Mauricio Collado Martínez

Analista político

Perlas de “equidad” en televisión

Hace unos diez días comenté que la cobertura de las campañas presidenciales en radio y televisión no parecía tener asidero en criterio racional alguno que se justificara desde una perspectiva democrática. Ello, sobre todo, impulsado por la percepción de un desequilibrio muy pronunciado en la asignación de tiempo para cubrir la información de las diversas campañas. En aquél momento destaqué que dentro de los tiempos de televisión monitoreados por el IFE se cubría a la candidata del PAN con más de tres horas que al candidato del PRI y con nada menos que la friolera de 83 horas por encima de las empleadas en informar del candidato de las izquierdas. Estos datos habían sido reportados en el informe acumulado del 30 de marzo al 6 de mayo del Monitoreo de Programas de Radio y Televisión que Difunden Noticias, que con motivo del proceso electoral realiza la UNAM por encargo del IFE.

Debo reconocer que ese perfil de inequidad que se reflejaba en la principal gráfica del monitoreo mejoró en el nuevo reporte acumulado -que comprende desde el 30 de marzo hasta el 13 de mayo- ya que las disparidades se ven ahora menos pronunciadas. Ahora las cifras son las siguientes: de las 2 mil 211 horas con 59 minutos monitoreadas a nivel nacional respecto de la cobertura de los candidatos presidenciales, hubieron de emplearse 650 horas 28 minutos en EPN, 632 horas 54 minutos en JVM, 546 horas 17 minutos en AMLO y 382 horas con 18 minutos en GQT. Lo relevante estriba en que ese perfil ha mejorado como resultado de un comportamiento que de acuerdo al último reporte semanal -comprendido del 7 al 13 de mayo- pareciera orientarse hacia un esquema igualitario, ya que en este reporte, de las 697 horas y 15 minutos que durante el período se monitorearon, 196 horas 39 minutos correspondieron a Peña Nieto, mientras que 175 horas 18 minutos fueron para Vázquez Mota, 171 horas 20 minutos se utilizaron para informar de López Obrador y 153 horas 57 minutos para la campaña de Quadri de la Torre. Sugiero solo que “pareciera orientarse” hacia un esquema igualitario porque si bien las cifras actuales muestran una diferencia significativamente menor a la del anterior reporte entre el primero y el último lugar -43 horas en el reporte actual, frente a 229 del reporte acumulado al 6 de mayo-, no deja de haber diferencias entre las distintas coberturas. Así que la tendencia hacia el “igualitarismo” no puede ser más que una hipótesis que espera a ser comprobada, habida cuenta de que siguen siendo importantes las 20 o más horas que median entre Peña Nieto y Vázquez Mota o López Obrador, así como las 17 o más horas que median entre ellos y Quadri de la Torre. Por lo demás, está pendiente un debate sobre el criterio de distribución de tiempo que los medios electrónicos deben utilizar para la cobertura de las campañas electorales. Por cierto, no parece haber sido estudiado lo suficiente este importante tema y menos aún parece haber consenso entre quienes dirigen noticiarios sobre el criterio a aplicar, o incluso, sobre aplicar o no alguno.

No obstante la relativa mejora en el perfil de la cobertura de las campañas presidenciales a nivel nacional, vale la pena acercarse a las entidades federativas, a fin de escudriñar cómo se distribuye el tiempo de las noticias sobre los candidatos y sus campañas en cada una. Al respecto comentaré que en la mayor parte de las entidades federativas no se aprecia un desequilibrio significativo en la cobertura de la televisión respecto de las campañas presidenciales. Sin embargo, hay algunos casos que llaman la atención por las disparidades en las coberturas. Tomaré solo algunos ejemplos, sin pretender que ellos reflejen el estado de la cosa en todo el país, y sin pretender a su vez que sean los únicos dignos de llamar nuestra atención. En lugar de ello, estimado lector, lo invito a que ingrese a monitoreo2012.ife.org.mx a fin de que consulte -entre otros datos- el tiempo que los noticiarios de televisión le conceden a las campañas presidenciales en la entidad federativa que sea de su interés.

En el Estado de Nayarit, por ejemplo, se puede observar una cobertura severamente inequitativa que ubica a Peña Nieto muy por encima de Josefina Vázquez y de López Obrador, ya que de un total de 47 minutos 6 segundos dedicados a las campañas presidenciales, 39 minutos con 42 segundos fueron para el priísta, mientras que extraordinariamente abajo se concede 2 minutos 46 segundos tanto a Andrés Manuel como a Josefina. A Quadri se le destinó 1 minuto con 52 segundos. Es de señalarse que TV Azteca solo cubrió a los candidatos en esta entidad con 2 minutos 42 segundos de información, mientras que Televisa dispuso 44 minutos 24 segundos en ese cometido. Saque usted sus conclusiones.

En Baja California Sur encontramos que la televisión privilegió a López Obrador, ya que de una hora 31 minutos de cobertura de campañas presidenciales detectada por el monitoreo, se dedicaron 35 minutos 53 segundos al citado candidato de las izquierdas, mientras que tanto a Peña Nieto como a Vázquez Mota se les destinaron 26 minutos y medio respectivamente. A Quadri se le otorgaron 2 minutos 20 segundos. Justo es señalar que los dos noticiarios de TV Azteca incluidos en el monitoreo optaron por no cubrir con segundo alguno las campañas presidenciales, de tal manera que todo el tiempo de cobertura correspondió al noticiario Frecuencia Contigo, del Instituto Estatal de Radio y Televisión.

En Guanajuato los 6 noticiarios de televisión monitoreados -dos de Multimedios y cuatro de Televisahicieron una espléndida cobertura de 8 horas 35 minutos 39 segundos de notas informativas y contenidos diversos sobre los candidatos presidenciales y sus campañas electorales. Sin embargo, esa cobertura no se ve equilibrada, ya que se le destinó a Josefina Vázquez Mota más del triple del tiempo que el concedido a Andrés Manuel López Obrador, lo que resulta claramente inexplicable. Veamos: de esas ocho horas y media de cobertura se dispusieron 3 horas 47 minutos para informar de la panista, 2 horas 49 minutos relativos al priísta (casi una hora menos), una hora 16 minutos sobre la campaña del izquierdista, y 40 minutos referentes al magisterial. La televisión guanajuatense pareciera tener una vocación bipartidista. Ello, por que hace caso omiso de la fuerza de las izquierdas -ya sea que se mida por las encuestas de los tirios o por las de los troyanos-, ubicando a su candidato a un nivel similar al de Nueva Alianza.

En Chihuahua se puede observar una extraordinaria cobertura dedicada a Gabriel Quadri de la Torre, misma que por su desproporción respecto de los demás candidatos y sus respectivas representatividades resulta inusitada; lo cual no parece encontrar satisfactoria explicación, ni aún recurriéndose al argumento de que el debate sobre desechos tóxicos que ha sostenido este candidato con el político Jesús González Schmall lo justificaría. Veamos las cifras: de una hora con 35 minutos y 31 segundos que los cuatro noticiarios monitoreados en esa entidad federativa dedicaron a las campañas presidenciales, se les asignaron -sin contar segundos- 24 minutos a Peña Nieto, 16 a López Obrador y 14 a Josefina Vázquez, mientras que a Quadri le correspondieron 40 minutos (lo que equivale prácticamente al tiempo concedido al priísta y al perredista juntos). Es de comentarse que el noticiario denominado Hechos Chihuahua, de TV Azteca, que se transmite de lunes a viernes a las 9 y media de la noche con una hora de duración no dispuso tiempo alguno, durante cinco semanas, para brindarle a su público el valioso servicio de la información relativa a los candidatos presidenciales y sus campañas. Los dos noticiarios de Televisa Chihuahua incluidos en el monitoreo cubrieron las campañas con 43 minutos 37 segundos de contenidos relativos al tema, respondiendo a un esquema casi igualitario, ya que se concedieron 10 minutos 39 segundos respectivamente a la candidata y a dos candidatos, mientras que al aliancista se otorgaron 11 minutos con 40 segundos. Por su parte el noticiario Contacto 44 de la Noche -de la empresa Cadena 3- fue el que mayor tiempo destinó a las campañas presidenciales: 51 minutos 54 segundos, lo que es muy plausible, solo que de esa cantidad destinó a Quadri nada menos que 28 minutos, a Peña casi 14, a López Obrador 5 y a Josefina casi 4, lo que ya no parece nada plausible.

En Zacatecas lo que destaca no es el problema de la inequidad en la cobertura, sino otro más básico e inclusive más relevante, que es el de la inexistencia de cobertura alguna en televisión que informe de las campañas presidenciales en toda una entidad federativa. Eso significa que los dos noticiarios de Televisa Zacatecas y el noticiario de TV Azteca Zacatecas que están incluidos en el monitoreo IFE-UNAM no le han obsequiado a su público la prestación del servicio que atienda a su derecho a la información en lo que atañe a las campañas electorales de los candidatos que compiten por la primera magistratura de la nación.

¿Cómo la ve? ¿qué le parecen estas perlas de “equidad”? ¿cree usted que esta sea la manera adecuada de atender periodísticamente la información de las campañas presidenciales? Ya lo he recomendado anteriormente, amable lectora o lector: rompa viejos tabúes injustificables: usted no le debe lealtad política incondicional a ningún gobierno -estatal o federal-, ni tiene la obligación de “tragarse” todo lo que la televisión le suministre, o de mantenerse impávida o impávido ante las omisiones o abusos de los medios de comunicación. Usted tiene derecho de preguntarse si la relación que pueda haber entre los medios y los gobiernos impacta en alguna medida el contenido, cantidad y presentación de las noticias. Usted tiene derecho a preguntarse cuál medio de comunicación es mejor o peor, tanto como ciudadano, como consumidor de servicios televisivos. Usted tiene derecho a preguntarse cual noticiario es mejor, y por supuesto, tiene derecho a informarse del comportamiento de cada uno de los que están disponibles, para que no le den gato por liebre y sea usted y solo usted quien decida soberanamente -con el control remoto en la mano- qué canal sintonizar o, si es el caso, de plano apagar el televisor e informarse de otra manera, o salir a protestar o siquiera a pasear y reflexionar un poco.

Insuficiencia de los monitoreos

Para nosotros es deseable que en los siguientes procesos electorales el IFE sopese la conveniencia de que, tal como sí hizo en el proceso electoral de 2006, sean integrados en el catálogo del monitoreo los espacios de análisis político porque ahí es donde se hacen mayores valoraciones, en favor o en contra de cada candidato, y registrarlas da una idea más precisa sobre el trato que desde los medios de comunicación se da a las campañas electorales.

etcétera

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password