Cinque Terre

Ignacio Herrera Cruz

[email protected]

Analista

Historietas más allá de la comicidad

Es un relato de esplendor y colapsos; de avaricia y creatividad; de entretenimiento y coleccionistas; de añoranza y de visión del futuro. Es una semblanza de una misma cultura en dos idiomas. Es Batman en las historietas, el mundo que lo vio nacer, crecer y volverse célebre y el papel que tres editoriales mexicanas han tenido en su difusión y popularización en todo el universo de habla española.

Batman surge a finales de los años 30 cuando las revistas de “monitos” comienzan a independizarse de las tiras cómicas de los diarios y su éxito es fundamental para su afianzamiento como un medio de entretenimiento juvenil.

La primera aparición del personaje es en el No. 27 de la revista Detective Comics, publicada por la National Periodicals Publications, el antecedente de DC Comics, ahora una rama del conglomerado Time-Warner. Su consolidación, resultado del surgimiento de su propia publicación Batman en mayo de 1940, muestra la evolución de la industria, y de la propia sociedad en su parte consumidora de productos culturales.

En los 882 números de Detective Comics (DC) y los 714 de Batman de su primera época encontramos constantes: la paginación se redujo con los años, 64 al principio, 32 desde 1968 hasta ahora, de los cuales, 22 corresponden generalmente a la narración de la historia principal; el tamaño se volvió un poco menor y el precio aumentó de los 10 centavos que mantuvo hasta 1961, a los 2.99 en el momento actual, con incrementos de acuerdo a números especiales o de mayor paginación, según fuera el caso.

Antes de que DC decidiera sobreexplotar a su personaje diversificándolo en más revistas ya desde la década de los 40, a partir de 1986 con la creación de mini series y especiales de gran calidad, encontramos tanto en Detective Comics como en Batman grandes portadas: desde la DC No. 31, septiembre de 1939, a la sombra de la segunda guerra mundial, la primera clásica: habrá muchas: portadas que brillan, portadas con variantes para los coleccionistas, portadas con toques espaciales entre ellas la de Batman No. 222, junio de 1970, en la que aparecen los Beatles (Batman Novaro No. 552, octubre 1970).

Con los años el héroe va variando y ajustándose a los tiempos. Las historias breves dan paso a narraciones que abarcan todo una revista. Después se expanden a dos números, luego abarcan varios. Un relato comenzado en Batman prosigue en uno de “DC”. Y luego estos se entremezclan con números de otras publicaciones de la editorial.

La más importante de las muchas revistas en las que participa Batman, en alguna con Superman y otros superhéroes, en otras con personajes derivados del Encapotado, será Batman: Legends of the Dark Night que surge en 1989 y termina su primera corrida en marzo de 2007 con 214 números. Batman creatura de los últimos años de la depresión y dibujado de manera muy básica se da a conocer a través de los puestos de periódicos, ese será durante años su principal mecanismo de distribución.

Pero una serie de cambios producto de varias fuerzas políticas económicas y sociales hacen que en el 2012 quien desee adquirir su ejemplar lo haga de dos maneras. La primera es los puestos. La segunda es en una tienda especializada.

Las tiendas de cómics son un fenómeno que resulta de la censura. Así, a principios de los 50 la industria de historietas se ve presionada porque sus principales consumidores, los soldados que regresaban de la segunda guerra mundial y que durante su tiempo de ocio habían leído muchos cómics, querían material más adulto que el que les podían dar las principales editoriales.

Así, surgen editoriales independientes que abarcan el horror, la violencia y un poco más de sexo. Eso lleva a que el Senado realice audiencias, la industria sale muy dañada y se aprueba la censura llamada Comic Code Authority. En los sesenta, artistas vanguardistas aún más osados en cuestiones sexuales y de drogas ven que sus revistas no se venden ni en puestos ni otros lugares de distribución como las farmacias y tiendas de autoservicio, así que deciden vender sus revistas en tiendas especializadas. Con el tiempo las dos principales editoriales DC y Marvel también se venden en estos locales.

(Lo más cercano a una comic shop estadounidense que existe en el ambiente mexicano es Fantástico, antes “Comicastle” que opera varias sucursales desde su matriz en Nicolás San Juan y Eje 7, en la colonia Del Valle y que ha sido la meca de los aficionados al cómic desde hace un par de décadas.)

Este asunto selectivo se volvió lo común con las décadas y es ahora los miércoles, cuando llegan los nuevos productos, que las tiendas de cómics se ven llenas de sus fieles. Estos, sin embargo, se han vuelto endogámicos, como las historias se han vuelto tan cerradas y así complejas para los fanáticos no habituales, han alejado a los lectores casuales.

Eso, aunado a los costos, porque los artistas ya no quieren trabajar sólo por un salario si no quieren reconocimiento y una tajada en las ganancias, el precio del papel y otros factores, han desplomado la venta de revistas de historietas en Estados Unidos.

En ese panorama DC decidió en el 2011 iniciar de nueva cuenta sus principales ofertas para revitalizarse, a lo que llamó el “Nuevo 52”. Por supuesto que sus dos cartas más poderosas son Superman y Batman.

Traducción sin traición

Si bien Argentina fue el país pionero que comenzó a publicar a Batman de manera constante a través de la editorial Muchnik, su primer Batman de octubre de 1954, fue antecedido y superado por el de la editorial ER, posteriormente conocida como Editorial Novaro que publica su famoso Batman No. 1 en febrero de ese mismo 1954.

Los cómics de Muchnik que finalizaron al inicio de los 60 son una rareza, incluso en Argentina, pero los de Novaro se apoderarían de la imaginación de niños, jóvenes y adultos en todo el mundo de habla hispana. Durante tres décadas el Batman de Novaro proporcionó no sólo las aventuras del dúo dinámico a sus lectores, sino que para ahorrar costos de derechos, en sus ediciones aparecían Flash, Linterna Verde y otros muchos personajes lo que le daba variedad a esas publicaciones catorcenales.

Los cuentos de Novaro vinieron en varios tamaños al principio eran mayores casi como los del norte de la frontera, luego disminuyeron a media carta o “serie águila” con el que están familiarizados muchos lectores y un tamaño un poco mayor y raro El avestruz. La calidad de papel y de impresiónera menor a la estadunidense, pero eran baratos, variados y accesibles, con lo que fueron inmensamente populares y ubicuos.

A mediados de los 80 Novaro entró en una severa crisis económica que culminó con el desplome de sus instalaciones en el terremoto de septiembre de 1985, terminó así una época, de la que afortunadamente sitios en Internet como El baúl del cómic en México y Kingdomcomics en Perú han hecho un excelente rescate.

Le tocaría el relevo mexicano a Editorial Vid, la empresa que surgió de la imaginación de Yolanda Vargas Dulché y que se plasmó con las habilidades empresariales de su marido Guillermo de la Parra que le dieron cauce a Memín pinguín y a Lágrimas y risas.

La era Vid de Batman es una de contrastes en los 23 años que lo publicó desde el No. 1 de su primera etapa de septiembre de 1987, que corresponde al “DC” 573, hasta el número 13 de su tercera etapa del 2010, que corresponde al Batman No. 687 de agosto de 2009.

Vid comenzó al principio publicando a Batman en el formato “águila” que desarrolló Novaro para ahorrar costos, era el papel corriente, en tamaño media carta y con portada. Posteriormente en agosto de 1995 con su No. 200 retorna al tamaño usual de los cómics estadounidenses, el llamado Current, con mejor calidad de impresión pero un precio mayor (pasó de dos a siete pesos), lo que conservará hasta febrero del 2002, con su número 317.

Los últimos números de Batman con su papel tipo glossy y sus portadas con papel de más peso son idénticas a las ediciones estadounidenses.

A Vid le corresponderá editar en México varias de las historias autónomas más interesantes de Batman o recopila en volúmenes muy bien editados series de este personaje: publica en dos tomos en 1997 “El regreso del caballero nocturno”, que fuera originalmente “Batman: The Dark Knight Returns” que surgida en cuatro entregas de marzo a junio de 1986, revolucionaría el mundo de los cómics y daría surgimiento al afianzamiento de la novela gráfica.

También le tocaría a Vid publicar “Arkham Asylum “una de las obras más extravagantes, interesantes e irrepetibles del universo de los cómics. Y La broma mortal. (Sin embargo, una miniserie muy importante e interesante The Long Halloween fue publicada en España, así como Batman Año 100 de Paul Pope. España tiene su propia historia y tradiciones en adaptación de cómics en editoriales como Zinco, Bruguera y Planeta).

Una innovación de Vid fue la de establecer sus propias tiendas. Así, en ellas además de las publicaciones de traducciones estadounidenses distribuye una amplia producción de mangas, además de las creaciones de Vargas Dulché. Sin embargo, esta política provocaría un enfrentamiento con la Unión de Voceadores.

Vid entra a su vez en una espiral crítica, cierra tiendas publica cada vez menos y espaciado hasta que queda en un limbo de bancarrota.

Le corresponderá la tercera era de Batman en México, la del “Nuevo 52” a Televisa, un emporio en la distribución de revistas.

La serie inaugural de Batman en 2012, en su edición mexicana iguala a la estadounidense no sólo en calidad de impresión, sino que incorpora los primeros números del nuevo The Legend of the Dark Knight, por lo que su precio de 29 pesos, aunque elevado para muchos consumidores, resulta más económico y atractivo que las ediciones originales que, a lo sumo, ofrecen un llamado combo, en el que la misma edición en papel se puede consultar previa la descarga de un código en la tienda cibernética de DC.

En la Ciudad de México existe un submundo de consumidores de cómics, con convenciones, los vendedores en tiendas cercanas a la Torre Latino y los sábados del tianguis de los monitos en las afueras del metro Hidalgo.

En los cómics de este personaje encontramos atractivos dibujos, una gran variedad de historias y enfoques y la asimilación mexicana, que como sucedió con el rock y la comida rápida venida del norte, viene a ser algo semejante pero también original.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password