Verónica Díaz

Reportera

Pedro Valtierra: “Los fotógrafos somos muy vanidosos”

¿Extraña el cuarto oscuro para revelar?

Sí, lo extraño mucho. Eventualmente tengo oportunidad de meterme, tengo ahí unos rollos que tomé; los he estado guardando y quiero revelarlos. En la fototeca de Zacatecas dejé en comodato mi laboratorio y ahí es donde de vez en cuando me meto, quiero hacerlo de manera más seria, más formal porque me hace falta. El cuarto oscuro para mí era una terapia de descanso, era trabajo pero también descanso, goce.

¿Le gusta la fotografía digital o prefiere las técnicas de antaño?

Yo prefiero las técnicas de antaño pero tengo que adecuarme a las circunstancias y tomar foto digital, por supuesto que es una herramienta con características distintas.

Recientemente descalificaron a un fotógrafo del World Press Photo por haber hecho un retoque, ¿hasta qué punto es válido utilizar este tipo de elementos en el periodismo?

En el periodismo no es válido bajo ninguna circunstancia y si lo haces tienes que decirlo. En el periodismo, en el diarismo, en la información cotidiana no pienso que sea ético, no es respeto para el lector y no es respeto para los actores. Por respeto al lector y a los actores no es correcto cambiar las fotos; si alguien quiere hacer eso hay otras áreas donde se puede hacer. Tanto la información escrita y fotográfica deben estar apegadas a la realidad.

Con toda la experiencia que tiene, dígame qué tan común es ésto.

Aunque ahora dicen que se da muy fácilmente, esto pasa desde hace muchos años, nadamás que te tardabas más, pero yo conozco fotógrafos de unomásuno que lo hacían en el laboratorio. Ahora es mucho más fácil y lo hacen muchos fotógrafos; lo han hecho en la guerra de Irák, en Afganistán; lo han hecho en muchas partes y lo han hecho aquí en México. Yo no estoy de acuerdo bajo ninguna circunstancia; soy un fotógrafo con principios y me parece que no puedes modificar una imagen bajo ninguna circunstancia.

¿Qué otros retos enfrenta el fotoperiodismo con los avances de la tecnología?

Uno de los más importantes es que los jóvenes están tomando demasiadas fotografías; lo digital te facilita eso, antes no podías tomar tantas porque salía caro. Yo aquí los veo con los chavos de Cuartoscuro, de pronto llegan con 300 fotos de un evento que no vale la pena tomar más de 15, 20 ó 30 imágenes. Yo les enseño a ser cuidadosos con el disparo, a tener precisión. El otro riesgo es que estamos en un momento en que se puede perder fácilmente la memoria histórica de la sociedad. No hay cuidado en la conservación, los software y los programas de conservación están cambiando muy rápido, yo creo que es un riesgo importante. No significa que me oponga sino que creo que debemos tomar conciencia respecto a esto.

El Universal perdió un archivo con 3 meses de la campaña de Vicente Fox, aunque este periódico tiene ingenieros y sistemas sofisticados. Ahorita vamos a un periódico, el que quieras, y no tiene muchas fotos porque se han perdido porque no tenemos la conciencia, porque la técnica nos rebasa. A ese paso yo creo que pronto se va a acabar el mundo… (risas), ¡no, no es cierto!

¿Cuáles son los medios mexicanos que mejor fotoperiodismo hacen?

El Universal, La Jornada de vez en cuando, Reforma, veo que esos son los que mejor lo hacen. Creo que Guadalajara, con Público, lo hace mejor que México, donde se ha perdido mucho el trabajo periodístico. El Universal lo hace bien y La Jornada, bueno, no hablo por dolor, yo estuve ahí, pero ha perdido mucho el ánimo, las ganas, de pronto hay aciertos pero no sistemáticamente. Yo creo que se descuida mucho, los directores de periódicos no están muy al tanto de lo que es foto, en general. Yo trabajo con todos esos periódicos como agencia, y lo digo con todo respeto, por supuesto.

Yo creo que a los directores les falta comprometerse con la fotografía. Yo hablaría de dos personajes importantes: Manuel Becerra Acosta y Carlos Payán, fueron directores que se comprometieron con ella y ahí está el resultado.

A propósito de eso, ¿los fotógrafos nacen o se hacen?

Creo que de las dos, algunos nacen con muchas facultades y otros hay que hacerlos. ¿Cuál es la onda? Tener ganas y ánimo. Como en todo, es cuestión de trabajo y autocrítica.

Los fotógrafos somos muy vanidosos y, de pronto, pensamos que somos los mejores y no somos autocríticos y, algo que es muy importante, no nos preparamos para ser fotógrafos de prensa; una cámara no es suficiente, tienes que saber, tienes que leer desde policía, deportes, cultura; lee tu periódico por lo menos, y de la competencia uno, por lo menos. Ya si tienes chance de leer otra cosa, tienes que estar al tanto.

Debes tener información que se consigue en los medios, los periódicos, lo cotidiano. Nosotros somos reporteros, mucha gente no está de acuerdo, pero somos periodistas, fotógrafos de prensa, fotorreporteros. A muchos no les gusta porque siempre se ha dicho que los fotógrafos no pensamos, que nada más apretamos el disparador, y no es cierto, no digo que seamos mejores que los reporteros, son géneros distintos que se complementan, pero no somos un género menor.

Existe controversia sobre la publicación de ciertas imágenes , par ticularmente las que t ienen qué ver con la violencia: ¿Qué opina al respecto?

En primer lugar, nosotros no somos los responsables de esa violencia, nosotros lo hemos sentido aquí, la gente se lanza en principio y sin reflexión sobre los fotógrafos o sobre el periodismo. Yo estoy de acuerdo en que publiquemos esta información, son hechos noticiosos que están ocurriendo; más allá de quién sea responsable, nuestro trabajo es para los lectores.

Pienso que es correcto que se publique, a lo mejor no con ese estilo de foto directa. Yo no he sido un fotógrafo que tome muertos directamente, digamos que los presento de otra manera, los humanizas, si es la palabra.

Yo invitaría a hacer una reflexión sobre el desarrollo de la educación en México porque los jóvenes han sido educados no por los fotógrafos ni por los periodistas, siempre nos dicen que somos los responsables y no es así, si el presidente Calderón comete errores estratégicos, ¿yo que culpa tengo o tú o los periodistas en general?

¿Una buena fotografía puede embellecer la tragedia?

Embellecer la tragedia se oye bonito, pero entre comillas, por supuesto. Yo dije, se humaniza, pero, ¿se puede embellecer la violencia? Sí. ¿Por qué? Puedes sacar de esa muerte, esa atrocidad, un detalle… ¿por qué no podría ser bello?

¿Cuál ha sido la mujer más bella que ha fotografiado?

Para mí, todas las mujeres son bellas.

¿A qué personaje de la historia le hubiera gustado fotografiar?

A Pancho Villa

¿Recuerda la primera fotografía que vio en su vida?

Sí. Es muy conocida esta foto de Martin Luther King y Kennedy, y esa donde está el Che y Fidel entrando a La Habana. Un tío que murió hace muchos años era lector de las revistas Impacto y Siempre, y las llevaba. Yo soy de un rancho de Zacatecas y no había nada de comunicaciones y él llevaba esas revistas, tengo presente esas fotos de estos personajes.

¿Recuerda la primera fotografía que tomó?

No recuerdo bien porque yo era fotógrafo de mi familia, les tomaba fotos con una Instamactic. Mis primeras fotos las tengo guardadas, era algo curioso, siempre las guardé. Claro, ya cuando vas valorando la importancia de los archivos te das cuenta del valor de esa decisión, estaban en cajitas de zapatos.

¿Cuál fue su primer equipo fotográfico?

Fue una Instamatic que me compré en Tacubaya. Vine de Zacatecas y llegué a Tacubaya. Luego me compré una cámara rusa. Trabajaba en Presidencia y en un viaje me la trajeron y con esa empecé a tomar fotos, ya digamos más formalón.

¿Nikon o Canon?

Nikon, siempre usé Nikon y Leica.

¿Cuál ha sido la imagen tomada por usted que más impacto le ha causado?

Son muchas fotos de las que yo he tomado, sobre todo cuando estuve en Nicaragua y en El Salvador y todas esas partes, pero bueno hay fotos… ¿Qué me ha impactado más ? Es que hay fotos que no son muy conocidas pero el ambiente fue muy duro, muy fuerte como hay una foto del balazo, en Nicaragua, que es una foto dura.

¿A qué fotógrafos admira?

Admiro a fotógrafos como a Héctor García, Nacho López, a los hermanos Mayo, a Julio en particular. Extranjeros, admiro mucho el trabajo de Robert Capa, de Eugene Smith, de Cartier Bresson. Por supuesto, admiro el trabajo de los clásicos como Graciela Iturbide.

¿Entonces no hay dilema entre Cartier o Robert Capa?

Pues no.

¿Álvarez Bravo o Tina Modotti?

Me gustan los dos, aunque me apasiona más el trabajo de Tina, estaba más en la línea de lo que yo hago.

¿Prefiere al Juan Rulfo escritor o al Juan Rulfo fotógrafo?

Pues fíjate que son muy parecidos pero lo prefiero como escritor.

¿Que libro está leyendo?

Una cosa de historia de Enrique Florescano, Armar la historia.

¿Tiene Ipod?

No, se lo regalé a mi hija porque no me… lo uso de vez en cuando, pero no.

¿Cuál es el balance que hace de los 100 números de Cuartoscuro?

Bueno, es bueno, no estamos muy satisfechos de todo, sabes que siempre tiene uno muchas cosas pendientes pero podemos decir que es un buen balance. Estamos contentos de haber llegado a estos 100 números, nos gustaría mejorar la revista, vamos a hacer el esfuerzo y reconocer a los fotógrafos mexicanos porque sin su trabajo no hubiera sido posible este número; el mérito, si lo hay, es del equipo, de los editores que han estado en diferentes momentos, del equipo en general y, mucho, de los fotógrafos.

Algo que me llama la atención es la cantidad de fotógrafos, la calidad; es un gremio difícil, complicado, con individualidades, pero muy solidario, lo cual para nosotros es muy importante. El mérito de Cuartoscuro es el mérito de los fotógrafos mexicanos, yo creo mucho en eso, no por nacionalismo sino porque al conocer otros países te das cuenta de la importancia que tienen aquí todas estas actividades fundamentales para la sociedad.

Estamos en un momento en que se puede perder fácilmente la memoria histórica

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password