Verónica Díaz

Reportera

Guillermo Quezada: “El tatuaje es parte de nuestra cultura”

¿Qué es un tatuaje?

Es una forma de expresión sobre la piel de las personas, con un toque personal. Para mí el tatuaje es todo, me ha dado todo lo que tengo y he podido viajar. Gracias a él, conozco mucha gente que no pensé que conocería.

¿Es un arte?

Claro. Hay tatuajes que ves y te preguntas cómo fue posible hacerlos, hay muchas técnicas; los pigmentos han cambiado, se pueden hacer retratos en hiperrealismo, e infinidad de cosas, puedes hacer un tatuaje como si fuera acuarela.

¿Qué posibilidades expresivas otorga la piel?

Todas las pieles son distintas, sensibles, gruesas, claras… En una piel blanca puedes usar colores y se van a ver brillantes, en una piel morena se verán sólidos.

¿Tuviste una preparación académica para ser tatuador?

No. Todo esto fue como la vieja escuela, aprendí con los amigos de la cuadra, luego fui conociendo gente y me fui metiendo poco a poco. Vi trabajar a otros tatuadores, aprendí un poco de aquí y de allá, fui mejorando, aprendí varias técnicas. No tengo un estilo propio, puedo hacer lo que sea.

¿En qué barrio creciste?

Soy de Chalco, aún vivo ahí.

¿Cuándo decides que te vas a dedicar a eso?

A los 19 años me fui a vivir con una tía a Sonora. Ahí conocí a un cholo de Torreón, Jorge. Un día llegué y tenía una máquina hechiza de tatuar y de estar ahí cotorreando le dije préstame tu maquinita, me voy a hacer un tatuaje. Me hice uno muy chiquito en el pie, una estrella con una luna que ya tapé. Cuando regrese al DF, un domingo terminando de jugar futbol con los chavos de la cuadra, le dije a un amigo ¿no quieres que te haga un tatuaje? Me dijo que sí, me acordé cómo estaba hecha la máquina, hice una igual e hice un tatuaje. Fue simple cotorreo, pero a los ocho días otro amigo me pidió otro y así luego me llevaban con otros cuates. Hace 20 años empecé, decidí poner un puesto también en Chalco.

¿A qué te dedicabas?

Eso lo hacía los fines de semana porque los otros días trabajaba como jefe de mantenimiento de un restaurante. Un día me fui a tatuar a un estudio sobre Insurgentes donde conocí a Gabo y le comenté que yo también hacía eso y le mostré fotos. Me dijo, lo haces bien, deberías dejar tu trabajo. Un día dejé mi trabajo, conseguí entrar a un estudio y ahí empezó todo. Profesionalmente tengo 15 años tatuando.

¿Qué te dice tu mamá?

Ya sabes la jefa siempre se enojaba porque ellas están como chapadas a la antigua. Todavía hace, no sé, unos cinco años, me tatuaba y se enojaba. Hasta que me senté con ella y le dije: yo me dedico a esto, esto es lo que me ha dado todo lo que tengo. Lo entendió muy bien. Ella pensaba que me tatuaba sin sentido, no veía que era mi trabajo. Le expliqué que yo hago esto y es mi vida, además me voy a seguir tatuando, no tiene por qué enojarse. Sí lo entendió, pero al principio hasta me dejaba de hablar

¿Hasta dónde el rechazo al tatuaje es por razones morales y hasta dónde por salud?

En México como en muchos otros países estamos muy atrasados. Comparado con Europa y Asia estamos atrasados como 20 años respecto a la cultura del tatuaje.

Lo que mucha gente no sabe es que el tatuaje, las expansiones y las escarificaciones forman parte de nuestra cultura, cree que nos estamos robando moda de otros países, pero no es así. Aquí los sacerdotes mayas se deformaban el cráneo, se perforaban las orejas. Respecto al rechazo, creo que están mal porque ahora pides trabajo y si te ven con un tatuaje te lo niegan, cuando el desempeño no depende para nada del tatuaje sino de la capacidad de la persona.

Antes se educaba a los niños diciéndoles que el tatuaje era cosa de delincuentes, ¿recuerdas?

Sí, exacto. Esa es la cuestión, que la gente juzga sin saber. Me llegó a pasar, niños que le decían a sus mamás, mira mamá sus tatuajes y, la señora le decía sí, pero tú no lo hagas, de seguro él salió de un reclusorio. Una vez me voltee y le dije, señora, ¿cómo es posible que le diga eso a su hijo? Lo que debería hacer es leer un libro con su hijo para que se informen. Es que pareces un delincuente, me volvió a decir. Pues lo siento, señora, yo podré parecer lo que usted quiera, pero si yo le digo lo que usted parece no le va a gustar.

Mucha gente te juzga por tu apariencia y en realidad no sabe. Vas a un hospital para querer donar sangre y te dicen que no puedes, pero todos sabemos que el virus del SIDA muere al contacto con la intemperie, es muy difícil que puedas contagiar a alguien con un tatuaje. Lo que sí puede pasar es que contagies de algún tipo de hepatitis porque ese virus dura latente 72 horas. Por eso, nosotros usamos todo el material desechable, las áreas en donde trabajamos, todo lo que tocamos, todo está cubierto con plásticos para evitar eso y le damos a una compañía especializada todo el material biológico infeccioso.

¿Hay algún tipo de regulación sanitaria?

Aún no, pero sí hay un control. A veces sí llegan a visitarte, pero mientras cumplas con todo lo que necesita el estudio, no tienes ningún problema.

¿Hay alguna figura que unas personas busquen más?

Eso ya pasó de moda, ahora la gente se tatúa de todo, desde la cara de su perro, el rostro del papá, de la mamá, de algún hermano, cualquier cosa. Ya no es como en los años 80 o los 90, la típica bandita de tribales, el atrapasueños, que todo el mundo se lo hacía. Y viene todo tipo de gente, aquí vienen desde lavacoches hasta ingenieros, licenciados, doctores, dentistas.

¿Y de edades?

Creo que la persona más grande es de 70 años, un señor que se tatuó un atrapasueños; vienen mujeres y hombres por igual.

¿Qué tan cierto es que un tatuador suele involucrarse con sus clientas más allá del tatuaje?

Falso. Éste es como cualquier trabajo, debe haber ética y profesionalismo, no puedes estar tirándole la onda a cada clienta que entra.

Pero ellas sí te la tiran ¿no?

Pero ahí ya es diferente, tú tienes que mostrar respeto ¿no? Porque si tu no respetas tu trabajo y el lugar donde trabajas nadie lo va a respetar. Aparte si alguna chica te tirala onda, tú sabrás si correspondes.

¿O sea que te portas muy bien?

Claro, así debe de ser porque uno nunca sabe no puedes estar coqueteando a todas las chicas que entran. Te puedes meter en un problema, no sabes si es casada o si tiene hermanos celosos. Sí puedes entablar una buena amistad, pero hasta ahí. Yo he forjado muy buenas amistades aquí.

¿Cuántos tatuajes tienes ahora?

El 90% de mi cuerpo está tatuado.

¿Hay alguna zona que no se pueda tatuar?

Todas se pueden. Hay zonas más sensibles que otras, solamente.

¿A qué se debe tu apodo “Cráneo”?

Un apodo de la secundaria. Los típicos que nos la pasábamos echando cotorreo en la secundaria y un día en una clase que no llegó el maestro de inglés, ya sabes no teníamos nada qué hacer, un compañero se volteó y me dijo oye “Cráneo”, y de ahí se me quedó.

¿Es común que la gente se arrepienta de un tatuaje?

Sí pasa muy seguido, que vienen y me piden que les tape la figura que les hicieron, se llama cover up, hay figuras que se pueden corregir, pero otras no. La gente tiene la culpa de eso por no checar los trabajos del tatuador previamente. Desgraciadamente la gente decide por la lana, eligen el sitio donde les cobran menos. La gente cree que porque cobran barato es bueno, aunque tampoco quiere decir que porque cobres caro es mejor, se tiene que conocer bien la obra del tatuador.

¿Cómo se posiciona un tatuador?

En las convenciones de tatuajes, a donde llega el público ve tus trabajos y decide con quién tatuarse. Al final se hacen concursos de los diferentes estilos de tatuajes y le pides a alguien que se tatuó a que suba para que la figura concurse. Los organizadores de las convenciones procuran invitar a tatuadores de buena calidad para que atraiga gente.

¿A cuáles convenciones has viajado?

A todas las de México. He tenido oportunidad de viajar a Corea, Noruega, París y Londres.

¿Recibiste premios en alguno de ellos?

No, esos viajes los he hecho con amigos y con contactos para trabajar. En las convenciones aquí en México a las que me gusta ir es a las de Guadalajara, Monterrey y DF, en las cuales he podido ganar algunos premios.

¿O sea que eres de los mejores en México?

(Risas) Pues algo así.

¿Algún artista que haya influido en tu arte?

Bob Tayrrell, Robert Hernández, Philip Liu, son muchos, hay mucha gente que tatúa muy bien.

¿Qué ha sido lo más extraño que te han pedido tatuar?

Pecas. A una señora le tatué pecas en el pecho porque a su esposo le gustaban las mujeres con pecas en los pechos.

¿A qué famosos has tatuado?

Varios, Rafita Valderrama, María José, el vocalista de Panteón Rococó. Por lo regular son músicos, integrantes de algunas bandas conocidas.

Aparte del tatuaje ¿qué otras pasiones tienes?

Me gustan los carros viejos, los clásicos. Creo que el día que deje de tatuar me voy a dedicar a arreglar carros viejos.

¿Qué carro traes ahora?

…ahí traigo una troquilla… Tuve un Coronet 64, con máquina 4-40. Lo fui arreglando, lo modifiqué, le hice algunas cosillas. Pero tuve que deshacerme de mi carro.

¿Qué tipo de música escuchas?

Hip hop.

¿A alguien en particular?

Todo.

¿Películas favoritas?

Sangre por sangre.

¿Qué tan bueno es tatuarse el nombre del novio o novia?

Yo tatúo lo que quieran, pero eso es algo muy chistoso, en esos 20 años que llevo tatuando ya no sé si es una maldición, pero en verdad… he tatuado parejas, tatúo a la chica y cuando estoy tatuando al chico en ese momento se pelean y se dejan. Los he tatuado y a la semana, 15 días o al mes regresan diciéndome ¿puedes taparme o ponerme algo sobre este nombre?

¿Tú te arrepientes de alguno de tus tatuajes?

No.

¿Cuándo fue tu última borrachera?

…mi última borrachera… ay ando bien crudo… no es cierto (risas). No pues, así que digas borrachera, creo que el año pasado, en mi cumpleaños, pero no creo que haya sido borrachera, me fui manejando. Borrachera yo creo que hace cinco años, me gusta tomar pero con medida, ya no me llama tanto la atención porque trabajar en esto bien crudo no es recomendable.

Una persona que decide tatuarse y que va en contra de los prejuicios suena a una persona que está rompiendo límites ¿cómo combinas eso con el hecho de que eres papá de cuatro?

Las personas que lo hacen así qué chido, pero de repente a mí ya me da hueva eso, más bien las cosas las hago a mi manera y no tengo problema. Voy a la escuela de mis hijos y un día la directora de la escuela me dijo, qué padres tatuajes ¿dónde se los hizo?, me los hacen unos amigos, yo me dedico a hacer tatuajes. Me dice: ah, siéntese, platíqueme y, me senté con la directora como una hora platicando. Me dijo ya lo había visto y aparte, muy buena onda (risas), qué bueno.

Cuando la gente se da cuenta que sabes, que has viajado y, aprecia tu actitud, deja de ser prejuiciosa. Y otro aspecto es que cuando haces las cosas solamente por dinero, no va bien porque las cosas se hacen por muchas otras cosas, por uno mismo, por los otros, por el arte, por ser mejor.

¿Cómo eres como papá, el típico, consentidor, barco, general de división?

¡Soy a toda madre! Desgraciadamente no vivo con mis hijos, pero siempre procuro estar con ellos. Mi hija la más chiquita tiene cinco años y me pregunta “¿Cuándo me vas a tatuar mis ojos?” Porque yo tengo unos ojos en la cabeza. Mi hijo de 12 años está en su onda de Internet y videojuegos. Mi hija de nueve años está en el rollo de princesas. Pero sí, ellos desde chiquitos están acostumbrados a ver gente con muchos tatuajes, han ido a expos.

Lo que no imagino es al papá yendo con su hija a elegir un vestido de princesas

He ido al parque de diversiones en Tlalpan y de repente me tienes en el juego de las tacitas, el papá todo tatuado y todos se te quedan viendo. Siempre ando con ellas. Tengo una nena que se llama Romina, que vive conmigo y en las mañanas está en la guardería y ya en la tarde ando con ella para arriba y para abajo en la camioneta. Luego me han parado y me preguntan ¿Es su hija? Pues sí, ni modo que me la haya robado. En los inflables de centros comerciales la gente se me queda viendo porque soy el papá con tatuajes.

¿Has tatuado niños?

No tatuamos menores de edad. Luego vienen chavitos que dicen: mañana cumplo 18. Pues bueno, cuando cumplas 18 vienes acompañado de tu papá. Y les pedimos que firmen una responsiva con copia de credencial de elector y una declaración de que es su papá.

¿Qué lees?

Uy, ya no leo nada. No leo periódicos. Solo revistas de tatuajes, reportajes de tatuajes

¿Ves el noticiario de López Dóriga?

No veo televisión. Me gusta más ir al cine con mis chavitos, a ver, por ejemplo, Mi villano favorito 2, que vi la semana pasada

¿Abrazas alguna religión?

Soy católico y estoy dentro de la santería

¿Rezas, pides milagros?

Sí rezo pero no pido milagros; le pido a Dios que cuide a mis hijos, mi familia, a la gente que quiero y que me regale un poco de trabajo es lo que le pido a Dios y a mis santos.

¿Cuántos tatuajes haces al día?

Yo siempre hago solamente tres citas al día.

¿Es cansado?

Sí hay algunos tatuajes que son cansados porque son tediosos por los detallitos. Hay algunos que son de diez minutos pero hay otros que tardas hasta seis horas

¿Te interesa te preocupa o te involucras de alguna manera en la problemática del país?

No; sé que se va a oír un poco mal pero de repente la gente no capta; tiene el problema en las narices y no se da cuenta; la gente se deja llevar por otras cosas, es muy poca gente la que quiere cambiar las cosas, pero nadie las escucha.

¿Dirías que eres pesimista?

No pesimista. Todos quisiéramos que dejara de pasar lo que pasa con los cárteles, toda la gente inocente que ha muerte por esto pero la gente no se da cuenta que el gobierno también tiene la culpa y que fomenta estas cosas. La gente de repente apoya a quien no debe apoyar. No es que sea pesimista yo obviamente quiero un mejor lugar para que mis hijos crezcan tranquilos. Quiero que dentro de 20 años, cuando yo sea ya viejo, pueda sacar a pasear a mis perros sin temor a que te asalten en la esquina, y no unos tipos, ¡la policía!

No te han llegado narcos a querer tatuarse

No, espero que no pase pero todos estamos expuestos

¿Eres devoto de Jesús Malverde?

¿Qué le pides?

Le pedimos trabajo, que nos vaya bien a todos en el estudio

¿Cuánta gente trabaja en el estudio?

Estamos otros dos tatuadores, yo. Aquí en el estudio estamos haciendo un nuevo concepto, se hacen tatuajes, música, street art, combinamos música, tatuajes y street art.

¿Una o dos películas que te hayan cambiado la vida?

Transformers, ja, ja. De repente hay películas que te hacen reflexionar pero no alguna en especial.

¿Qué causas abanderas, con qué te comprometes?

El respeto a todas las personas. En eso hace muchos años había la discriminación por el tatuaje y ahora digo que, pues, respeta para que te respeten. No tienes por qué juzgar a la gente que si trae una camioneta de lujo, decir “ah, es un narco”. Uno ni sabe y no tiene porque juzgar. Seguramente has tatuado a un político pero imaginativamente

¿A qué político tatuarías y qué le tatuarías?

Los tatuaría a todos… dejémoslo así, ja, ja. Se merecen que les tatúen muchas cosas, ja ja

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password