Cinque Terre

María Cristina Rosas

[email protected]

Profesora e investigadora en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM.

Odisea del espacio 2015

Los países con mayor participación privada en temas espaciales, EU y Rusia, son los que cuentan con las empresas más especializadas e importantes y ello no es un hecho fortuito.

Así, en EU figuran empresas gigantescas como Boeing que participa en proyectos de lanzamiento, vehículos de exploración del espacio y sistemas de comunicaciones y satélites. Lockheed Martin es conocido por la fabricación de satélites militares pero cuenta con una división espacial para el sector civil en materia de comunicaciones, navegación, sensorización remota, lanzamiento y sistemas de defensa. Otro consorcio, Northrop Grumman Space Technology, fabrica cohetes, sistemas de propulsión, satélites de comunicaciones, de observación de la Tierra, de alerta temprana y vigilancia y colabora con Raytheon en el sector terrestre del sistema GPS estadounidense. General Dynamics Information Systems and Technology Group está involucrado en el desarrollo e integración de sistemas de mando y control, explotación de imágenes, subsistemas de comunicación y en ocasiones integración de carga útil; computación a bordo de satélites para aplicaciones de radar, electro-ópticas, subsistemas electrónicos de control de potencia e interfaces de altitud, transpondedores para comunicación entre satélites GPS, inteligencia geoespacial y comunicación por satélite, fundamentalmente.

Rusia cuenta con empresas como Open Joint Stock Company Academician VP Makeyev, que diseñan y fabrican misiles y sistemas de lanzamiento y propulsión. SP Korolev Rocket and Space Corporation Energia es proveedor de satélites y vehículos de lanzamiento, entre ellos el nuevo Rus-M. KB Arsenal fabrica igualmente vehículos de lanzamiento.

Entre los consorcios de naciones europeas figuran Thales Alenia Space de nacionalidad ítalo-francesa, con experiencia en todos los sistemas espaciales, y EADS Astrium, consorcio con capitales de Francia, Alemania, Reino Unido y España, y que se aboca al transporte espacial, satélites y servicios. Canadá, Ucrania, Alemania, Reino Unido, Japón e Israel también cuentan con empresas, desde la fabricación de software hasta satélites y misiles.

El sector privado está ahí y llegó para quedarse. Por supuesto que su coexistencia con los programas espaciales civiles de los gobiernos demanda normas y códigos de conducta. El espacio es considerado como un bien público. Sin embargo, son pocos los países que cuentan con agencias espaciales civiles capaces de irrumpir, por sus propios medios, en el espacio, en tanto las corporaciones que acceden a esa frontera, lo hacen pensando en clientes que pueden pagar por sus productos y servicios.

Nota

1Mario Saavedra (3 de marzo de 2015), “NASA vs ESA: ¿gana terreno la agencia europea?”, en Esglobal, disponible en http://www.esglobal.org/nasa-vs-esa-gana-terreno-la-agencia-europea/

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password