Cinque Terre

etcétera

Espectacular

Hay innumerables tipos de espectáculos. En el orden político, por ejemplo, hace diez años el Presidente electo de México lo era en sí mismo, más allá de la espectacular jornada electoral que registra por primera vez la alternancia en el máximo cargo público del país. La imagen y los desplantes de Vicente Fox, entonces, acaparaban la atención de la prensa, al principio, con un dejo de complacencia por lo que dijera o hiciera el guanajuatense -lo que entonces dio en llamarse como “Luna de miel”- y luego, ante tantas equivocaciones del panista, con cierto regocijo para exhibirlas.

En el orden público, por supuesto, no era aquella la única tarima donde el respetable asistía a funciones teatrales más que reflexiones puntuales entre los partidos que perdieron en las elecciones. Una, la del PRD, era un montaje conocido que ahora se expresaba en balbuceos -el “fraude electoral”- y que por ello, por el discurso reiterado y la ausencia de pruebas, no suscitó mayor atención. El otro, o sea, el del PRI, exhibía la falta de reflejos del otrora partido dominante para comprender su derrota, como lo mostraba durante esos días de agosto, el incendiario discurso de buena parte de sus militantes en pro de expulsar de sus filas a los ex presidentes Carlos Salinas de Gortari y Ernesto Zedillo Ponce de León. O como lo registraba esa afirmación del ahora senador del PRI, Francisco Labastida Ochoa, en el sentido de que su camino político ya no estaba en el tricolor.

Entonces había otros dramas en la cartelera de la esfera política que son prácticamente los mismos de ahora; incluso esa cartelera podría llamarse “Estancados”. Pronunciamientos de los nuevos legisladores a favor de la reforma fiscal integral (lo que incluía la discusión de aplicar impuestos en alimentos y medicinas el debate para legalizar el aborto o para definir si el IFE debe o no participar en las elecciones locales o para establecer los alcances de la reforma del Estado; los conflictos entre varios pueblos indígenas de Chiapas, las denuncias contra el espionaje telefónico o los dichos en favor de regular a Internet, entre otros temas de un intercambio y unas prácticas políticas que están como detenidas en el tiempo. Que conste que no aludimos a la también tradicional feria de especulaciones que se da en los medios al momento de querer adivinar la integración del nuevo gabinete presidencial. No obstante, en más de un sentido asistimos también a los funerales del viejo régimen y no nos referimos al calado simbólico de las exequias de Arturo, el tristemente famoso “Negro” Durazo; hablamos de un Congreso de la Unión plural que acotaría aún más las funciones del Ejecutivo y de una Suprema Corte de Justicia que poco a poco adquiriría relevancia en el país; nos referimos también al expediente cada vez más consolidado del respeto al voto expresado en las urnas, como hace diez años sucedió con la derrota del PRI en Chiapas, donde se eligió gobernador; hablamos entre todo esto, de un mosaico cada vez más versátil y heterogéneo en la oferta noticiosa de los medios de comunicación. Y precisamente por esto último es que conmovió tanto la agresión de la que fue objeto, el 15 de agosto de 2000, Ricardo Alemán, periodista de El Universal, al ser baleada su oficina en la que, por fortuna, Alemán no se encontraba.

En esos tiempos, Colombia desde aquí se veía muy lejos, tanto como las víctimas del narco; también se veía tan distante la crisis económica de Perú y de Argentina, más aun cuando los reportes más reconocidos del mundo aseguraban que la pobreza extrema en nuestro país se hallaba en retroceso. Eran aquellos años en que, por cierto, los primeros vientos alentaban al autoritarismo en Venezuela y que, así, configuraban insospechadamente, un paradigma para ciertos sectores de la llamada izquierda mexicana.

El Universal on line, nacido el 4 de agosto

Hace diez años nació el portal más importante de México y uno de los más consultados a nivel mundial. La innovación tecnológica que desde entonces se ha visto en esa página, pero sobre todo en sus contenidos, hace del portal del diario El Universal un espacio de consulta obligada que tiene la virtud, además, de ser gratuito. Nuestro reconocimiento a los directivos de aquella empresa.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password