Claudia Benassini Félix

Profesora de la Universidad Panamericana y la Universidad Simón Bolívar

Nuevos aspirantes, nuevos espacios

En este espacio hemos intentado dar seguimiento a la batalla por el sector de las telecomunicaciones. De hecho, el asunto comenzó en los primeros meses del año, a raíz de dos acontecimientos que en ese momento se visualizaban de manera paralela: la decisión de las empresas del Grupo Carso de no anunciarse en Televisa y Televisión Azteca, y la multa de más de 11 mil millones de pesos que la Comisión Federal de Competencia impuso a Telcel por supuestas prácticas monopólicas. Ambos acontecimientos trajeron consigo otros, que también fueron cubiertos por este espacio. Primero, la adquisición de 51% de las acciones de la telefónica Iusacell -propiedad del Grupo Salinas- por parte de Televisa. Segundo, el proyecto “Banda ancha móvil para todos”, de un consorcio integrado por MVS, Intel Capital, Alestra y Clearwire, para operar la banda ancha de 2.5 Gigahertz y ofrecer servicios de Internet de banda ancha 20 veces más rápida que las existentes en el mercado con precios 50% más bajos.

El tema continúa. Desde luego, se ha modificado parte de los escenarios arriba descritos, a la vez que se han incluido nuevos aspirantes a competir en las telecomunicaciones, principalmente los concesionarios de la televisión por cable. Este trabajo constituye una actualización de los temas previamente abordados, más la inclusión de los nuevos aspirantes y los nuevos escenarios previstos para la competencia en el sector y por las audiencias. Las reflexiones giran de nueva cuenta en torno a las audiencias y las implicaciones que para el sector traerían dos anuncios hechos por el presidente Calderón la semana pasada: la renovación de las concesiones radiofónicas y la aceptación del estándar IBOC, que daría inicio a la entrada de México a la radio digital.

La negativa al cambio de título de concesión de Telmex

El jueves 26 de mayo se venció formalmente el periodo concedido por un juez a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) para modificar el título de concesión de Telmex. Al día siguiente, la modificación fue negada y, en consecuencia, la posibilidad de ofrecer servicios de televisión de paga. Los motivos: la SCT estableció que la telefónica de Carlos Slim no ha cumplido con las condiciones que establece su título de concesión.1 No obstante, una vez cumplidos los acuerdos, la televisora puede solicitar nuevamente la modificación de su título de concesión.2

Las reacciones no se hicieron esperar. Primero, diputados representantes de diversos partidos políticos señalaron que Comunicaciones y Transportes desacataba una resolución oficial mediante argumentos no válidos, en su intento por privilegiar a Televisa y a Televisión Azteca, además de tratarse de una represalia contra Carlos Slim. Segundo, académicos e investigadores especialistas en el sector

cuestionaron la medida desde distintas ópticas: Irene Levy, presidenta del Observatorio de las Telecomunicaciones (Observatel), afirmó que la decisión era resultado de un gobierno sin políticas de Estado, sin liderazgo y afianzado en la improvisación. En un sentido similar al de los legisladores se expresó Jorge Fernando Negrete, mientras Ramiro Tovar, del ITAM, señaló que la medida “afecta aspectos económicos, jurídicos y sociales, debido a que 15.6 millones de líneas telefónicas, 89% de las que hay en el mercado, seguirán subutilizadas”.3

Por su parte, la Cámara Nacional de la Industria de la Televisión por Cable (Canitec), en voz de su presidente Alejandro Puente, declaró que el Estado actuó conforme a derecho, además de que, entre otros pendientes, Telmex no ha pagado contraprestación. Estas declaraciones fueron formuladas una semana después de su Exposición Nacional, celebrada en Puebla, en la que el presidente Felipe Calderón ofreció “piso parejo” para la competencia en el mercado de las telecomunicaciones. En la clausura del acto se hizo público que los cableros afiliados a la Cámara analizaban tramitar un amparo, puesto que la llegada de Telmex a la televisión de paga implicaba un desplazamiento de los operadores menores a mediano plazo vía el monopolio de Telmex; en otras palabras, se trata de una competencia inequitativa. Asimismo, de acuerdo con los industriales del sector, y en congruencia con el discurso de Comunicaciones y Transportes, la telefónica de Slim no ha cumplido con el Acuerdo de Convergencia.4

Por otra parte, como primera consecuencia de la negativa de Comunicaciones y Transportes, las acciones “L” y “A” de Telmex cayeron 6.44 y 4.59% respectivamente. Las primeras respuestas de la telefónica a la negativa de la SCT se generaron a partir del lunes 30 de mayo cuando Javier Mondragón, director jurídico de Telmex, avisó que se interpondrían los recursos legales correspondientes, debido a que la empresa ya había cumplido con las condiciones del acuerdo de convergencia, pues todos los operadores que lo han solicitado están interconectados, todas las redes operan entre sí, además de que desde hace tiempo está en marcha la portabilidad numérica. Mondragón añadió que la SCT “no respondió de manera congruente, completa, fundada y motivada, como ordenó un tribunal, a la solicitud de la empresa de ingresar al negocio de radio y televisión de paga”.5

En este contexto, Arturo Elías Ayub, director de Alianzas Estratégicas de Telmex, afirmó en diversas entrevistas concedidas a los medios durante la primera semana de junio que no había nada personal de la SCT contra Slim. En el mismo sentido que el director jurídico de la empresa, Elías Ayub destacó que apelarán ante las instancias correspondientes, además de buscar una reunión con las autoridades de Comunicaciones y Transportes, pues se ha cumplido con el acuerdo de interconexión. Adicionalmente, el directivo negó los argumentos de la Canitec en el sentido de que Telmex no había pagado las contraprestaciones correspondientes. Hasta el momento de escribir estas líneas, Mony de Swaan, presidente de la Cofetel, “ofreció a Telmex realizar de forma conjunta la revisión de su título de concesión sobre el cumplimiento de las obligaciones establecidas y de los requisitos previstos en el Acuerdo de Convergencia para que pueda dar televisión”.6

La multa a Telcel, ¿final del episodio?

A mediados de abril, la Cofeco impuso a Telcel una multa por más de 11 mil millones de pesos por la supuesta comisión de prácticas monopólicas relacionadas con el mercado de terminación de llamadas en teléfonos celulares. En los días subsiguientes, la telefónica interpuso un amparo contra esa decisión. Hacia finales de mayo, la CFC volvió a pronunciarse al respecto, en el sentido de que buscarían que la telefónica pagara la multa impuesta. Por su parte, Telcel promovió “una demanda de garantías

en la que impugna que la comisión debió recursar a su presidente Eduardo Pérez Motta de votar la multa (impuesta en abril). (…;) Desde el 25 de marzo, Telcel solicitó a la CFC que Pérez Motta no votara el procedimiento, debido a que antes de la resolución dio declaraciones a la prensa que cuestionaban su objetividad”.7 En los primeros días de junio, “la Comisión Federal de Competencia (CFC) admitió dar trámite al recurso de reconsideración presentado por Telcel ante esta instancia sobre la resolución en la que fue sancionada por casi 12 mil millones de pesos por prácticas monopólicas relativas”8, y suspendió la multa de 11 mil 989 millones de pesos, aunque esto no necesariamente significa que Telcel haya librado la multa.9

Por otra parte, en este ejercicio de actualización temática, cabe recordar que a principios de mayo la CFC “inició una investigación por denuncia por prácticas monopólicas en los mercados del servicio de interconexión en México y de venta en contenidos y espacios de publicidad en televisión abierta y restringida”.10 La denuncia fue rechazada por improcedente. “Lo anterior debido a que en los hechos denunciados en los escritos no se encuentra causa objetiva alguna que sirva de motivo para iniciar las indagatorias correspondientes”.11

“No es contra Carlos Slim”

El jueves 2 de julio, tras el nuevo embate sufrido por las telefónicas de Carlos Slim, Dionisio Pérez Jácome, secretario de la SCT, declaró a los medios de comunicación que en la negativa a modificar el título de concesión de Telmex se había procedido conforme a derecho y que, desde luego, no se trataba de nada personal contra el empresario. Un respeto similar al externado por el Presidente Calderón a la Bloomberg TV durante abril, a propósito de la necesidad de poner fin al comportamiento monopólico en el sector de las telecomunicaciones.

Carlos Slim fue prácticamente el último actor en presentar un argumento alternativo a los que ofrecieron tanto las autoridades de Comunicaciones y Transportes, como Alejandro Puente a nombre de la Canitec. Durante su participación en la presentación del segundo reporte de la Comisión de Banda Ancha de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), el empresario afirmó que “los gobiernos del mundo deben implementar una política nacional coordinada para lograr que los beneficios de la banda ancha lleguen a toda la sociedad. (…;) Además, recalcó Slim Helú, se debiera fomentar la competencia que deberá tener como base la infraestructura y disponer de fomento de proveedores de servicios”.12 ¿Respuesta a que la decisión de no modificar el título de concesión de Telmex era producto de una falta de políticas públicas en el sector?

Días más tarde, en una entrevista concedida al periódico británico Financial Times, Slim declaró no sentirse perseguido por las autoridades de telecomunicaciones en México, pese a las multas impuestas y a la negativa de otorgarle concesión para ofrecer televisión de paga. Al respecto, Enrique Galván Ochoa, columnista del periódico La Jornada, comenta:13

Todos los intentos que ha hecho para que el gobierno acepte una modificación al título de concesión de Telmex, a fin de que pueda suministrar televisión a sus abonados, vía la línea del teléfono, han fracasado. No es que el negocio lo llevaría a duplicar o triplicar su fortuna, es un buen negocio pero no deja para tanto. Lo que sí da este medio de comunicación es poder político. Un grupo de funcionarios de Cofeco, Cofetel, la Secretaría de Comunicaciones y otras dependencias, al parecer han hecho causa común para cerrarle la puerta. El presidente de Cofetel, Mony de Swaan, dijo que Slim debería acercarse al gobierno a fin de revisar su solicitud, en vez de seguir litigando en procesos administrativos y judiciales. ¿Para que perdería el tiempo? Las instrucciones vienen de muy arriba.

Es probable que, como afirmó al Financial Times, Slim no se sienta perseguido por el gobierno. Esto no quiere decir que el gobierno piense de la misma manera, a pesar de las opiniones de Dionisio Pérez-Jácome y Felipe Calderón al respecto. Después de todo, las últimas acciones emprendidas por la Cofetel y la SCT han implicado la caída de las acciones de América Móvil y de Telmex, más lo que podría desencadenar el desenlace de la batalla por las tarifas de interconexión, que la mayoría de las empresas de telefonía fija y móvil que operan en México han emprendido contra las telefónicas de Slim. Un asunto que rebasa los objetivos de este trabajo.

La Canitec: ¿principal opositor a la concesión?

Como se destacó en su momento, el 27 de mayo la Canitec manifestó su aprobación en torno a la decisión tomada por Comunicaciones y Transportes, respecto a negarse a modificar el título de concesión de Telmex. También se comentó la intención de los empresarios afiliados a la Cámara de ampararse en caso contrario. ¿Cómo no iban a sentirse fortalecidos después de los apoyos externados por Felipe Calderón durante la inauguración de su Exposición Anual, celebrada este año en Puebla? En ese contexto, el Presidente ofreció “terreno parejo” a las empresas interesadas en competir en las telecomunicaciones, y recordó que las recientes reformas aplicadas a la Ley de Competencia se orientaban justamente a ese camino. Una aportación reciente del Congreso reconocida y aplaudida por Alejandro Puente, líder del gremio.

Entre los logros en el sector, Calderón destacó la licitación de dos hilos de fibra óptica de la Comisión Federal de Electricidad, adjudicados a Televisa Telefónica y Megacable. 14 Finalmente se destacó lo que faltaría por hacer, así como la ya mencionada oposición de los miembros de la Canitec a que Telmex entre a su mercado mediante la modificación de su título de concesión. En este sentido, “en México existen operadoras de telefonía a las que se les ha autorizado dar el servicio de televisión de paga; es el caso de Axtel, Telefónica, Maxcom, así como Iusacell; las restricciones de cumplimiento son sólo para Telmex”.15 Irónicamente, a pesar de haber amenazado con un amparo, en este momento las empresas afiliadas a la Canitec señalan que no se oponen a la competencia, pero que el título de concesión de Telmex no cumple con los requisitos para entrar a este mercado.

En este contexto, un reporte de la consultora Mediatelecom señala que la industria de la televisión por cable ha recibido amplios beneficios, sin que medien compromisos de inversión y cobertura en zonas marginadas y rurales:16

Afirmó que la inversión de los cableros es escasa y casi no abarca zonas rurales o suburbanas marginales. Entre 1999 y 2009, la industria de televisión por cable invirtió 2 mil 620 millones de dólares. En cambio, en el mismo periodo, los concesionarios de telefonía local y de larga distancia invirtieron 20 mil 832 millones de dólares.

La consultoría señaló que la televisión por cable ha tenido por lo menos 50 años para desarrollarse, pero que el verdadero impulso viene de hace unos años, siempre dirigido a sectores de la población con mayor poder adquisitivo, de zonas urbanas; los sectores de bajos recursos nunca han sido preocupación de esta industria cuyas inversiones y planes de negocios sólo se destinan a mercados boutique y de elevada renta. Puntualizó que hasta hace un par de años los cableros empezaron a modificar su esquema de negocios para hacer frente a Dish, la empresa de televisión restringida que surgió para considerar el mercado que no se había atendido entre la población de ingreso por debajo del medio.

Declaraciones realizadas por Mony de Swaan, indican que en estos momentos la comisión realiza tres esfuerzos vinculados con la televisión por cable con la finalidad de incentivar ese mercado.

“Queremos que no existan barreras artificiales para su entrada al mercado e incentivar la competencia en ese sector, ya que de alguna manera los requisitos que se ponen para la posible entrada de un nuevo competidor son demasiados, algunos de ellos ni siquiera son verificables por la comisión”, dijo. Por ello se realiza una revisión completa de los requisitos, sin renunciar a las facultades de la comisión en materia de verificación, pero garantizando que los títulos de concesión no representen una barrera de entrada a la competencia. “En ese sentido no se trata de un albazo por parte de la comisión, queremos trabajar de cerca con los interesados, los concesionarios, las cámaras y las empresas para buscar una homologación que satisfaga a todos”, dijo.

En otras palabras, como parte de su estrategia de apoyo a las televisoras, el gobierno federal se ha propuesto apoyar el desarrollo de la industria de la televisión por cable. Adicionalmente, este apoyo constituye una estrategia adicional para justificar la libre competencia en el sector, siempre y cuando se cumplan los requisitos necesarios. Requisitos que, a juicio de la SCT y la Cofetel, Telmex no cubre.

Nuevamente, epílogo provisional

A la luz de estos nuevos acontecimientos, cabe hacer las siguientes conclusiones:

1.Como ha enfatizado una parte de los analistas del sector, la modificación del título de concesión de Telmex tiene al menos dos aristas: la negativa de las telefónicas a invertir en infraestructura adicional a la disponible por Telmex para mejorar la eficacia en la interconexión, y la decisión del Presidente Calderón de apoyar la “libre competencia” a costa de las telefónicas de Carlos Slim.

2.En este contexto cabe reiterar que hasta el momento la posición de la Cofetel ha sido la de disminuir el costo de las tarifas de interconexión, en detrimento de Telmex y en beneficio de las telefónicas, que no necesariamente del consumidor, toda vez que no se le reducirían las tarifas por concepto de telefonía y triple play.

3.Por lo que se refiere a la negativa de la SCT a modificar el título de concesión de Telmex, recuperamos la opinión de Clara Luz Álvarez, experta en el sector: “SCT pudo negar la autorización con muchos otros argumentos, pero no con base en que Telmex no estaba al corriente de sus obligaciones. Si la SCT carece de facultades para revisar el cumplimiento de obligaciones, entonces no podría legalmente negar a Telmex la autorización para prestar TV, porque existe la opinión favorable de CFT, que incluye el que Telmex cumple con dichas obligaciones. Si SCT se basó en una nueva revisión que CFT haya realizado, tampoco sería legal porque CFT ya había afirmado que Telmex cumplía con los requisitos del Acuerdo de Convergencia. Si SCT o CFT confirman que Telmex estaba en incumplimiento de sus obligaciones, en todo caso será materia del expediente de responsabilidad de servidores públicos”.

Esta opinión se suma a una parte de las previamente señaladas, en el sentido de que la decisión de la SCT pudo fundamentarse en otros argumentos y no en el que constituyó la columna vertebral de su determinación.

4.Relacionado con lo anterior está la posición del Presidente Calderón en este proceso, apoyando a las televisoras -y ahora a las empresas de televisión por cable17-, en detrimento de Carlos Slim. En este contexto, las voces se pronuncian hacia el posible apoyo de las televisoras a Calderón en el proceso electoral de 2012. Al respecto, Fernando Mejía Barquera comenta:18

Otra pregunta que debe hacerse el gobierno es si le conviene que la “guerra por las telecomunicaciones” y la negativa a Telmex para entrar a la TV pasen a formar parte de las campañas mediáticas rumbo a 2012 -que prácticamente han comenzado- y de la propaganda electoral.

El gobierno ofrecería un flanco de ataque para presentarlo como “protector de monopolios” y opositor a la libre competencia, algo muy duro para una administración que proviene de un partido identificado con los valores del empresariado. Además, puede obligar a Telmex a intentar una alianza con fuerzas de oposición y permitir el acercamiento de algunas de éstas a Slim, como parece ser la intención de AMLO en su discurso frente a empresarios europeos.

Adicionalmente, habría que perfilar el escenario electoral del próximo año en un contexto más allá del apoyo a las televisoras a Calderón a cambio de su negativa a modificar el título de concesión de Telmex. Estaría por verse si el apoyo se produce en los términos que señalan los analistas, sobre todo considerando los debates que se aproximan al respecto, en los que la CIRT y el IFE tendrían un papel protagónico.19 Dicho de otra manera, al menos por el momento no habría que limitar el escenario electoral de 2012 al apoyo de las televisoras a la causa de Calderón.

5.En este trabajo, los concesionarios de la televisión por cable aparecen por primera vez como fuertes competidores en el mercado de las telecomunicaciones. Eso no quiere decir que apenas manifestaron su decisión. Desde el momento en que los industriales del gremio ingresaron al triple play con miras al cuádruple, la decisión estaba tomada. De hecho, estas demostraciones de cohesión suelen ser características de momentos coyunturales como el que se avecina, no sólo el proceso electoral ya mencionado sino la renovación de las concesiones de las radiodifusoras y televisoras que están en ese proceso, además de las que recientemente obtuvieron su título para el siguiente periodo. Recordemos la promesa de Calderón de que la renovación de las concesiones no estaría sujeta a motivos políticos, a la que los radiodifusores respondieron con la petición de elevar a ley las reglas sobre refrendos. Adicionalmente, el discurso presidencial a propósito de la entrada de México a la radio digital alberga la esperanza de alcanzar los combos para las estaciones de AM que aún no han logrado esa concesión, además de las expectativas que para la industria representa la digitalización del medio, sobre todo en la ampliación de espacios en el cuadrante.

6.En mayo se lanzó formalmente al mercado el proyecto TotalPlay, de Grupo Azteca, que ofrece servicios de televisión, teléfono e Internet a través de fibra óptica, además de paquetes para telefonía móvil.20 En agosto, Televisa lanza su propuesta similar, asociada con Telefónica y Megacable, aprovechando los dos hilos de fibra óptica que obtuvo en licitación abierta de la Comisión Federal de Electricidad. Esto implica que la competencia se incrementa y que, en caso de obtener la modificación de su título de concesión, Telmex debe tener lista su estrategia para competir al parejo con los hasta ahora dos gigantes de la televisión, y eventuales gigantes de las telecomunicaciones. Decimos que debería contar con una estrategia, que previsiblemente ya tiene en materia de programación, tiempos y planes de navegación por Internet, que le permita competir, entre otros factores.21

7.De lo anterior se desprende que, lejos de terminar, la batalla de las telecomunicaciones está en proceso de avance, con nuevos actores y nuevos escenarios. Quedan pendientes, sin embargo, las decisiones que se tomen con respecto a la renovación de la concesión de MVS y el proyecto “Banda ancha para todos”. Por el momento, la empresa ha decidido suspender e-go, su servicio de Internet móvil a partir del 30 de junio, “en función de que todavía no hemos llegado a un acuerdo con las autoridades, las secretarías de Comunicaciones y Transportes (SCT) y Hacienda y Crédito Público (SHCP) que nos permita entrar al mercado para ofrecer Internet de banda ancha móvil”.22

8.Finalmente, volvemos a colocar a las audiencias en el escenario de la batalla por las telecomunicaciones. Ciertamente, la fibra óptica y sus derivaciones han incrementado de manera importante la velocidad de navegación en Internet, con un costo mensual cercano a los 4 mil pesos para los 100 megas de bajada, de acuerdo con Total-Play, o 599 pesos por los cinco megas de bajada. Habrá

que ver la oferta de Televisa al respecto. Sin embargo, la programación televisiva es similar en todas las ofertas. Las únicas variantes están en la inclusión o exclusión de los canales de Televisa, Azteca o MVS. De ahí en fuera la oferta se concentra en los mismos canales que tendrían éxito probado en paquetes nacionales, vía SKY por ejemplo, o de otros países. Asimismo, la calidad del servicio telefónico varía mucho de una compañía a otra, de tal suerte que los usuarios optan por regresar a Telmex como el menor de los males. Y la suspensión de la señal implica la del teléfono, televisión e Internet. Problemas que, junto con una televisión de mayor calidad, debe enfrentar la industria en el proceso de lucha por el mercado de las telecomunicaciones.

Iconografía

Álvarez, Clara Luz, “SCT, ¿respuesta legal a Telmex?”, en revista electrónica Razón y palabra, 9 de junio de 2011.

Notas

1 De acuerdo con la nota de Reforma firmada por Rafael Aceves y publicada el sábado 28 de mayo, entre los argumentos de la SCT se explicaba que: “Debe mencionarse que entre los requisitos establecidos en el Acuerdo de Convergencia que no han sido satisfechos, destaca el estar al corriente en las obligaciones establecidas en sus títulos de concesión, entre las que se encuentran la entrega de información suficiente a la autoridad y la provisión de calidad para lograr una eficiente interconexión a terceros”. Días más tarde, el martes 31 de mayo, Carla Martínez, reportera del mismo periódico, recopila las opiniones de diversos expertos en la materia, quienes coinciden en afirmar que Telmex no ha cumplido en lo referente al Acuerdo Marco de Interconexión y se ha opuesto a las Áreas de Servicio Local (ASL).

2 De hecho, los periódicos dieron cuenta de los movimientos emprendidos por la SCT y la Cofetel para revisar tanto el Acuerdo de Convergencia y los puntos que dieron lugar a la afirmativa ficta para Telmex, como los errores que desde 2008 de cometieron y que derivaron en esta decisión judicial.

3 Nota de Miriam Posada García, La Jornada, 30 de mayo.

4 Nota de Angelina Mejía Guerrero, El Universal, 27 de mayo.

5 Nota de Miriam Posada García, La Jornada, 31 de mayo.

6 Nota de Angelina Mejía Guerrero, EL Universal, 13 de junio.

7 Nota de Rubén Mosso, Milenio Diario, 1 de junio. El reportero añade que “en caso de que la juez duodécima de distrito en materia administrativa, Blanca Lobo Domínguez, falle a favor de Telcel, la histórica sanción será anulada, mientras que la CFC tendrá que pronunciarse de nueva cuenta sobre el tema”. De hecho, el periódico cabecea la nota: “Por tecnicismos, en riesgo la multa impuesta a Telcel”.

8 Nota de Angelina Mejía Guerrero, El Universal, 7 de junio.

9 De acuerdo con la nota firmada por Carla Martínez y publicada en Reforma el 8 de junio, Telcel no ha librado la multa, pues la

CFC sólo está siguiendo un recurso.

10 Nota de La Crónica de Hoy, 2 de mayo.

11 Nota de Carla Martínez, Reforma, 11 de junio. Las comillas fueron puestas por la reportera a la resolución de la Comisión, y añade los nombres de los denunciantes: Operbes de Bestel, SOS Telecomunicaciones, Comunicaciones Celulares de Occidente, Sistemas Telefónicas Portátiles Celulares, Portatel del Sureste, Telecomunicaciones del Golfo, Iusacell, Unefon, Marcatel, Avantel y Axtel.

12 Nota de La Jornada, 7 de junio.

13 14 de junio.

14 Calderón destacó estos logros en presencia de Emilio Azcárraga Jean, presidente de Televisa, concesionario de Cablevisión y accionista de empresas como Megacable, que lo llevan a concentrar casi 50% de la televisión por cable.

15 Nota de Rafael Aceves, Reforma, 1 de junio.

16 Nota de Miriam Posada García, La Jornada, 6 de junio.

17 Recordemos que Emilio Azcárraga Jean, presidente de Televisa, concentra aproximadamente 50% del mercado de la televisión por cable.

18 Columna “Cambio de frecuencia”, Milenio Diario, 9 de junio.

19 Particularmente la discusión sobre el derecho de réplica y el papel que los medios tendrían en este proceso.

20 TotalPlay ofrece a sus suscriptores hasta un máximo de navegación de 100 megas, velocidad que en mucho supera los paquetes que en este momento ofrece Telmex.

21 Seguramente ya los tiene. De hecho, hace un par de semanas TotalPlay sacó de su oferta programática los canales de MVS, entre otras cosas porque en canal 52 se transmite el Noticiero Uno, justamente de Telmex.

22 Nota de Carla Martínez, Reforma, 8 de junio. Las comillas son de la reportera y corresponden a una declaración de Luis Felipe Chao, vicepresidente de relaciones institucionales de MVS.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password