Joyeria de plata mexicana para cautivar

Jorge Meléndez Preciado

[email protected]

Periodista

¿Iniciativa (por) México?

En febrero de este año se lanzó el proyecto Foro TV. El objetivo era, según Leopoldo Gómez, vicepresidente de Televisa, buscar credibilidad e influir en el círculo rojo -intelectual-. No se nota que alguno de ambos objetivos se haya cumplido, a pesar de haber enganchado a ese propósito a una buena cantidad de informadores y pocos críticos de la tan famosa empresa. El consorcio de Emilio Azcárraga no tiene mucho interés en analizar la realidad a fondo. Da espacios para comentarios, emite series nocturnas con analistas y hasta varios de sus conductores tienen desplantes que antes hubieran parecido audaces; hoy no son más que soflamas.

Llegó el caso del motejado “Jefe” Diego, y luego de lanzar rayos y centellas en contra de un excolaborador que en radio había informado del asunto con buen tino, decidieron, insólitamente, ya no hablar del asunto. Un mes después el medio televisivo más sintonizado parece una tumba. Pero la verdad sea dicha: nunca se están quietos los Azcárraga. Igual cabildean con los que deciden en comunicaciones que avientan al ruedo cualquier idea que se les ocurra. Varias de ellas tienen éxito momentáneo y otras las mantienen para favorecer a los políticos que se anuncian en las mismas y a quienes descuentan impuestos (Teletón y otras aventuras).

La “Iniciativa México” la prepararon con anticipación a través de campañas en las que se plantea que los mexicanos eramos buenos y emprendedores. En un acto inusual, Televisa se presentó con la competencia aparente (TV Azteca) y ambas dijeron que, mediante un nuevo reality show, encontrarían a quienes realmente ayudan a la construcción del país (grillos, favor de abstenerse). Esto ya se había llevado a cabo en la India hace tiempo (Jenaro Villamil, Proceso, 1754). El objetivo: encontrar líderes en asuntos de importancia capital. Algo indispensable no para solucionar las dificultades que sufrimos, sino para construir una red que pueda ser afín a quienes patrocinan.

José Narro (UNAM) y Yoloxóchitl Bustamante (IPN) no podían quedar fuera; la pantalla resulta apabullante con su silencio a quienes la desafían (Corral, Creel, Bartlett y otros más lo saben). Pero no se trata de buenas intenciones, sino de mostrar la unidad nacional, ahora con los medios, ya que en Los Pinos no llegan a acuerdos ni entre los panistas.

Que el asunto de “descubrir” o “crear” dirigentes es un elemento importante a considerar, lo plantearon dos señores: Beatriz Pagés, directora de la revista Siempre! (El Universal, 12 de junio) y la ex subsecretaria de Comunicaciones y Transportes, Purificación Carpinteyro (Reforma, 17 de junio). La primera, que es tricolor, adelantó: todo va encaminado al 2012. Pero si antes se ensayó en la India, en nuestro país ya hubo algo parecido. El periodista Leopoldo Mendívil (La Crónica, 8 de junio), resaltó que de 1986 a 1988, por encargo de Conacyt, Televisa llevó a cabo 76 capítulos televisivos en los cuales se daba voz, sin necesidad de votaciones ni espectáculos grotescos, a los compatriotas que aportaban nuevas técnicas, invenciones, descubrimientos.

El 7 de junio -antes Día de la Libertad de Prensa, en realidad de zalamerías al Presidente de la República en turno-, se encadenó el duopolio para decirnos ” ya basta de quejarnos de lo que no funciona” es la hora de pasar “directamente a la acción”se necesita “dejar de lado las diferencias” y las “rivalidades” y construir un México para todos.

A pesar del claro y enérgico discurso de Narro, donde se plantea no ensanchar la brecha social y encontrar nuevos caminos donde la ciencia, la inversión, la cultura y las universidades sean prioritarias, lo fundamental resultó el spot de Javier Aguirre, quien acaparó más tiempo que otros participantes . Los conductores Sergio Sarmiento y Carlos Loret de Mola parecían no haber ensayado. El primero se turbó en ocasiones, mientras el segundo corrigió al entrevistador nocturno.

Luego de los buenos propósitos, vendría lo destacado. La fibra oscura de la CFE para Televisa y asociados en el proyecto de voz, datos y video. Otra parte del espectro para la señal de San Ángel y Nextel. Raro, muy raro que en un país de emprendedores y el cual ya no debe tener complejos, las decisiones fundamentales sean para uno de los jugadores.

(Hasta un empleado alto de Azcárraga, José Luis Barros Horcasitas [¿familiar del señor que fue acusado de ser responsable y luego exonerado por el caso de las guarderías ABC?], llegó a presidir el Consejo de Autorregulación y Ética Publicitaria.)

Por cierto, directores de sendos periódicos veían ese 7 de junio con desesperación el reloj y cuchicheaban acerca de algo que les parecía gracioso.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password