Los rostros de la felicidad

Opinión

Estas concepciones, no están desprovistas de la crítica que considera la felicidad como un producto emanado de los libros de autoayuda, pero lo cierto es que abundan evidencias de que ha sido una búsqueda que acompaña al hombre desde su existencia. Y aunque en un sentido completamente opuesto al que se ha externado aquí, hasta los “pesimistas” más famosos como Arthur Schopenhauer, Cioran y Friedrich Nietzsche, le dedicaron reflexiones al tema, tan solo para concluir que la felicidad es una quimera, algo fuera del alcance del hombre.

 

Una visión muy distinta es la que expresa la filosofía oriental como el taoísmo, cuyo principio del vacío, la eliminación del deseo –que considera la principal causa de infelicidad– y el desapego, son elementos clave para lograr el anhelado equilibrio físico, mental y espiritual que conlleva la felicidad.

 

La felicidad como un fenómeno social-cultural

 

La idea de la felicidad tiene sustento en la experiencia de vida de cada persona pero cada persona es feliz con base en lo que la sociedad le indica. En este sentido, pueden identificarse diferencias culturales entre países en torno al tema de la felicidad.

 

En el continente americano, se observan grandes contrastes: el alegre ambiente festivo y sensual del pueblo brasileño con su samba y su carnaval, hasta el casi trágico dramatismo del tango argentino. Cruzando el Atlántico, lo mismo está el flemático e inexpresivo ciudadano inglés como el rígido y marcial pueblo alemán o el desvergonzado desparpajo de “il dolce piacere di fare niente” de los italianos (por no hablar de la singular alegría de los griegos). Así podemos decir que la ropa, la comida, la música y la forma de disfrutar las fiestas, dicen mucho de cómo un pueblo concibe y vive su felicidad, .

 

¿La felicidad se puede medir? En 2012 la ONU publicó el primer estudio, a partir de entonces cada año se emite el Informe Mundial sobre la Felicidad, en el cual participan 158 países y cuyas variables son: Producto Interno Bruto (PIB), PIB per cápita, esperanza de vida sana, tener a alguien en quien confiar, percepción de libertad para tomar decisiones vitales, falta de corrupción y generosidad.

 

Estas variables permiten conocer el nivel de bienestar –entendido como sinónimo de la felicidad y la heterogeneidad con que este aspecto es percibido. El enfoque es la medición del bienestar subjetivo con la finalidad de diseñar políticas públicas que abonen al desarrollo sustentable global.

 

Suiza, Islandia, Dinamarca, Noruega, Canadá, Finlandia, Holanda, Suecia, Nueva Zelanda y Australia, Reino Unido, Francia y Alemania ocupan los escaños 21, 26 y 29, mientras que Estados Unidos está en el puesto 15.

 

En América Latina, Costa Rica (12), México (14) y Brasil (16) encabezan la lista de los más felices, seguidos por Venezuela (23), mientras que Argentina y Uruguay están en los lugares 30 y 32 respectivamente.

 

Los países menos felices son Togo, Burundi, Benín, Ruanda, Burkina Faso, Costa de Marfil, Guinea, Chad, Afganistán y Siria. ¿Alguien podría ser feliz viviendo entre el fuego cruzado y la pobreza?

 

Por otra parte, existe una interesante investigación en la Universidad de Harvard, denominada “Grant Study”, que se ha desarrollado durante 75 años y que responde a la pregunta ¿Qué es lo que realmente importa para ser feliz? Esta comenzó en 1938 a partir del estudio de la vida de un grupo de 268 estudiantes de Harvard, quienes aún viven tienen aproximadamente 80 años.

 

Entre los aspectos esenciales para la plenitud y el bienestarque devela el estudio destacan: la buena relación con los padres, principalmente con la madre, la relevancia de la educación por encima del estatus social y el dinero para determinar si una vida es o no exitosa, la actitud generosa y amable, respecto de ello. Se descubrió que existe una correlación entre la calidez de las relaciones y la salud y la felicidad en la vejez.

 

En el plano individual, Matthieu Ricard, monje budista francés y nepalés quien es además biólogo, investigador en genética y fotógrafo, fue nombrado el hombre más feliz del mundo por la Universidad de Wisconsin puesto que su cerebro presenta una gran actividad asociada al bienestar y las emociones positivas. La clave de su felicidad: trascender las carencias, negatividades y sufrimiento que causan infelicidad a partir de la meditación, la vida contemplativa. Señala que la felicidad no está ni en la belleza ni en la riqueza, sino en el interior de los individuos.

 

Conclusiones

 

La felicidad tiene distintos rostros, diversas manifestaciones pero también distorsiones. La fuente de la plenitud o el bienestar, está condicionada por factores que van desde el plano antropológico, psicológico, social, económico y hasta espiritual así como la calidad de las relaciones que se establecen con personas que son figuras importantes en el desarrollo del ser.

 

El sentido utilitarista y superficial que se confiere a la existencia podría ser una pista para comprender por qué en una época en la cual el confort, el placer, y el goce son elementos inherentes a la corriente dominante en el estilo de vida moderno, persiste un sentimiento de insatisfacción inagotable y por consiguiente, de una felicidad que continúa representando un anhelo y no la realidad.

 

Referencias

 

Aleph, F. (27 de febrero de 2015). Faena Aleph. Obtenido de ¿Qué es lo que realmente importa para ser feliz? (Un exhaustivo estudio de Harvard, responde): http://www.faena.com/aleph/es/articles/quees-lo-que-realmente-importa-para-ser-feliz-un-exhaustivo-estudiode-harvard-responde/

 

Dos Santos, M. J. (S/R de S/R de 2000). IdUS. Depósito de Investigación Universidad de Sevilla. Obtenido de Las emociones como guía.: https://idus.us.es/xmlui/bitstream/handle/11441/27530/file_1.pdf?sequence=1&isAllowed=y Helliwell, J., Layard, R., & Sachs, J. (2015). Reporte Mundial de Felicidad 2015. Resumen.

 

ICF. (4 de enero de 2016). Instituto de Ciencias de la Felicidad.

 

Universidad Tec Milenio. Obtenido de Instituto de Ciencias de la Felicidad. Universidad Tec Milenio: http://cienciasdelafelicidad.mx/acerca-de/psicologia-positiva País, E. (2 de Mayo de 2014). El País. Obtenido de El “hombre más feliz del mundo” develó su secreto: http://www.elpais.com.uy/vidaactual/hombre-mas-feliz-mundo-devela-secreto.html

 

Russell, B. (1992). La conquista de la felicidad. Tlalpan, D.F. : Espasa-Calpe Mexicana, S.A. México.

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password