Cinque Terre

Marco Levario Turcott

[email protected]

Director de etcétera

Las comunitarias en el IFE

En febrero pasado, durante una entrevista publicada en etcétera, el consejero electoral Marco Antonio Baños informó que las radios comunitarias se incorporarían en el Reglamento de Radio y Televisión del IFE, cuyas adecuaciones serán discutidas en los primeros días de mayo. De entonces a la fecha se han llevado a cabo los trabajos conducentes a tal fin, por lo que confiamos en que no tendrán efecto las resistencias que se han expresado en el ámbito de la radiodifusión privada y en los recovecos de la Secretaría Ejecutiva del IFE. Mientras, el consejero Baños ha hecho suyas, sin reparo alguno, todas las propuestas hechas por la Asociación Mundial de Radios Comunitarias-México y así las promoverá en las próximas discusiones en el Instituto Federal Electoral.

En la primera quincena de abril, la AMARC-México entregó al consejero Baños su propuesta para pormenorizar en el reglamento las normas que deberán cumplir las radiodifusoras. En el documento, que etcétera tiene en su poder, la coordinadora ejecutiva de la asociación, María Eugenia Chávez Fonseca, inicia con el diagnóstico de las condiciones estructurales en que se encuentran esas emisoras, es decir, el tipo de permiso con el que operan -el mismo que el de los medios públicos, culturales y de experimentación- así como su situación financiera. Eso quiere decir que sólo cuentan con los recursos que cada comunidad proporciona y que son siempre muy precarios (como consta en el hecho de que sus declaraciones a la SHCP están en ceros).

Más adelante, AMARC-México propone que el IFE elabore una pauta ajustada a la forma en que cada emisora opere para lo que éstas deberán entregar por escrito los datos respectivos. En virtud de que existen casos en que el funcionamiento es programado de manera manual, la pauta deberá contemplar los horarios específicos en que las personas laboran aunque, en cualquier caso, todos los promocionales deberán ser difundidos. Vale la pena señalar esto porque de lo que trata todo esto es de que, precisamente, las radios comunitarias cumplan con la ley.

Hay más aspectos que contempla la propuesta de AMARC-México -que agrupa a 15 radios comunitarias permisionadas en distintos estados del país-. Por ejemplo, que cuando cierta emisora opere en una comunidad donde no aplique el “horario de verano”, la pauta del IFE se ajuste a ello. Otro caso es cuando se celebren elecciones por usos y costumbres y éstas no coincidan con alguna elección federal o estatal, se suprima el pautado institucional y de los partidos políticos. Uno más se refiere a que en el caso de que permisionarios transmitan en lenguas indígenas la traducción se realice por medios institucionales o por el personal de la emisora.

Decisión de amplio alcance

Desde noviembre 2010 hemos insistido en que una decisión como la que ahora se aproxima es central para las radios comunitarias y, sin duda, para el esquema de comunicación en el que impera la oferta privada. Por eso en el portal de etcétera le daremos amplia cobertura al tema y con la seguridad de que aún faltan otros pasos significativos dentro de la ruta hacia el reconocimiento pleno que deben tener esas emisoras en nuestro país. Uno de esos avances tiene que ver con la posibilidad de que las radios comunitarias puedan recibir ingresos por el rubro de la publicidad oficial, como apunta Daniel Iván en páginas más adelante. El asunto ya es la causa que sigue en esta revista.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password