Jorge Meléndez Preciado

[email protected]

Periodista

Noticias de la última década

Como toda selección, la mía es arbitraria en grado extremo, más aun que la realizada por las mismas televisoras con la selección de la patabola (NikNip, presente). Seguramente algunos estudiosos dirán que me faltó algo y me sobró tela, pero debido a la petición de Marco Levario hago un esfuerzo de recordanza (en el doble sentido del término) y me aviento al ruedo.

1. La llegada del nuevo siglo me agarró en Nueva York. Emocionante en grado extremo. Una ciudad que vive a todas horas. En el metro, el día 31 de diciembre de 1999, muchos de pieles y vestidos largos al lado de mexicanos que salen del trabajo y van con sus mochilas al hombro. Los taxis escasean. Los restaurantes cierran en la madrugada. Al otro día, como en todo el mundo, se acabó la fiesta y llegaría la cruda. El momento fue explosivo y efímero, igual que siempre.

2. La llegada de Vicente Fox a la presidencia de la República crea grandes expectativas, incluso entre grupos de izquierda que no sufragaron por Cuauhtémoc Cárdenas y sí por el hombre de las botas. Chente firma un pacto con algunos ex comunistas. Incumple en todo, excepto en darles chamba a varios que alentaron el voto útil. Empieza la decepción.

3. Las Torres Gemelas se incendian el 11 de septiembre de 2001. Todo mundo ve en televisión, una y otra vez, la misma escena. Luego el derrumbe de un icono fuera de serie. Después las explicaciones parciales de lo que ocurrió poniendo el acento en el enemigo de la democracia. Es la hora en la que no sabemos por qué incluso se habló de aviones contra el Pentágono y de algunos otros que iban a destruir la Casa Blanca. No obstante en el nuevo siglo de las comunicaciones, hay muchos vacíos. El poder mediático apabulla, desorienta y acalla.

4. En mayo de 2003 vemos luces de diferentes colores y no existen combates reales. Es la nueva guerra teledirigida en Irak. Los corresponsales ya no reportean, sino que van en tanques militares para que escriban lo que los invasores desean. Televisa, lo mismo crea falsedades -una corresponsal que habla de gases contra la población- que manda a un enviado él cual no sale de un hotel. La información, como sabemos, es la primera víctima en la guerra; antes resultaba herida, en esta ocasión casi muere de inanición.

5. Los partidos todos, incluido el PRD cuyo líder entre los diputados es Pablo Gómez, en marzo de 2006, aprueban por unanimidad y en siete minutos -récord mexicano- la llamada Ley Televisa. Eso para no molestar a los dueños de las pantallas antes de la elección de 2006.

Afortunadamente, un grupo de Senadores de varias organizaciones, encabezados por Javier Corral, impugnan ante la SCJN lo acordado y se da una controversia constitucional para reformar la preeminencia de los concesionarios. La pluralidad, a pesar del lapso, no ha mejorado.

6. Dick Morris y Antonio Solá, publicistas loderos como pocos, crean el estribillo: “López Obrador es un peligro para México”. En las imágenes todo se cae por la acción del candidato perredista. Campaña que nos recuerda una del PRI contra la izquierda y los tanques en Checoslovaquia, en la época que Gustavo Carvajal -López Portillo como jefe- dirigía el partidazo. Pregunta ¿cuántas veces nos engañarán presentando “monstruos” los derechistas? Claro, los excesos y arbitrariedades de los progresistas mal abonan el terreno.

7. Felipe Calderón toma posesión inicialmente en una ceremonia chafa junto con Vicente Fox, en Palacio Nacional, y después por la puerta de atrás entra a la Cámara de Diputados. Los congresistas que habían peleado durante varias jornadas la tribuna del Congreso se ven agotados como luchadores de sumo en momentos finales. La democracia mexicana, que ya era una caricatura, entra en una fase de consecuencias graves, lo cual no parece tener reserva. ¿Aparecerá un movimiento ciudadano en serio?

8. La famosa guerra contra el narcotráfico. La seguridad ha traído de todo: percepciones equivocadas de los nacionales (Calderón dixit), mensajes en todos los órdenes (de narcocorridos a decapitados pasando por mantas), desinversión, fuga de capitales y personas (no molestar a Ernesto Cordero y Lorenzo Zambrano) y la definición obvia: vivimos en un estado fallido y narcoterrorista.

9. Mony de Swaan, ahijado político de Juan Molinar Horcasitas, es impuesto en Cofetel (2010) y la licitación 21 a favor de Televisa se otorga por una “ventana de oportunidad” y continúa el jaloneo en los juzgados. Otra vez, la burla a la gente en un régimen panista.

10. Aparece, Comunicación y poder de Manuel Castells (Alianza Editorial- 2009), donde se muestra que las redes las usan los ciudadanos para oponerse a las arbitrariedades. El creador, recordemos, es el maestro desde: La era de la información (Siglo XXI) y. La Galaxia Internet (Areté).

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password