Jorge Meléndez Preciado

[email protected]

Periodista

Enrique Agüera, en la mira

La Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) recibe más de 4 mil millones de pesos con una comunidad de 150 mil personas. Uno de los presupuestos universitarios más importantes en la nación. Pero ya sabemos que su aplicación es parte de las autoridades, quienes los utilizan a su arbitrio y no para necesidades urgentes.

El lujoso Complejo Cultural Universitario, aprovechado en buena medida para conciertos de ewstrellas de las televisión nacional y actos políticos, su costo inicial era de 529 millones de pesos y la factura última resultó de 880 millones de monedas.

Antes de que se nombrara a Javier López Zavala candidato al gobierno poblano, fungía como secretario de Desarrollo Social y firmó un convenio con Enrique Agüera Ibáñez, jefazo en la BUAP, para hacer otra Ciudad Universitaria. Se adquirieron los terrenos, varias centenas de hectáreas, se abrió un camino para el mismo, el cual ahora está clausurado, ya que las edificaciones no se harán; negocio frustrado.

El señor Agüera, durante tres años insistió que iba como sucesor de su amigo Mario Marín. Pagó a medios locales y nacionales cantidades exorbitantes. En un lugar se buscaban los medios políticos e intelectuales, en la Angelópolis las preferidas eran revistas del corazón.

E incluso en Facebook e Internet, las hijas del funcionario universitario se exhibían. Sobre todo cuando regresaban en jet privado de compras en Nueva York y al celebrar los aniversarios del licenciado y sus cumpleaños.

Pero en dos emisiones de “Punto de partida” (encabezado por Denise Maerker), la periodista Fátima Monterrosa detalló las propiedades en Puebla, Veracruz y Quintana Roo, de Enrique, más una serie de negocios, básicamente universidades privadas, y el temblor se sintió en muchas partes.

Aunque no se crea que en el estado de Puebla hubo demasiado ajetreo. El director de Atención y Gestión Universitaria, Damián Hernández Méndez, en una reunión con sus asesores dijo: “No será algo grave. Lo resolveremos porque yo tengo relación con la mayoría de los columnistas políticos”.

Es más, otros funcionarios agüeristas vinieron al DF a tratar de calmar el temporal. Propusieron de todo, como es lógico. Nada les resultó porque quienes han investigado las nada transparentes cuentas rectorales no cedieron y van adelante en las denuncias. Aunque en Puebla casi nada se ha informado, más bien hay muchas justificaciones y ataques a rivales de Ibáñez.

Pero a varios poblanos que dieron la cara y señalaron las irregularidades, los citaron en la BUAP para explicarles lo insólito: “no pasa nada”.

Y es que desde que llegó el Rector, que va en su tercer periodo de gobierno -un interinato y dos elecciones- no quiso proporcionar informes de su fortuna. Ahora dice que tiene un capital de 7 millones de pesos, no obstante que recibe 65 mil pesos mensuales. Aunque todo mundo sabe que sus casas (una en Puebla, otra en Atlixco y una en Valsequillo con 50 caballos pura sangre) no se pueden mantener con su actual y declarado salario; mas si una está hipotecada.

Menos si es dueño de un jet y un helicóptero. Aunque ciertos impresos camoteros digan que sólo los renta para trasladarse. ¿Paga la BUAP los paseos a NY?

Don Enrique asegura que ha llevado a la BUAP a la excelencia. Pero sus hijas estudian en la UDLA y una de ellas concluyó la carrera de restaurantes y hotelería. Y es que las concesiones de esa Universidad en dos comederos son a personas cercanas a su familia.

Sabemos, ahora, que en Cancún su hermano adquirió en 3 millones de dólares, al contado, un lujosísimo hotel.

Con todo, el 18 de agosto (en La Jornada), el doctor en derecho, profesor de la BUAP, publicó lo siguiente:

“Carente de méritos académicos, Enrique Agüera Ibáñez ha renunciado a asumir el carácter de Rector que legalmente ostenta para convertirse en gerente, ya que ve a la BUAP como un negocio. Ha logrado crearse una imagen de marketing, que se basa en la compra de publicidad en los medios. Mientras en la Universidad se respira un ambiente de antidemocracia, carencias presupuestales, favoritismo, corrupción y compra de conciencias, el Sr. Rector SE PASEA POR EL MUNDO EN AVIÓN PRIVADO EXHIBIENDO SUS EXCENTRICIDADES DE NUEVO RICO (mayúsculas en el original).

El 13 de septiembre, 80 investigadores, en una carta abierta, dijeron que los enriquecimientos de Agüera son viejos y hasta a la fecha no ha dado respuesta de esas acusaciones, no ha citado al Consejo Universitario para tratar el problema actual y que si intenta responder a quienes lo acusan, lo haga de manera personal y no institucional.

Por su parte, el Suntuap, dice que en la actual gestión las cuotas a los estudiantes se han elevado, ha bajado la inscripción a la BUAP, que no se ha dado la toma de nota al sindicato, hay outsorcing en dicha casa de estudios, existe mayor personal directivo y las condiciones laborales y salariales son peores.

En fin, que no hay, en la actualidad, como ocultar irregularidade.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password