Cinque Terre

Angélica Recillas

[email protected]

Licenciada en Comunicación.

Fraudes informativos y mentiras en los medios y las redes en 2017

Como cada año, el registro mediático y de las redes sociales en 2017 ofreció historias de alto impacto que se quedaron a medio contar, o de plano resultaron un fraude por no tener elementos para sostenerse. Éstas son algunas de ellas:

Trump humilló a Peña Nieto y amenazó con invadir México

El 1 de febrero, la periodista Dolia Estévez difundió en el portal Proyecto Puente, y posteriormente en el noticiero de Carmen Aristegui, que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, humilló al presidente Enrique Peña Nieto durante la conversación que sostuvieron el 27 de enero.

Según Estévez, “fuentes de muy alto nivel en Washington” le dieron acceso una transcripción de la llamada, en donde advirtió el tono ofensivo de Trump hacia Peña Nieto, a quien amenazó con enviar a sus tropas a México para combatir a los “bad hombres” (narcotraficantes), ante la incapacidad de las fuerzas armadas mexicanas.

La periodista aseguró entonces que la agencia AP convalidó su versión, sin embargo ésta emitió un comunicado en donde aclaraba que, si bien Trump había hecho un ofrecimiento de apoyo militar a México, éste se hizo en un tono coloquial y que la charla entre los dos mandatarios había sido cordial, en términos generales.

Ante la precisión de AP, Aristegui señaló que las revelaciones de “alto voltaje” de su compañera ameritaban una respuesta puntual del gobierno mexicano y para ello, recurrió a la estrategia de “exigir” que se diera a conocer la grabación del telefonema; sin embargo, tanto en Washington como en México se dijo que no había tal.

Seis meses después, el 3 de agosto, The Washington Post reveló el contenido íntegro de la transcripción de la conversación entre Trump y Peña Nieto, y resultó que no aparecieron por ningún lado las “revelaciones de alto voltaje” que Dolia Estévez hizo en febrero: ni el tono humillante, ni la amenaza de invadir a México con tropas de Estados Unidos.

Lo que Trump le dijo exactamente a Peña Nieto según The Washington Post, fue lo siguiente: “Tú tienes algunos hombres rudos en México con los cuales quizá necesiten que les ayudemos, y queremos ayudarlos con ese problema de grandes ligas. Pero necesitan ser eliminados y ustedes no han hecho un buen trabajo eliminándolos. Los mataremos como nunca pensaron”. A lo cual, Peña Nieto le plantea un trabajo conjunto de ambas partes.

Con la habilidad que le caracteriza, Aristegui rescató la frase “los mataremos como nunca pensaron”, para reiterar una y otra vez que ahí estaba la clave de la “gravísima” amenaza de Trump de enviar sus tropas a México. Por su parte, Estévez se autoengañaba, y de paso a sus audiencias, al decir que su versión había sido corroborada “palabra por palabra” por The Washington Post. Lo que Estévez no mencionó ni en febrero ni en agosto fue la declaración con la Trump cerró su diálogo con Pela Nieto: “Quiero que seas tan popular que tu pueblo pida una enmienda constitucional en México para que puedas volver a gobernar otros seis años”.

Así, las revelaciones de “alto voltaje” se quedaron sólo en los registros de la prensa militante, con más base en la fe que en los hechos específicos.

Margarita Zavala comparó su matrimonio con el de los Obama

El 25 de febrero de 2015, la entonces militante del PAN, Margarita Zavala, encabezó un encuentro con exfuncionarios de los gobiernos de Vicente Fox y Felipe Calderón, como parte de los eventos de presentación de la plataforma Yo con México, por medio de la cual promovía su aspiración por la candidatura presidencial.

“Cuando Felipe y yo caminamos, nos dicen ‘los extrañamos’ y yo me acuerdo de ustedes, allá afuera los extrañan, México los extraña”, dijo Zavala ante los asistentes. Esta declaración fue descontextualizada por el portal argentino Infobae, que “de su cosecha” le agregó que Zavala había asegurado que los mexicanos extrañaban a los Calderón como en Estados Unidos echaban de menos a los Obama.

La versión, sin verificar, fue replicada por medios digitales como Sin Embargo, Regeneración, Megáfono, ADN 40 y SDP Noticias, cuyo columnista Manuel “Beam” Ibarra, calificó como “delirante” la pretensión de Margarita Zavala de compararse con los Obama. “Doña Margarita Zavala de Calderón sabe que no existe punto de comparación entre los Obama y su matrimonio con el “carnicero de Morelia”, señaló el colaborador del portal dirigido por Federico Arreola.

A través de su cuenta de Twitter, Margarita Zavala rechazó esas versiones: “La información que circula sobre una supuesta comparación con los Obama es falsa. En ningún momento hice referencia a ellos en mi discurso”, escribió. La aclaración fue consignada por varios medios como El Universal y Radio Fórmula, pero no por los medios que propagaron la mentira.

La supuesta muerte de Carmen Aristegui

En las redes sociales, el 5 de marzo se difundió el rumor de que Carmen Aristegui había sido asesinada; uno de los mensajes más replicados que daba cuenta de la “noticia” se le atribuyó a Joaquín López-Dóriga, quien supuestamente daba el pésame a los familiares de la periodista y calificaba su crimen como una cobardía. La especie se viralizó rápidamente y fue Javier Solórzano, compañero de Aristegui por muchos años en diferentes programas de radio y televisión, quien se encargó de desmentir la supuesta muerte de su colega. En Twitter, Solórzano informó que se comunicó personalmente con ella y pudo comprobar que estaba perfectamente bien.

Asimismo, Joaquín López˗Dóriga rechazó la autoría del tuit que se le adjudicó y lo califi có como parte de una guerra sucia en su contra y también contra Aristegui.

Ocho días después, el 13 de marzo, la periodista Lydia Cacho publicó en el sitio de Aristegui Noticias un reporte en el que aseguró que de acuerdo a una investigación que realizó con un equipo de expertos en delitos cibernéticos, la difusión del rumor de la muerte de Carmen Aristegui se originó en servidores de la consultora Business Thinking, administrada Jorge Camarillo y Armando León, que ha prestado servicios a políticos como Heriberto Félix, Ernesto Cordero y Juan Ignacio Zavala. Asimismo, sostuvo que dicha firma ha participado varias veces en campañas negras y difusión de rumores.

Todos los implicados por Lydia Cacho, le enviaron cartas para deslindarse de esto, sin embargo ella sostuvo que “fuentes de primer nivel” dentro de la consultora señalada, validaron la veracidad de su informe. Lo que no precisó Cacho es cuál sería el objetivo de propagar el rumor sobre la muerte de Aristegui. Es decir, nunca se tuvo claro un contexto en el cual se generó.

México, el segundo país más letal del mundo

El 9 de mayo, diferentes medios de comunicación como El Universal, El Financiero, Aristegui Noticias, Proceso, El Economista, Sin Embargo, Reforma, La Jornada y El País, entre otros, divulgaron datos de un informe del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS por sus siglas en inglés), en el que se afirma que México era el segundo país más letal del mundo, con 23 mil homicidios, sólo después de Siria, con 50 mil durante 2016.

Al día siguiente, en un comunicado conjunto, las secretarías de Gobernación y de Relaciones Exteriores hicieron una serie de observaciones respecto al reporte y apuntaron que el IISS utilizó criterios erróneos para elaborarlo, pues metían en el mismo saco los homicidios registrados en asaltos, riñas y otros delitos del fuero común y aquellos que se enmarcaban en los enfrentamientos entre cárteles del crimen organizado y fuerzas federales del orden. Como era de esperarse, la prensa militante catalogó la respuesta gubernamental como una descalificación del informe.

Pero más de un mes después, el 23 de junio, el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos mediante un comunicado de prensa acepta que, en efecto, incurrió en errores de metodología en su reporte difundido el 9 de mayo. La rectificación, según el boletín, dejaba a nuestro país ya no en el segundo sitio entre los más violentos, pero sí entre los primeros diez, dato que sigue siendo poco alentador, sin embargo, este caso evidenció que los organismos internacionales no son infalibles y así lo reconoció el IISS. Los que no admitieron su yerro fueron los medios que difundieron las imprecisiones del reporte original.

Mexicanos unidos por las causas caninas

El 18 de julio, las redes sociales en México literalmente se desbordaron en mensajes de solidaridad y de cariño hacia los perros; miles de usuarios hicieron suya la campaña #Ayudandog, lanzada por la empresa Purina, en la que ésta se comprometía a donar medio kilo de alimento por cada mensaje publicado en Twitter, Facebook e Instagram con dicho hashtag.

Prácticamente todo ese día, incluso al filo de la media noche, los cibernautas llenaron las redes de mensajes de amor por sus mascotas y llamaban a la solidaridad con los canes desprotegidos.

El pequeño detalle en que no repararon los mexicanos que se unieron a tan noble causa, es que la campaña estaba dirigida únicamente a Colombia, país en el que, efectivamente, Purina ofreció donar alimento para perros que se encontraban en albergues. No fue una iniciativa a nivel internacional, pero eso sí, los internautas mexicanos demostraron su gran amor hacia “los peludos”.

Un mito llamado Frida Sofía

En medio de la tragedia tras el terremoto del 19 de septiembre en la Ciudad de México, el colegio Enrique Rébsamen concentró durante muchas horas la atención de los medios y las redes sociales, debido a las expectativa generada alrededor del rescate de una menor que, presuntamente, se encontraba atrapada en los escombros de dicho inmueble.

Desde la madrugada del 20 de septiembre, Televisa hizo un gran despliegue de recursos en ese lugar; de la mano de los mandos de la Marina asignados a ese punto, sus reporteros tuvieron acceso a una ubicación privilegiada para hacer la cobertura informativa del rescate de víctimas; pero en los alrededores había muchos medios más, nacionales e internacionales, que permanecían a la expectativa, a la espera de una noticia especial.

Elementos de la Marina y rescatistas dieron pistas no sólo a Televisa, sino a otros medios más, de que entre los escombros había una niña que había dado señales de vida y que estaba a la espera de ser rescatada; y no fue la televisora la única en crear suspenso entre sus audiencias, sino prácticamente todos los medios ahí presentes. Es más, la identificación de la presunta niña como Frida Sofía no fue originada por Televisa, sino por uno de los rescatistas en el lugar. Y como lo documentó etcétera, de acuerdo a un monitoreo de medios, el sitio web de El Universal fue el primer medio en manejar el nombre de Frida Sofía.

En ese mismo monitoreo, se estableció que aún antes que Televisa, Aristegui Noticias dio cuenta del “rescate” de Frida Sofía a través de uno de los dos reporteros que tenía asignados a la cobertura y de un tuit que posteriormente borró.

La mayoría de la prensa se enganchó con la historia de la niña que esperaba ser rescatada en el Colegio Rébsamen, pero cuando, el día 21, la Marina reconoció sus errores de comunicación y que Frida Sofía nunca existió, todos los medios que contribuyeron a la difusión de este caso, se quisieron “lavar las manos”. Televisa culpó a la Marina y los medios militantes a la cadena televisiva. La autocrítica brilló por su ausencia en una cobertura donde faltó el periodismo, ése que verifica los datos y acredita plenamente sus fuentes. Todos los medios, en mayor o menor medida contribuyeron a construir el mito de Frida Sofía y no sólo Televisa; pero a ésta por su desmedido despliegue, la vox pópuli y el tribunal de las redes sociales le cargaron toda la responsabilidad.

¿Dónde está el dinero de Canadá?

Entre el 21 y el 22 de noviembre se puso a circular, en redes sociales y algunos portales como Denuncia Leaks y El Espectador MX, un presunto comunicado de la Embajada de Canadá en el que se cuestionaba el manejo que el gobierno de México le dio a los donativos que aquel país hizo al nuestro tras los terremotos de septiembre.

La especie, compartida poco más de 20 mil veces en las primeras 48 horas de su difusión, afirmaba que el supuesto boletín decía: “Hay muy poca transparencia en la gestión de los fondos para los afectados. El primer paso debe ser llevar a cabo una auditoría completa que debe incluir (sic) todas las donaciones recibidas, cómo se han manejado y si han sido eficientes”.

El engaño quedó al descubierto cuando Verne, sitio de Internet perteneciente a El País, efectuó una solicitud de información a la Embajada de Canadá en México respecto al documento que se le atribuyó y el personal de la sede diplomática negó cualquier relación con el mismo.

“Le podemos informar que ni la Embajada de Canadá ni ningún otro organismo del Gobierno canadiense publicó ese comunicado”, fue la respuesta dada vía correo electrónico. De acuerdo con una búsqueda hecha por Verne, la comunicación oficial más reciente emitida por la Embajada de Canadá respecto a los sismos, tuvo lugar el 29 de septiembre, en donde informa sobre la donación de mil 500 tiendas de campaña.

Caníbales nipones

El 27 de noviembre, una singular historia captó la atención: un restaurante a las afueras de Tokio incluía en su menú platillos elaborados nada menos que con carne humana.

En la nota difundida por varios medios de comunicación en el mundo, se afirma que el lugar en cuestión se llamaba Resu ototo no shokuryohin, que supuestamente significa “Hermano comestible”. Asimismo, se decía que en Japón era legal el consumo de carne humana desde 2014, incluso que las familias de las personas que deciden vender su cuerpo con ese objetivo podían recibir pagos de hasta 30 mil euros.

Esta llamativa trama, que en México se encargaron de replicar medios como Milenio, 24 Horas y Radio Fórmula, tenía como única fuente de información a un presunto comensal de nacionalidad argentina, cuya identidad no se reveló, quien supuestamente aseguró que el sabor de la carne humana se asemejaba a la del cerdo, “dependiendo de la parte del cuerpo”.

La especie, compartida poco más de 30 mil veces en menos de 24 horas, resultó un refrito de un bulo ya difundido desde hace un año por el sitio de Internet La Voz Popular, de España, según lo documentó Juan Manuel Alegría, colaborador de etcétera. Alegría detalló, cómo todo en dicha historia era falso: la existencia del restaurante, la traducción de su supuesta razón social, el testimoniodel comensal que describía el sabor de los platillos y desde luego, el permiso de las autoridades japonesas para consumir carne humana.

El macabro hallazgo en la playa

“‘Encuentran más de 50 cuerpos de niños y adultos sin vida en la costa de Cancún QR’, comparte urge”, decía un mensaje adjunto a una imagen donde se observaban varios cuerpos que yacían sobre la arena de una playa. La liga remite a un sitio de Internet denominado Más Viral no Hay, en donde se asegura que los cuerpos, presuntamente, habrían sido arrojados en la madrugada en una playa de Cancún, Quintana Roo, y que incluso presentaban huellas de tortura; más aún, la nota apuntaba que de acuerdo con “autoridades”, se trababa de desaparecidos que eran buscados por sus familiares.

Esta macabra historia, difundida principalmente a través de redes sociales como Facebook, Twitter y WhatsApp, en realidad se trató de un montaje en el que se utilizaron las imágenes de un simulacro hecho en una playa de Cádiz, España, por dos periodistas de aquella región para recrear la muerte de 117 refugiados en el Mediterráneo en 2016.

Al respecto, la Secretaría de Turismo de Quintana Roo emitió un boletín de prensa en el que reprueba la difusión de esta noticia, para dañar la imagen de dicho destino turístico y exhorta a la población a no hacer caso de noticias difundidas en medios no acreditados.

Una imagen desgarradora

Una desgarradora imagen dio la vuelta al mundo entre el 11 y 13 de diciembre: un oso polar, prácticamente en los huesos, se arrastraba por el suelo en busca de alimento. Corresponde a un video grabado por Paul Niklen, de National Geographic, en la isla de Baffi n, en el Ártico canadiense. Su compañera en la fundación Sea Legacy, Cristina Mittermeier, subió el material en Instagram y etiquetó la imagen del oso como “El rostro del cambio climático”, y a partir de entonces, medios de todo el mundo, entre ellos The New York Times, le dieron gran realce a los estragos del cambio climático en las especies animales.

Ante el revuelo causado, la propia Mittermeier reconoció que en realidad no se sabía a ciencia cierta la causa del estado de salud del animal, pero se justificó con el argumento de que para ella lo importante era hacer notar su condición.

La aclaración vino a cuento luego de que en una entrevista para una radiodifusora de Canadá se le hiciera notar que si, en efecto, el cambio climático era la causa de la muerte del oso, por qué sólo uno de los varios que hay en la región se encontraba en ese estado. También salió a relucir que en la época primaveral, el suelo del Ártico cambia, además de que siempre ha habido osos hambrientos por enfermedad o vejez.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password