La manipulación informativa de Reforma

Opinión

Telepatía editorial y ajustes a la estrategia del caso OHL


La adulteración que el periódico Reforma hizo de una nota del diario El País, los frecuentes ejercicios de telepatía editorial en los medios de comunicación elegidos por la empresa Infraiber para ventilar el pleito que mantiene con la constructora española OHL, así como algunos ajustes a su estrategia mediática de descalificación, son los elementos más recientes en el tratamiento de la información relacionada con este diferendo legal frente al que un sector de la prensa ha decidido, desde hace casi diez meses, erigirse en un tribunal paralelo a las instancias jurídicas donde se dirime el conflicto.


El conjunto de medios que ha tomado partido abiertamente por Infraiber y convirtió al represente legal de esta empresa, Paulo Diez, en su única fuente de información, ha faltado a su responsabilidad de procurar un equilibrio informativo a sus audiencias. Más aún, con su cobertura desigual y sesgada, han contribuido a sembrar en la opinión pública la percepción de que OHL está implicada en actos de corrupción, pese a que aún no hay suficientes pruebas ni pronunciamiento de autoridad que así lo demuestren. Y al no haber tampoco evidencias periodísticas, éstas se construyen con tal de cumplir la consigna: declarar culpable a OHL.


El fin justifica los medios


De acuerdo con Niceto Blázquez en El desafío ético de la información, manipular implica intervenir deliberadamente en los datos de una noticia por parte del emisor; trastocarlos de modo que, sin anularlos del todo, den a la noticia un sentido distinto del original en función de unos intereses preconcebidos por parte del emisor. Y todo ello, de tal forma que el receptor no puede percatarse de esa intervención sin recurrir a otras fuentes de información.


Un claro ejemplo de lo planteado por este autor, lo tenemos en la información que publicó Reforma el pasado 15 de febrero en la primera plana de su sección “Internacional”, cuyo título dice “Tira corrupción a lideresa del PP”. La nota, acreditada a El País y firmada por Natalia Junquera da cuenta de la dimisión de Esperanza Aguirre, dirigente del Partido Popular en España, el cual está sujeto a investigación por presunto financiamiento ilegal por parte de varias empresas. En el cuerpo de la nota se lee lo siguiente:


“Además, una de las empresas que se habrían visto favorecidas, y cuyos despachos también fueron cateados el jueves pasado, es el Grupo Villar Mil. La principal compañía del grupo, OHL, está bajo la lupa en México por aumentar injustificadamente las tarifas de proyectos de construcción en el país”.


(Adelanto. Adquiera la revista en librerías)


 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password