La tecnología, ¿un medio cargado de futuro?

La palabra inglesa geek se usa para caracterizar a un apasionado, a un loco por la tecnología (en español se usa sin traducir con ese significado); uno de esos geek bien podría ser el periodista Jeff Jarvis, autor del libro El fin de los medios de comunicación de masas (Geeks bearing gifts), quien es más conocido por sus opiniones sobre el futuro en la era digital de los medios de comunicación que por su trabajo anterior: ha sido creador y editor fundador de la revista Entertainment Weekly; editor dominical y editor asociado del New York Daily News, columnista en San Francisco Examiner y reportero en Chicago Tribune.


Nació en la ciudad de Nueva York, en 1954. Jeff Jarvis es profesor y director del Centro Tow-Knight para el Periodismo Emprendedor en la Escuela de Graduados en Periodismo de la Universidad de la Ciudad de Nueva York (CUNY por sus siglas en inglés) y consultor del diario The Guardian. Asimismo es autor del blog http://buzzmachine.com.


Antes de este libro, Jarvis escribió Y Google, ¿cómo lo haría? (traducido al español), así como Public Parts (Partes Públicas), sin traducción al español, y Gutenberg the Geek (Gutenberg el Geek), también sin traducir.


El nombre de este libro en inglés es un juego de palabras derivado de la frase greeks bearing gifts que es una adaptación de la frase “temo a los griegos aunque traigan regalos”, pronunciada por el sacerdote troyano Laocoonte cuando pide no confiar en el caballo de Troya que los griegos habían dejado frente a la puerta de la mítica ciudad. En este caso los regalos provienen de los geeks y muchos directivos de grandes medios estadounidenses desconfían de ellos.


Jeff Jarvis inicia el libro agradeciendo los regalos a los locos por la tecnología de la información, pues da muchas oportunidades a los medios. Se propone mirar al futuro de los medios de comunicación, que el desarrollo de la tecnología ha convulsionado, en vez de mirar hacia atrás, como otros autores, se propone “examinar muchos futuros posibles” aunque, aclara, no se propone predecir el futuro del periodismo.


Aunque Jarvis escribió este libro desde una perspectiva estadounidense, tiene observaciones de aplicación general como aquella de que seguimos definiendo el futuro de los medios de comunicación con el uso de términos del pasado, incluso los medios mismos, afirma el autor, siguen siendo reconocibles en Internet en su formato original, periódicos, revistas, libros, radio (cine) y televisión, aunque algunos han avanzado en su adaptación a la web (Netflix es un buen ejemplo: se usa para ver cine con una cantidad de características que ninguna sala ni canal de televisión tenía antes).


Este libro es una lluvia de ideas y propone unirse a quienes forman o formarán parte de los “medios de comunicación”.


Jarvis propone cuestionar lo que él considera “tres afirmaciones clave de la industria acerca de la información”, temas que además forman los tres bloques en que se divide el libro:


  • El público, como masa: Jarvis propone pensar en la audiencia y preguntarse ¿quiénes son en la actualidad? Y ¿cómo afecta ese cambio de rol al valor en el periodismo? A esta primera discusión le llama “Relaciones”.

  • Considerar al artículo como unidad indivisible y a los periodistas narradores de historias: aunque los artículos seguirán siendo importantes, considera que la noticia puede adoptar otras formas. Este apartado lo llama “formas” y es el segundo bloque.

  • Que los modelos de negocios actuales pueden ser reproducidos en una nueva realidad: aquí Jarvis incluye el futuro de las salas de redacción; los soportes de las noticias (impresos, por ejemplo) y si la información debe ser gratuita. En este último bloque llamado “Modelos” (me parece) el autor pone más atención porque discute un problema crucial: su modelo de negocios, aunque no sea lo único que deba cambiar; además esta sección de libro expone los modelos que él y su equipo han desarrollado en la CUNY.


Propone cuestionar todas las afirmaciones sobre la industria de los medios y está en contra de rechazarlas todas y sí en favor de mantener valores del periodismo: la rigurosidad, la justicia y la integridad. Afirma que la pregunta clave que deben hacerse los periodistas es cómo pueden agregar valor al flujo de información en una comunidad, el cual no ocurriría sin la existencia de mediadores “es decir, sin medios de comunicación”.


Esa afirmación revela su perspectiva de lo que llama “mediadores”, o “medios informativos (junto con los medios tradicionales), es decir sitios web, blogs locales, y servicios, que conforman un “ecosistema de información”, y evidencia el concepto de periodismo del autor: “ayudar a las comunidades a organizar sus conocimientos para que puedan organizar mejor”.


Aunque Jeff Jarvis escribió este libro partiendo del enorme ecosistema de medios estadounidense muy diferente al de México y Latinoamérica, donde el nivel de vida y el acceso a Internet es menor su perspectiva es muy útil: hay una progresiva aparición de servicios, sitios web y blogs y cada vez más con los teléfonos “inteligentes” se producen o recomparten contenidos, los medios de comunicación tradicionales están en crisis en su forma de hacer negocios y en su relación con las comunidades a las que deberían servir y que han minado tanto su credibilidad como su importancia como mediadores y organizadores de la información

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password