Cinque Terre

José Yuste

[email protected]

Analista financiero.

Los inversionistas no dejan mentir

Los inversionistas son fríos y no dejan mentir. La reforma en telecomunicaciones tuvo un termómetro para las empresas reguladas: sus acciones en la bolsa de valores. La empresa más afectada fue América Móvil, tenedora de Telcel y Telmex, con una caída del 14.5% de sus acciones en la semana. Mientras que Televisa también perdió aunque en menor medida: 4% en la misma semana.

No se puede seguir con litigios eternos

Curiosamente, aún con las pérdidas en el mercado, los principales jugadores siguieron dicien-do que prefieren tener reglas más claras. Así lo externaron Televisa y América Móvil. Pero también Nextel y Telefónica.

La reforma en telecomunicaciones cae en el sector privado en un momento clave, donde todos saben que no se puede seguir con litigios eternos, exagerando en los amparos promovidos, buscando a ver quién tiene mejor empatía con los reguladores, aprovechando la doble ventanilla entre SCT y Cofetel.

Bajo los enormes e intensos litigios del sector de telecomunicaciones, muchos vieron como una antesala de la reforma del sector el lanzar la Ley de Amparo, la cual impide a las empresas solicitar la suspensión del acto de autoridad hasta terminar el amparo.

En otras palabas, con la Ley de Amparo, ahora sí la autoridad manda: sus decisiones se deberán acatar.

La reforma en telecomunicaciones empareja la cancha del sector: los que quieren entrar a telecomunicaciones, podrán hacerlo; los que quieren entrar a televisión, podrán hacerlo.

Abre los dos mercados: telefonía y televisión, y con ello llega al centro neurálgico: Internet.

Telefonía, regulación asimétrica o división

Para telefonía habrá una regulación asimétrica para el operador dominante, que se determina bajo un definición sencilla: quien tenga más del 50% de usuarios o suscriptores del mercado.

De esta manera, América Móvil cae de inmediato en operador dominante, y por lo tanto se regirá bajo reglas que permitan el dar acceso a su red, bajar tarifas de interconexión y permitir la competencia.

En este punto América Móvil, la principal empresa de Carlos Slim, siempre se quejó de que ella ha invertido más de 20 mil millones de dólares en su tendido de red, en sus instalaciones, y además, que nadie más va al mercado rural porque no es rentable. Señala que quiere ver si de verdad los demás operadores invierten a sus ritmos, y piden que también otros atiendan el mercado rural.

La telefonica, bajo la nueva reforma de telecomunicaciones, tendrá que ofrecer su red a los demás operadores a precios accesibles, y para lograr un equilibrio, la nueva autoridad tendrá que revisar las tarifas de manera de permitir la operación de nuevos competidores pero también ir pagando parte de la inversión de América Móvil.

El gran cambio con la reforma es que la empresa debe permitir el acceso a su red y con tarifas económicas.

Si es declarada como operador dominante, la nueva autoridad (Ifetel) tendrá la facultad de dividir y licitar parte de la empresa en un plazo de 180 días, algo parecido a lo que sucedió con AT&T en Estados Unidos que abrió paso a las llamadas Baby Bells.

Televisión, los must a cambio de telecom

Televisa y TV Azteca también tendrán competencia. En primer lugar sí viene la apertura en televisión abierta, en donde se licitarán dos cadenas privadas y habrá una pública.

En segundo lugar, las producciones de televisión abierta deberán permitirse a los competidores de televisión restringida, sean cableros o de televisión digital. Sería el famoso must carry.

Y también viene en la ley que las televisoras abiertas no podrán cobrar por pasar sus canales en otras televisoras restringidas. Es el must offer.

En la Cámara de Diputados hubo un debate al respecto, pero al final las televisoras señalaron que ellas sí estaban por la apertura, y aceptaban el must carry y el must offer.

Aquí la postura de Emilio Azcárraga Jean, presidente de Televisa, fue clara: aceptamos la competencia en TV abierta, así como el ofrecer nuestra programación a televisión restringida, pero queremos apertura en telecomunicaciones.

Hoy en día el mercado de telecomunicaciones es el de mayor crecimiento: hacia allá van todos. La convergencia tecnológica te permite ver a través del teléfono móvil o una tableta, programas y contenidos de televisión o Internet.

De hecho, hoy en día el mercado de televisión abierta se encuentra en alrededor de 4 mil millones de dólares, mientras el de telecomunicaciones está por encima de los 20 mil millones de dólares.

Los posibles nuevos

La reforma en telecomunicaciones, de inmediato, crea oportunidades para nuevos operadores.

Y otra vez: los inversionistas no dejan mentir.

Las acciones de un operador pequeño y que había estado emproblemado, como Axtel, se fueron al cielo en la semana posterior a la presentación de la reforma. Subieron 9.6%.

Axtel, una compañía de telefonía fija regiomontana, estaba endeudada, pero si la reforma permite abrir al 100% la inversión extranjera en telefonía fija, se crean grandes oportunidades para que tenga un socio externo o bien se capitalice.

Algo similar sucede con algunas cableras, como Maxcom.

Y desde luego los posibles postores por el otro mercado, el de televisión, también salieron.

Allí está desde el Grupo Imagen, empresa del Grupo Empresarial Angel dirigido por Olegario Vázquez Aldir, quien ha externado públicamente su interés por televisión abierta. Hoy en día Imagen produce en Canal 28 contenidos propios, desde noticiarios hasta telenovelas (con Argos). Es un grupo solvente, serio, que puede dar una buena sorpresa.

También están otros interesados que han estado en el sector, como por ejemplo, Alejandro el “gu%u0308ero” Burillo, quien desde que dejó la televisión ha querido volver a participar. Ha externado su interés.

O se encuentran algunos periódicos que dejan entrever su interés si cuentan con otro socio empresarial.

La competencia trae mejoría para el consumidor final y la reforma en telecomunicaciones plantea un escenario de competencia. Los inversionistas del mercado no se equivocan. En este momento bajan sus posiciones en empresas del sector hasta ver los ajustes que tendrán, pero lo más seguro es que el mercado vuelva a confiar en las empresas del sector actuales y en las venideras. Es claro que las inversiones fluyen con reglas más claras.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password