” y recibe treinta nueve respuestas de regreso (setenta y ocho y contando) se procede a relatarse la vida, enviar fotos de los hijos y memes. Al final del día y después de 335 mensajes uno se queda como las estatuas de marfil pensando que la UNAM falló en algo. Se me podrá argumentar que si no me parece me salga, pero no se trata de hacer groserías así que lo silencié por un año, que es la opción de mayor temporalidad que me ofrece el sistema.


Sirva este preámbulo para explicar que no me alarmó en lo más mínimo que algunos periódicos de circulación nacional pusieran como nota las entrevistas a diversos astrólogos que vaticinarán este año. Uno, en su enorme ingenuidad, esperaría que se buscara la opinión de científicos, economistas y políticos pero no, lo de hoy es “El brujo mayor”. Dado que no quiero quedarme rezagado participaré en estos pronósticos y le propongo, querido lector, que en enero del año que viene cotejemos mis predicciones para saber cómo lo hice y si ello me permite cambiar de profesión y así dejar de ser un perico perro.


1) Ninel Conde hará alguna declaración de suicidio asistido.- Las opciones pueden ser varias: “Me critican por mi talento”, “Mis bendiciones a los damnificados de la República de Oklahoma” o “Adoro a los delfines, son unos pescados adorables”.


2) Le sacarán los trapos sucios a algún candidato.- Esta es de las infalibles; vendrá una grabación en la que se oirá a un señor que tiene aspiraciones de voto decir: “Sí cabrón, estuvo rudo buey, pero es que este cabrón no quería soltar la lana para la campaña y yo le dije que o se mochaba o le sacábamos las fotos aquellas ¿te acuerdas buey”. Vendrá un mini escándalo mediático, el candidato dirá que sí es su voz pero que lo editaron, presentará una denuncia por espionaje que se perderá en la noche de los tiempos y al final no pasará absolutamente nada.


3) “El Piojo Herrera” le mentará la madre a alguien.- Podría ser un servidor, en el dudoso caso de que lea esta colaboración, pero es más factible que el destinatario sea un árbitro, un aficionado vehemente o algún comentarista incómodo. La presidencia de su equipo hará que pida una disculpa con la boca chueca y hasta ahí la cosa.


4) Carmelita Salinas dormirá en su curul.- Considerando que el posible aporte de nuestra legisladora vaya en el sentido de elevar a rango de ley la obligación de ver la gustada obra de teatro “Aventurera” y ante el potencial fracaso de dicha iniciativa, considero que lo más sensato que puede hacer es echarse una pestañita ya que entiendo perfectamente que su contribución al reglamento de la Ley General de Telecomunicaciones puede ser magro, por decir algo.


5) La ciudad de México se inundará.- Nuestras autoridades nos harán favor de informar que se trata de lluvias “atípicas” (son atípicas hace 15 años) que la Ciudad no estaba preparada para esas magnitudes lo que provocó “encharcamientos” muy similares al lago de Chapala en el que los capitalinos deberemos usar un pato salvavidas si queremos evitar morir ahogados.


Ya veremos cómo va el año, mismo para el que le deseo lo mejor.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password