Justine Dupuy

Las entrañas del acceso a la información en los estados

El índice de acceso al gasto en publicidad oficial en las entidades federativas mide la facilidad de obtener en los estados el presupuesto ejercido y su desglose sobre este tema en particular. La publicidad oficial se refiere al dinero público que sirvió al gobierno para comprar espacios en los medios de comunicación. La opacidad y discrecionalidad del ejercicio de estos recursos permite la existencia de prácticas nocivas para la libertad de expresión: los gobiernos usan la publicidad oficial como herramienta de chantaje a los medios para controlar su línea editorial. La transparencia es un primer eslabón hacia una rendición de cuentas que permite acabar o, por lo menos, limitar el mal uso del presupuesto público.

Los resultados del Índice de Acceso al Gasto en Publicidad Oficial segunda edición se presentaron en abril y documentan la prevalencia de la opacidad. Más de la mitad de los estados violan el derecho de acceso a la información al no proporcionar datos suficientes sobre sus gastos en publicidad oficial. El diagnóstico completo se encuentra en la página www.publicidadoficial.com

Mas allá de la evaluación y de las cifras, existen historias que contar en cada estado sobre el acceso al gasto en publicidad oficial. Aquí compartimos las más destacadas.

Tamaulipas: la pelea para conocer recursos millonarios. El estado de Tamaulipas pertenece a la lista de los campeones de la opacidad; no comunica sobre sus gastos en publicidad oficial. Después de las primeras solicitudes solo obtuvimos un presupuesto aprobado de 38 millones de pesos para 2011. Después de recursos de revisión, los 38 millones se multiplicaron por siete para transformarse en 287 millones de pesos ejercidos entre los cuales 172 millones de pesos se destinan a medios electrónicos y 115 a medios impresos.

Tamaulipas como otros siete estados reservó la información solicitada. Es decir, negó la totalidad de estos datos porque su publicación podría ser perjudicial. En este caso, la causa fue una auditoría realizada por la contraloría gubernamental.

Guerrero: Nadie es competente para contestar las solicitudes. Cada una de las solicitudes realizadas fue orientada a otra área administrativa por incompetencia del área de origen. En total se realizaron nueve solicitudes de acceso a la información y ninguna tuvo un resultado positivo.

Coahuila: la presión mediática fue más eficaz que el acceso a la información. Coahuila, otro campeón de la opacidad, no divulga sus gastos. Peor aún, la Unidad de Comunicación Social declara inexistente el desglose de estos gastos. Después de la publicación de los resultados del índice, periodistas locales pidieron a su gobierno rendir cuentas. Y por primera vez, el gobierno estatal reconoció gastos millonarios en imagen. El secretario de Finanzas, Jesús Ochoa Galindo informó que el año pasado se gastaron 680 millones de pesos en este renglón y ahora en 2013 será la misma cantidad. Respecto a 2010 y 2011 dice no contar con los datos, debido a que “yo no estaba en la secretaría de Finanzas’ reporta el diario El Siglo de Torreón.1

Este testimonio evidencia gastos millonarios ejercidos por Coahuila, los más altos documentados de todos los estados que nos contestaron. La confesión del funcionario aporta también un válido ejemplo de la permanencia de una cultura patrimonialista de la información cuando tendría que tratarse de un bien público. Al leer sus palabras, parece que los funcionarios de la pasada administración se regresaron a su casa con la información.

Chihuahua: Clasifican la información para proteger datos personales. En Chihuahua, es imposible conocer el desglose de los gastos en publicidad oficial. El desglose se clasifica como información reservada por considerar que es de carácter personal y su divulgación puede generar ventaja indebida en perjuicio de un tercero. La clasificación de reserva fue motivo de un recurso de revisión y el órgano garante confirmó la reserva. La resolución presenta un voto particular en contra en el que se argumenta que la información solicitada es de interés público y por lo tanto debería ser divulgada.

Chiapas: el cambio de gobierno o balconear a su predecesor. En Chiapas, al igual que Coahuila nunca se había logrado conocer los gastos en comunicación de la pasada administración. La información fue reservada porque estos datos eran parte de una auditoría y divulgarlos podría perjudicar el buen proceso de la investigación. Sin embargo, el cambio de gobierno fue una arma más poderosa para cambiar las prácticas. En mayo, de este año la nueva administración transparentó los gastos del exgobernador Juan Sabines como lo comentó el diario Reforma.2

Según el artículo, el ex mandatario chiapaneco se gastó mil 104 millones de pesos de 2007 a 2012 en publicidad oficial. “El presupuesto (…) pasó en cinco años de 34.2 millones a 427.4 millones de pesos, de acuerdo con un reporte oficial difundido por el Gobierno estatal como respuesta a una solicitud de información presentada por un ciudadano”.

Notas:

1 Yolanda Rios, “Rechazan opacidad en gasto de publicidad”, Siglo de Torreón, 12 de abril del 2013. Acceder al artículo en http://www.elsiglodetorreon.com.mx/mobile/?n=858897

2 Edgar Hérnandez, “Juan Sabines derrochó gasto en imagen en Chiapas”, Reforma, 10 de mayo, Acceder al artículo en http://noticias.terra.com.mx/mexico/estados/juan-sabines-derrocho-gasto-en-imagen-en-chiapas,12012ab9d8e8e310VgnVCM10000098cceb0aRCRD.html

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password