Cinque Terre

María Cristina Rosas

[email protected]

Profesora e investigadora en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM.

La diplomacia del panda

Aristóteles usó la expresión zoon politikon, “animal político”, donde refiere que el ser humano, a diferencia de otras especies, posee la capacidad de organizar la vida en una comunidad, por ejemplo, la polis.

Es difícil estar en desacuerdo con el filósofo griego. Sin embargo, en China existe un genuino “animal político” reconocido a nivel planetario: el panda gigante.

Se cuenta que antes de Cristo, durante la dinastía Han occidental, los jardines del emperador albergaban pandas gigantes como una muestra de poder y prosperidad. Más tarde, durante la dinastía Zhou en el año 685, la emperatriz Wu Zetian obsequió una pareja de pandas al emperador de Japón como gesto de buena voluntad. En el siglo XX, la esposa de Chiang Kai-shek mantuvo la práctica de regalar “simpáticos pandas peludos blanco con negro”,1 y una pareja fue entregada al zoológico del Bronx en 1938.2 Tras la creación de China en 1949, el panda gigante se empleó para fortalecer y consolidar lazos políticos de Beijing con otras naciones. Es lo que ha dado en llamarse la diplomacia del panda o pandaplomacia.

Desde 2008 los pandas se entregan a países que a cambio ofrecen a China recursos naturales y tecnología. Antes, China debía desprenderse de ese “tesoro nacional” con mínimas condiciones. Hoy se puede dar el lujo de imponer los términos, no solo respecto a la manutención del oso, sino sobre todo en temas y agendas que desea solventar con otras naciones.

El panda gigante y la imagen de China

Como refiere Henry Nicholls en A la manera del panda. La curiosa historia del animal político de China (The way of the panda. The Curious History of China’s Political Animal),3 Beijing cuenta con un animal que le permite negociar, a nivel diplomático, con los países más reacios.

George Schaller explica así la fascinación por el panda gigante: “que el panda haya sido elevado a un estatus de ícono en el medio ambiente, no debe sorprender. El animal tiene el poder de tocar y transformar a todos los que tienen contacto con él; solo debe aparecer para iluminar el escenario. El yin y el yang son las dos grandes fuerzas chinas de la separación y la unión; el negro y el blanco, la luz y la oscuridad, el sol y la luna, el verano y el invierno, la vida y la muerte. Cada fuerza lleva una parte de la otra, cada una requiere de la otra para mantener un balance completo con énfasis entre lo necesario y lo imperecedero. El panda personifica el yin y el yang. Pero el género humano ha alterado ese equilibrio, y la existencia del panda ahora se enfrenta al peligro de la extinción”.4

El oso panda o panda gigante es originario de China,5 considerada una especie endémica del centro del país, y reside sobre todo en las regiones montañosas de la provincia de Sichuan y el Tíbet, a alturas que pueden alcanzar hasta los 4 mil metros. Formalmente se le descubrió en 1869,6 aunque su existencia se remonta, por lo menos, a un millón de años. Se calcula que existen unos mil 600 pandas en su entorno natural y otros 300 en cautiverio.

El panda gigante es considerado una especie en peligro de extinción por varias razones. En primer lugar, su demografía es reducida. Además, en su entorno natural tiene una esperanza de vida de 15 años mientras que en cautiverio puede vivir 30 o más.7 En segundo lugar, la mortalidad infantil, especialmente en su hábitat, es alta, a lo que se suma una baja tasa reproductiva. Los pandas son animales solitarios, e incluso cuando la hembra entra en celo, no es frecuente que encuentre un macho. Asimismo, el apareamiento por primera vez puede ser un problema, porque la novel pareja podría no saber cómo copular. Se cuenta que la primera pareja de pandas que arribó a Washington desconocía la mecánica, al punto de que el macho introdujo su pene en la oreja de la hembra.8 Ahora se emplean algunas técnicas más ingeniosas. La copulación ocurre en segundos y los pandas son escandalosos. Este proceso ha sido filmado y a las parejas que van a copular por primera vez en cautiverio se les presenta este panda-video-porno, no tanto para que los osos lo vean, sino con la idea de que los sonidos del acto sexual los “orienten”. Una vez preñada la panda es frecuente que dé a luz gemelos, pero dadas las condiciones de la vida silvestre, cuida del bebé que más posibilidades tiene de sobrevivir y abandona al más débil.

En tercer lugar, pese a ser un mamífero carnívoro, el panda tiene una dieta a base de bambú, por lo que su supervivencia está directamente relacionada con la disponibilidad de esta planta. El bambú presenta un ciclo, cada 60 años. En los años 70, se produjo una muerte generalizada de plantas de bambú en China, lo que provocó el deceso de alrededor de 250 pandas.9 Las compañías madereras, por su parte, son también responsables. En la zona de Quin Ling ocupan el 70% del hábitat del panda y dinamitan las montañas para hacer carreteras y poder talar más.10

En cuarto lugar, los pandas están expuestos a la cacería furtiva -si bien las penalizaciones en China han reducido sustancialmente esta posibilidad. Según la legislación, la persona que sea sorprendida victimando un panda puede enfrentar incluso la pena de muerte. Sin embargo, ello no ha frenado a los vendedores de pieles, quienes llegan a ofrecer hasta 67 mil dólares a los campesinos para que les entreguen una piel de panda.11

En quinto lugar, figuran los fenómenos naturales. El 12 de mayo de 2008, un terremoto de 8 grados en la escala de Richter azotó a la provincia de Sichuan, destruyendo la reserva de pandas de Wolong, por lo que diversos zoológicos del mundo los adoptaron temporalmente hasta que la nueva reserva se construyó en 2012. La reserva de Wolong se localiza a 30 kilómetros del epicentro del terremoto, el cual causó la muerte de más de 80 mil personas. Como resultado de este movimiento telúrico, pereció un panda, otro resultó herido y otro más desapareció. Una cuarta parte del hábitat de los pandas de Sichuan quedó devastado como resultado del cataclismo.12

Otro terremoto, en abril de 2013, también en la provincia de Sichuan, de 7 grados en la escala de Richter, provocó un severo daño psicológico a los panditas del criadero de Bifengxia. Los testimonios de los cuidadores revelan que treparon a los árboles y estaban muy asustados, de manera que recibieron una terapia especial para recuperarse (aquí se puede observar a un panda sumamente asustado, http://www.youtube.com/watch?v=tGwoGdKfs1E).13 Ocurre que los pandas del criadero de Bifengxia habían sido trasladados previamente desde Wolong, por las consecuencias del terremoto de 2008, lo que puede contribuir a explicar el pánico que generó en ellos el nuevo movimiento telúrico.

En sexto lugar figuran las divergencias entre quienes postulan que la protección de los pandas es excesivamente costosa y que, por lo tanto, hay que dejar que la especie se extinga -en un enfoque darwinista- y quienes, por el contrario, piensan que no es deseable hacer juicios de valor respecto a las especies que deben ser salvadas o no, dado que las razones que explican el peligro que acecha a estos mamíferos son múltiples, amén de que la protección de los pandas va de la mano de la conservación de los ecosistemas y, por ende, de otras especies animales y vegetales.14 Asimismo, el oso panda existe, por lo menos, desde hace un millón de años, lo que significa que pese a su vulnerabilidad, el panda gigante se las ha arreglado para sobrevivir.15

A propósito del enfoque de la conservación, defendido tanto por el gobierno chino como por organismos no gubernamentales como el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF por sus siglas en inglés), cuyo logotipo, por cierto, es un pandita, a mediados de 2005 las autoridades del país

asiático crearon más de 50 reservas de osos panda, con lo que protegen unos 10 mil kilómetros cuadrados de bosque. Sin embargo, las áreas protegidas solo incluyen a alrededor del 60% de la población de los mamíferos, por lo que el 40% restante está en peligro de perecer por las razones previamente citadas.16

¿Un animal “comunista”?

En 1957, el zoológico de Moscú recibió su primer panda macho procedente de Beijing como un obsequio de “buena voluntad” cuando los vínculos bilaterales se estaban deteriorando. Un año después, el gobierno de Mao Tsetung ofreció un panda gigante a EU. Sin embargo, con la histeria anti-comunista en su máxima expresión, el entonces secretario de Estado de la Unión Americana, John Fuster Dulles, señaló que el zoológico de Chicago no podía albergar a un animal “comunista”.17 En 1965, Corea del Norte recibió su primera pareja de pandas gigantes de parte del gobierno chino.

Claro que para 1972, cuando EU empezó a mostrar mayor interés en formalizar las relaciones diplomáticas con China, el gobierno de Mao Tse-tung, tras aquel histórico encuentro con el presidente Richard Nixon, les regaló dos pandas que en esta ocasión fueron bienvenidos. Las relaciones diplomáticas formales se establecieron en el gobierno de James Carter, el 1 de enero de 1979. En este caso, los pandas precedieron la “normalización” de los vínculos entre Beijing y Washington. Con México ocurrió a la inversa.

El 14 de febrero de 1972, México y China establecieron relaciones diplomáticas. Para Beijing, la formalización de los vínculos diplomáticos con México le permitía promover sus intereses en varios frentes, posibilitando que a través del liderazgo mexicano en América Latina, otros países del área establecieran relaciones con la China continental, hecho importante, considerando que hasta ese momento la República de China (Taiwán), era reconocida por la comunidad internacional.18 Por ello, China estaba complacida con el reconocimiento que le estaba prodigando México.

Con este telón de fondo, el gobierno de Luis Echeverría solicitó en 1975 a las autoridades chinas dos pandas que serían llevados al zoológico de Chapultepec. El gobierno de Mao Tse-tung accedió y entregó una pareja: Pe Pe y Ying Ying, quienes llegaron a México el 10 de septiembre de ese año. Estos pandas se tornaron célebres por el nacimiento, primero, de Xen-Li, un bebé que murió a los ocho días de nacido, cuando Ying Ying lo aplastó por accidente. Sin embargo, estaban dadas las condiciones para que México pasara a los anales de la historia de la reproducción del panda gigante en cautiverio fuera de China, cuando el 21 de julio de 1981 nació la pandita Tohui.19

A últimas fechas la diplomacia del panda reviste otras características, mucho más comerciales. En la actualidad, los pandas son “arrendados” a diversos países por períodos de 10 años a un costo anual de un millón de dólares (aunque el zoológico de San Diego paga dos millones anuales) o euros. El contrato entre China y el país receptor especifica que si en el transcurso de esos 10 años llegara a nacer un bebé panda, éste será propiedad de Beijing. Por lo tanto, la historia de Tohui es sui géneris. Lo anterior también significa que solo los zoológicos mejor financiados del planeta pueden darse el lujo de albergar pandas en las condiciones descritas.

Un verdadero zoon politikon

Lo que no ha cambiado es el mensaje que China transmitea los países receptores de pandas gigantes, aun cuando las formas sean más comerciales. Ahí está el caso de las relaciones entre China continental y Taiwán. En 2005, el gobierno de Hu Jintao anunció que se entregarían dos pandas a Taiwán. Si bien el partido Kuomitang estaba conforme con el regalo, el gobierno independentista bloqueó su arribo. Finalmente sería hasta diciembre de 2008 cuando los pandas Tuan Tuan y Yuan Yuan -cuyos nombres combinados en mandarín significan “unión”- fueron trasladados en avión desde Sichuan a Taipei en un vuelo de tres horas. Para poderlos albergar el gobierno de Taiwán dispuso que el zoológico de Taipei contara con 25 empleados -solo para atenderlos- y un presupuesto anual de 330 mil dólares para cuidarlos, además se les construyó un amplísimo albergue al aire libre, con un puente incluido y dormitorios con aire acondicionado.20 Con todo, es claro que tanto para China como para Taiwán, los pandas gigantes representan algo más que un deseo por conservar a esa especie.

En 2010, las autoridades chinas iniciaron negociaciones con el zoológico de Edimburgo para el arriendo de dos pandas que arribaron a finales de 2011. Los preparativos se prolongaron por 21 meses, para asegurar que los pandas fueran transportados en un vuelo chárter en las mejores condiciones posibles. Una vez en Escocia se convirtieron en la mayor atracción del zoológico de Edimburgo, por ser los primeros pandas en llegar a la Gran Bretaña en 17 años. El trasfondo, sin embargo, siempre fue político y comercial. Cuando Noruega otorgó el Premio Nobel de la Paz en 2010 al disidente chino Liu Xiaobo, Beijing montó en cólera y redujo sustancialmente el comercio con el país nórdico. Escocia, atenta, propuso a China suministrar salmón, tecnologías renovables y de petroquímica al país asiático, además de vehículos Land Rover, con lo que Noruega perdió un mercado importantísimo. Es verdad que el zoológico de Edimburgo gastará unos 100 mil dólares al año en alimento para los pandas. Pero este gasto es más que redituable: los beneficios económicos de los acuerdos suscritos con China equivalen a unos 4 mil millones de dólares.21

Con EU, China mantiene una larga historia de desencuentros. Sin embargo, la diplomacia del panda ha ayudado a limar asperezas. Un ejemplo: en enero de 2011, el presidente Obama ofreció una cena de Estado -la primera desde 1997- a su homólogo chino Hu Jintao donde imperó la camaradería. No se habló de los disidentes chinos ni de los derechos humanos, sino de los valores que “comparten Estados Unidos y la RP China”. En vista del trato recibido, el presidente chino anunció, en medio de una nutrida ovación, que se había llegado a un acuerdo con el zoológico de Washington para que siga contando con pandas gigantes.22

De manera reciente, en medio de fuertes tensiones entre Beijing y Washington, las primeras damas de ambos países aparecieron en videos en YouTube por separado en diciembre de 2013, para celebrar los 100 días de vida de un bebé panda nacido en el citado zoológico de Washington (el video donde aparece Michelle Obama está disponible en http://www.youtube.com/watch?v=mqDjgMnqLnA).23 Así, queda abierta la posibilidad de que en medio de los desacuerdos políticos, un pequeño panda mantenga el diálogo entre ambas naciones.

Se estima que unos 50 de estos mamíferos han sido entregados por Beijing a países con los que, de manera coincidente, ha logrado suscribir importantes acuerdos de comercio e inversión extranjera. “Así es como funciona: si acuerdas exportar a la RP China tecnologías clave para la energía, recibes un panda. Si suministras al gobierno de Beijing el uranio que necesita para alimentar los reactores nucleares, recibes un panda. Si firmas un tratado de libre comercio con la RP China… recibes un panda”.24

Por supuesto que tener un panda reviste con un atractivo especial al país que lo alberga. En los zoológicos es muy sencillo contar con leones, jirafas, elefantes y simios, pero no con pandas. Solo hay 16 zoológicos en el planeta con pandas gigantes.25 Las visitas a los zoológicos son frecuentes, pero el número de espectadores es altísimo en aquellos lugares donde existen los carismáticos mamíferos. La fascinación existente en torno al panda gigante es tan amplia, que ya existe un canal en Internet que transmite desde el criadero de Chengdu imágenes de los pandas que ahí residen, las 24 horas del día (el canal está disponible en http://ipanda.cntv.cn/).26

Mientras tanto, la política sigue su rumbo. “Canadá y Francia firmaron acuerdos de exportación de uranio por millones de dólares que coincidieron con los préstamos de pandas a ambos países. Australia —que cuenta con las mayores reservas de uranio en el mundo— recibió un par de pandas en 2009 tras llegar a un acuerdo para suministrar uranio a China en 2006. Otros países que han recibido pandas en préstamo, como Singapur y Tailandia, han firmado tratados de libre comercio con China. Lo mismo ocurre con Malasia: ya se firmaron todos los documentos y el país recibirá pronto su primera pareja de pandas”.27

No sobra recordar que China es uno de los países que genera más emisiones contaminantes responsables del efecto de invernadero en el mundo. Así que a través de la diplomacia del panda revierte la imagen depredadora que tiene en el planeta. Pero los pandas también sirven para que otros lucren con su imagen.

El WWF fue creado el 29 de abril de 1961. Su logotipo es un panda gigante. Cabe destacar, sin embargo, que el WWF no instituyó programa alguno para su conservación sino hasta 1980. En su página oficial en España, el WWF señala: “WWF viene apoyando de forma activa la conservación del panda desde 1980, cuando apoyó los trabajos de campo del científico Dr. George Shaller y sus colegas chinos realizados en la reserva natural de Wolong. WWF fue la primera organización internacional invitada por la RP China para trabajar sobre el terreno”.28 La lógica marca que si algún organismo usa como emblema a un animal en peligro de extinción entre los primeros programas de conservación a desarrollar debe dar prioridad a dicha especie. Más grotesco es que en 2012, el Rey Juan Carlos de España, apareció en fotografías tras cazar elefantes con un rifle. El Rey es presidente honorario del WWF.29 Luego del escándalo que generó la cacería elefantina de su esposo, la Reina Sofía apareció en noviembre de 2013, abrazando a un pandita bebé, de 12 semanas de nacido, primera cría de dos mamíferos arrendados en 2007 al gobierno chino. El diario ABC registra el suceso de la siguiente manera:

“La reina más tierna visita a la cría de oso panda del Zoo Aquarium de Madrid. Haciendo gala de su gran afecto por los animales, Doña Sofía ha protagonizado unas cariñosas imágenes y se ha interesado por la evolución del cuarto macho de oso panda en la historia del zoo madrileño”.30

Un zoon politikon polémico

¿Cuántos beneficios trae aparejados para los panda toda la publicidad, convenios, memorabilia y dinero que se genera en su nombre? Ya se explicó que la manutención es costosa, pero también lo es el arrendamiento. China recibe millones de dólares anualmente por este concepto, y no hay transparencia respecto al destino de los recursos recibidos. Una visita al criadero de Chengdu tiene un costo por el acceso al lugar, y una cuota adicional de 330 dólares para abrazar a un panda por 30 segundos. Seguramente los ingresos se utilizan en beneficio de los pandas que ahí residen, pero ¿en qué proporción? Eso es un misterio.

Por otra parte, la conservación del panda gigante es motivo de fuertes polémicas. Se dice que los recursos empleados por los gobiernos que albergan pandas en los zoológicos podrían usarse para mejorar la infraestructura, la educación, la protección de los huérfanos y desvalidos y/o promover el empleo. Se critica que otras especies amenazadas no reciben la misma atención ni recursos. Se dice que si el panda gigante fuera un animal “feo”, a nadie le importaría su destino, pero como es muy carismático, es su imagen, más que su bienestar, lo que le importa a propios y extraños. Diversos especialistas consideran que estos mamíferos tienen derecho a la privacidad. Adicionalmente, cada que un panda en cautiverio muere, la cobertura mediática es enorme, mientras que las noticias sobre personas comunes y corrientes que perecen por hambre, en accidentes, cataclismos, etcétera, no generan el mismo sentir en la sociedad.

Hay una preocupación adicional. Ya se explicó que los pandas en cautiverio son más longevos. La opinión generalizada tanto en China como en el resto del mundo, es que lo mejor es tenerlos en cautiverio con todos los costos económicos que ello implica. En consecuencia cada vez fluyen más recursos para los pandas que residen en criaderos y en parques zoológicos, pero para los que se encuentran en su hábitat natural no crece de la misma forma, lo que podría acelerar su desaparición.31 Tal vez el futuro de estos carismáticos mamíferos repose en su reinserción a la vida silvestre, pero para eso hay que sortear numerosos obstáculos.

Aristóteles se quedó corto al caracterizar al ser humano como un zoon politikon. Las sociedades tienen muchos vicios, corruptelas, problemas de inseguridad y de convivencia, y son depredadoras. Pero, al mismo tiempo, subsiste un reconocimiento, individual y colectivo, sobre la importancia de la calidad de vida y de un mundo mejor. Nunca como ahora, en que justamente existe una amplia conciencia sobre la degradación ambiental, había estado tan amenazada la existencia del panda gigante. Pero tal vez la solución estriba en dejar de asumir a tan bella especie como un objeto de ornato o un trofeo usado con fines políticos. Al menos ése sería un inicio.

1 Henry Nicholls (2012), The Way of the panda. The Curious History of China’s Political Animal, New York, Pegasus Book.

2 Fanny Lai y Bjorn Olesen (2012), A Visual Celebration of Giant Pandas, Singapore, Didier Millet, p. 17.

3 Henry Nicholls, Ibid.

4 George Schaller (1994), The Last Panda, Chicago, University of Chicago Press, p. 251.

5 Elena Sanz (15/11/2012), “El oso panda no se originó en China sino en España”, en Muy Interesante, disponible en http://www.muyinteresante.es/ciencia/articulo/el-oso-panda-no-se-origino-en-china-sino-en-espana

6 El descubrimiento lo hizo el misionero católico francés Armand David, quien despachó los huesos y la piel de un panda al museo de Historia Natural de París.

7 El 23 de agosto de 2012 murió en el zoológico de Berlín, Bao Bao, un panda macho considerado el más longevo del mundo, a la edad de 34 años; en México, el 29 de abril de 2013 murió una panda hembra, Xiu Hua, en el zoológico de Chapultepec, a los 27 años. Véase Planeta CNN (29 de abril de 2013), “Una de las pandas más longevas del mundo muere en la ciudad de México”, disponible en http://mexico.cnn.com/planetacnn/2013/04/29/una-de-las-pandas-mas-longevas-del-mundo-muere-en-la-ciudad-de-mexico

8 Henry Nicholls, Op. cit., p. 254. Judith Martin (July 2, 2011), “China’s Cuddly Emmisaries”, en The Wall Street Journal, disponible en http://online.wsj.com/news/articles/SB10001424052702303339904576405982375338112

9 The Guardian (29 March 2005), “Pandas at risk in bamboo crisis”, disponible en http://www.theguardian.com/environment/2005/mar/29/china.conservationandendangeredspecies

10 Wikifaunia (s/f), “Oso panda”, disponible en http://wikifaunia.com/mamiferos/oso-panda/

11 XHEPL (s/f), “China investiga presuntos casos de cacería furtiva de osos panda”, disponible en http://xepl.com.mx/completa1.php?s=region&i=28957

12 CNN (July 28, 2009), “One quarter od giant panda hábitat lost in Sichuan eartqueake”, disponible en http://edition.cnn.com/2009/TECH/science/07/27/panda.sichuan.eco/

13 Excélsior (22/04/2013), “Brindan atención psicológica a pandas chinos por terremoto”, disponible en http://www.excelsior.com.mx/global/2013/04/22/895246

14 BBC Mundo (14 de noviembre de 2011), “Es hora de abandonar el panda a su suerte”, disponible en http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2011/11/111114_panda_polemica_am.shtml

15 Wikifaunia, Ibid.

16 WWF Spain (s/f), “Panda gigante”, disponible en http://www.wwf.es/que_hacemos/especies/especies_prioritarias/oso_panda/

17 Henry Nicholls, Op. cit., p. 79-83.

18 Jorge Eduardo Navarrete (2012), “La relación bilateral China-México: una reflexión personal”, en Enrique Dussel Peters (coordinador), 40 años de la relación entre México y China. Acuerdos, desencuentros y futuro, México, UNAM, p. 74.

19 Excélsior (17/07/2011), “A 30 años de Tohuí, el osito panda en Chapultepec”, disponible en http://www.excelsior.com.mx/node/753619#imagen-3

20 La Tercera (23-12-2008), “Dos pandas chinos llegan a Taiwán como regalo navideño”, disponible en http://www.latercera.com/contenido/678_86787_9.shtml

21 BBC Mundo (17 de diciembre de 2011), “Cómo transportar dos pandas 8 000 kilómetros”, disponible en http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2011/12/111217_ciencia_pandas_kilometros_tsb.shtml

22 Yolanda Monge (21 de enero de 2011), “El éxito de la diplomacia del panda”, en El País, disponible en http://elpais.com/diario/2011/01/21/internacional/1295564406_850215.html

23 Mick Krever (4 de diciembre de 2013), “La ‘diplomacia de los pandas’ suaviza la relación entre China y EU”, en CNN, disponible en http://mexico.cnn.com/mundo/2013/12/04/la-diplomacia-de-los pandas-reina-en-la-relacion-entre-china-y-eu

24 Sophia Yan (16 de octubre de 2013), “Así funciona: ¿quieres un panda? Suministra uranio a China y ¡listo!”, en Planeta CNN, disponible en http://mexico.cnn.com/planetacnn/2013/10/16/asi-funciona-quieres-un-panda-suministra-uranio-a-china-y-listo

25 Lucía Abellán (12 de septiembre de 2013), “La diplomacia del oso panda choca con una Bélgica dividida”, disponible en http://internacional.elpais.com/internacional/2013/09/12/actualidad/1379005820_498559.html

26 Alexis Lai (29 de julio de 2013), “Un canal de internet transmitirá imágenes de pandas durante todo el día”, en Planeta CNN, disponible en http://mexico.cnn.com/planetacnn/2013/07/29/un-canal-de-internet-transmitira-imagenes-de-pandas-durante-todo-el-dia

27 Ibid.

28 WWF Spain, Ibid.

29 El Universo 816 de abril de 2012), “El rey de España, acusado de matar elefantes, es presidente de honor de la WWF”, disponible en http://www.eluniverso.com/2012/04/16/1/1361/rey-espana-acusado-cazar-elefantes-presidente-honor-wwf.html

30 ABC (28/11/2013), “La Reina más tierna visita a la cría de oso panda del Zoo Aquarium de Madrid”, disponible en http://www.abc.es/madrid/20131128/abci-reina-visita-cria-panda-201311282000.html

31 John Seidensticker y Susan Lumpkin (2007), Giant Pandas, New York, Harper Collins Publishers/Smithsonian, pp. 38-39.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password