Regina Moctezuma

[email protected]

Periodista.

Pagos móviles, un negocio de pocos

En la misma semana, Felipe Calderón estuvo en Cartagena, Colombia, para participar en la Sexta Cumbre de las Américas; en Puerto Vallarta para inaugurar el Foro Económico Mundial capítulo Latinoamérica; y finalmente, en la presentación de Transfer, una plataforma creada por Banamex, Inbursa y Telcel para hacer pagos móviles (transferencias, depósitos y retiros desde el celular).

Felipe Calderón calificó la iniciativa del banco más grande del país, Banamex, y del grupo financiero y la operadora móvil de Carlos Slim, como un “verdadero parteaguas” en la prestación de servicios bancarios y la inclusión financiera. En México, 48% de la población económicamente activa no está bancarizada, por lo que este servicio significa un gran negocio para Banamex y Grupo Carso.

Pero este último evento, celebrado en la Ciudad de México el jueves 19 de abril, rompió con parte del discurso que manejó el mandatario en Cartagena y Puerto Vallarta, es decir, con la promoción de la competencia económica.

El servicio presentado con el aval del Presidente de México y de Guillermo Babatz, presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, tiene tintes monopólicos. Mientras que la Comisión Federal de Competencia (CFC) declara a Telcel un operador dominante en el mercado de terminación de llamadas, el gobierno aplaude una concentración con una fórmula que claramente es anticompetitiva: Telcel, que posee 70% del mercado de telefonía móvil, y que forma parte del mismo conglomerado que Grupo Financiero Inbursa, se alía con Banamex, el banco líder en México en servicios de nómina y crédito.

Aliento a la concentración

Esta concentración podría ser una práctica monopólica absoluta. Según el artículo 9 de la Ley Federal de Competencia Económica, “son prácticas monopólicas absolutas los contratos, convenios, arreglos o combinaciones entre agentes económicos competidores entre sí, cuyo objeto o efecto sea [entre otros] fijar, elevar, concertar o manipular el precio de venta o compra de bienes o servicios al que son ofrecidos o demandados en los mercados, o intercambiar información con el mismo objeto o efecto”.

Esto significa que si el precio de acceso al servicio Transfer fue definido por dos agentes competidores entre sí (Inbursa y Banamex), la plataforma anunciado con bombo y platillo por las empresas creadoras y aplaudido por el gobierno federal el pasado 19 de abril, incurre en prácticas monopólicas.

Al permitir esta concentración, el gobierno mexicano aplaudió la expansión de la dominancia de Telcel al sector financiero. Al parecer, el regulador de la banca mexicana, Guillermo Babatz, no está consciente de las implicaciones anticompetitivas de este servicio.

Quienes no conocen la diferencia entre banca móvil y pagos móviles, podrían pensar que Transfer no es una novedad pues la banca móvil funciona en México desde hace un par de años con los mismos jugadores (Telcel, Banamex e Inbursa) y tres bancos más: HSBC, BBVA Bancomer y Banco del Bajío, pero la nueva plataforma de Banamex y Grupo Carso corresponde al mercado de pagos móviles, que es muy distinto.

La banca móvil agrupa los servicios con los que las personas que ya tienen una cuenta bancaria pueden acceder a ella vía Internet. En cambio, los pagos móviles consisten en hacer pagos, transferencias y retiro de dinero vía mensajes de texto (SMS) desde el celular, a través de una cuenta que se da de alta con una llamada o un SMS.

Transfer sólo permite la transferencia de dinero entre clientes Telcel, aunque según Ernesto Torres, encargado de esta plataforma en Banamex, en unos cuantos meses podrían sumarse otras instituciones bancarias y otras firmas de telefonía celular. Sin embargo, no hay ningún documento o proyecto que señale los términos para que otros bancos u operadores de telefonía puedan utilizar estos servicios, o si Telcel y Banamex van a compartir sus redes para que otras empresas puedan crear plataformas similares.

Los págos móviles, llegan tarde

Resulta difícil creer que Telcel, Inbursa y Banamex permitirán que otros competidores entren al negocio de pagos móviles y, con ello, a la repartición de la comisión. La comisión de este servicio se conforma por 1 peso que se le cobra al usuario que origina el pago y 7 pesos que se le cobran a quien convierta ese dinero de electrónico a físico para retirarlo, más el cobro que hace Telcel por cada mensaje enviado.

Las amenazas de esta alianza para la competencia en los sectores de telecomunicaciones y financiero en México, son muy graves. Un ejemplo es que si Transfer gana una licitación de gobierno, puede alcanzar rápidamente una masa de usuarios crítica, dejando a los demás operadores de telefonía móvil sin posibilidades para competir en el mercado de pagos móviles.

Los pagos móviles llegan tarde a México pues los operadores de telefonía móvil y los bancos no definían cómo iban a dividirse la comisión, pero ahora que los grandes (Banamex y Grupo Carso) se pusieron de acuerdo, dejan fuera a cualquier otro operador de telefonía móvil que quiera participar, así como a los bancos nacionales que tienen menos poder de mercado. En este escenario, si Nextel o Iusacell decidieran incursionar en el negocio de pagos móviles, ¿cómo alcanzarían la masa crítica?

Es imposible alcanzar una masa crítica con 4.4% de los usuarios de telefonía móvil que posee Iusacell. De ahí la importancia de permitir la adquisición de 50% de la telefónica por parte de Televisa.

Mientras la CFC tiene detenida la inversión de Televisa en Iusacell, que claramente beneficiará a los consumidores de telefonía móvil en México, el gobierno federal autoriza y aplaude el lanzamiento de Transfer que trae por detrás la alianza de dos grandes. Para que Telcel no traslade el poder que ostenta en la industria de telefonía móvil al mercado de pagos móviles, las autoridades tendrían que obligarle a dar un trato no discriminatorio en precio y niveles de servicio, así como tarifas a costo.

Transfer es un claro ejemplo de que si no se logra más competencia en telefonía celular con alianzas como la de Televisa y Iusacell, Telcel terminará dominando todos los segmentos de la economía que requieran usar conexiones móviles.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password