Cinque Terre

Rubén Aguilar Valenzuela

[email protected]

Consultor, profesor y articulista y exvocero presidencial

Internet y la reducción de la brecha social

Mark Zuckerberg sostiene que conectar a todos los habitantes del mundo a Internet es uno de los mayores retos de la presente generación y una de las estrategias fundamentales para reducir las brechas sociales. Zuckerberg, en un texto publicado en The Wall Street Journal, en el marco de la celebración de sus 125 años (en la que participaron diversos líderes) plantea, con base en un estudio de Deloitte, que expandir el acceso a Internet de los países en desarrollo de inmediato crearía 140 millones de trabajos y saldrían de la pobreza 160 millones de personas.1

De los 7 mil millones de personas que tiene el mundo solo un poco más de un tercio, 2 mil 700 millones, están conectadas.

Hay, pues, 4 mil 300 millones que no tienen acceso a Internet, lo que las pone en situación de desventaja creciente con quien sí tiene esa posibilidad. Es responsabilidad de la comunidad mundial poner fin a esa situación.

Hay cambios tecnológicos, dice el presidente de Facebook, que han transformado la forma en la que vive y funciona la sociedad, tal es el caso, entre otros, de la imprenta, la radio, la televisión, los celulares y ahora Internet. Urge dar acceso a la web a los dos tercios del mundo que no están conectados a ella, para que disfruten de las ventajas que ofrece.

Una investigación de McKinsey de 2001, que cita Zuckerberg, muestra que Internet representa ya una mayor participación económica que la agricultura y la energía en muchos de los países desarrollados y que en los últimos cinco años generó el 21% del PIB de los mismos.

Cuando la gente tiene acceso a Internet no solo se conecta con sus familiares y amigos sino que “participa en la economía global” porque el acceso a herramientas disponibles en línea “permite que la gente use la información para hacer mejor su trabajo y, a su vez, crea nuevos empleos, negocios y oportunidades. Internet es la base de esta economía”, asegura el creador de Facebook, quien además reconoce que a pesar de todas las ventajas que tiene estar conectado “la adopción de Internet está creciendo menos del 9% al año. Éste es un ritmo muy lento, considerando lo temprano que estamos en el desarrollo y el hecho de que esta tasa continúe desacelerándose”.

Zuckerberg anota, en contra de lo que comúnmente se cree, que el aumento en la compra de los smartphones no significa que se tenga acceso a los datos. Los precios de los planes de datos son tres o cuatro veces más caros que los del teléfono. Urge, por lo mismo, abaratar sus costos para posibilitar que las personas que tienen celulares accedan a la web.

Ahora el 90% de la población mundial vive en espacios donde puede acceder al celular y por lo mismo el reto no es construir nueva infraestructura para hacer accesible la conexión, el problema es, afirma Zuckerberg, ofertar precios que sean accesibles para toda la población.

Así, el gran desafío es desarrollar modelos de acceso a Internet que ofrezcan planes de datos a costos reducidos, pero también garanticen que quien ofrece el servicio obtenga recursos suficientes para seguir creciendo e invertir en nuevos desarrollos. Esta industria necesariamente debe operar de manera sostenible, asegura el creador de Facebook.

En su visión se hace necesario, ya hay líderes del sector que trabajan en eso: garantizar que el acceso a los servicios básicos de Internet sea gratuito en todo el mundo. Él piensa que así como sucedió con los servicios telefónicos básicos que alentaron a las personas a hacerse de un celular, si se otorga de manera gratita el servicio básico de datos esto va empujar a la gente a conseguir planes de datos más complejos.

Ahora todos los esfuerzos del sector deben estar encaminados, piensa Zuckerberg, a “conectar a miles de millones de personas en la próxima década”, lo que transformará sus vidas y comunidades. Si se logra, va a permitir no solo “oír las voces y ser testigos de la imaginación de un tercio de la población mundial”, sino también tener acceso a la “creatividad y el potencial de los otros dos tercios del mundo que ahora no están en línea”.

Notas:

1 The Wall Street Journal Americas, 8 de Julio de 2014

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password