Cinque Terre

Alejandra Escobar

[email protected]

Editora de etcétera

Elecciones 2018: cuando los candidatos difunden información falsa

En los últimos números de etcétera hemos expuesto ejemplos sobre portales, cuentas de redes sociales, partidarios políticos e incluso periodistas que han difundido información falsa sobre el actual proceso electoral, ya sea por proclama o por no cumplir con la sencilla tarea de verificar fuentes. Conforme transcurren los días y según la declaración o el acontecimiento que marcan el proceso, aparecen nuevas fake news, pero son también los candidatos a puestos de elección popular quienes se han encargado de propagarlas, sin que exista una disculpa o corrección de por medio.

Sheinbaum y el falso apoyo de Cárdenas al Frente

El pasado 24 abril la candidata al gobierno de la Ciudad de México, Alejandra Barrales, publicó en sus redes una fotografía junto a Cuauhtémoc Cárdenas tras concluir una reunión.

“El ingeniero Cárdenas es un ejemplo de congruencia y dignidad. Él comenzó la lucha por la que México dio un giro definitivo hacia la democracia y es gracias a su ejemplo que varias generaciones decidimos dar la batalla por la #CDMX”, escribió en un primer tuit, y luego agregó: “La Ciudad en la que hoy vivimos no podría entenderse sin él, sin su lucha, sin su historia. Gracias por la charla y los consejos, ingeniero”.

El experredista, por su parte, no difundió declaración alguna en un primer momento, pero para la noche de ese mismo martes, el columnista e integrante del propio equipo de Barrales, Ricardo Pascoe, así como los periodistas Ivonne Melgar y Álvaro Delgado, publicaron en Twitter mensajes que aseguraban el respaldo de Cuauhtémoc Cárdenas a la coalición Por México al Frente.

Un día después, la también candidata al gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, criticó la supuesta alianza sin investigar, ni ella ni su equipo, dijo en entrevista para el portal “Político” que el michoacano se equivocaba al apoyar a perdedores y quedarse con los que representan corrupción.

La candidata de la coalición Juntos Haremos Historia consideró una gran incongruencia que Cárdenas apoyara al frente cuando en el pasado criticó la alianza entre PAN-PRD-MC. Sin embargo la incongruencia en realidad vino de su parte porque no hubo elemento alguno que afirmara esa falso respaldo.

Por ello, la tarde del 25 de abril, el ex jefe de gobierno tuvo que aclarar en su cuenta de Twitter que una foto no significa apoyo. “No cerraré puertas a quienes me buscan para entablar diálogos. Fotos no significan mi apoyo. En la CDMX votaré por el compañero del Centro L. Cárdenas: Marco Rascón”.

“En lo nacional no apoyaré a ninguna campaña conservadora. Solo votaré por quien se comprometa a impulsar reversión de la contrarreforma constitucional de los artículos 27, 25 y 28 en materia energética”, puntualizó.

¿Sheinbaum se disculpó? No, en realidad solo se mofó, luego de difundidos los mensajes del ingeniero, con total ironía, la candidata declaró a medios durante un recorrido por la delegación Álvaro Obregón: “Como dice la canción ‘Mentira, todo era mentira’ (risas). No, pues ya aclaró el ingeniero Cárdenas, pura fake news”. Sí: la que ella propagó. Y no se disculpó.

Pascoe y Melgar tampoco se disculparon en la red social ni corrigieron. El reportero de Proceso, por su parte, solo citó uno de los tuits de Cárdenas Solórzano. ¿Disculpa? Tampoco. Incluso cuando en un primer momento escribió: “Renegando de su padre y de su historia, se une @c_cardenas_s a @RicardoAnayaC y a @Ale_BarralesM. Ya había sido empleado de @VicenteFoxQue”. Caraduras.

AMLO, su equipo y las falsas declaraciones

Si bien existen numerosas noticias falsas contra Andrés Manuel López Obrador, también es cierto que él y su equipo son reactivos, difunden información falsa y nunca rectifican, pese a las debidas aclaraciones.

Un ejemplo de ello es un tuit de la coordinadora de campaña del tabasqueño, Tatiana Clouthier. El 24 de abril publicó: “En el debate, Anaya dijo que, en 1988, Andrés Manuel López Obrador pertenecía al PRI y apoyó a Salinas. Es otra mentira. En 1988, Andrés Manuel López Obrador fue candidato de oposición por el frente democrático nacional a la gubernatura de Tabasco… OTRA MENTIRA MAS.. (sic)”. La mentira, falta de memoria o investigación en realidad vino de su parte, pues el líder de Morena militaba en el PRI cuando Carlos Salinas de Gortari fue candidato a la Presidencia en 1988 y no salió del mismo con la Corriente Democrática que impulsó la candidatura de Cuauhtémoc Cárdenas. Ricardo Anaya dijo la verdad: AMLO salió del tricolor hasta finales de julio de se año, cuando buscó la gubernatura de Tabasco por dicha corriente. Tatiana no se disculpó y tampoco corrigió pese a evidencias bibliográficas.

El 16 de abril, luego de que Carlos Slim ofreciera una conferencia de prensa en la que defendió la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), López Obrador afirmó que el gobierno de Enrique Peña Nieto utiliza al ingeniero para frenar el crecimiento de su candidatura rumbo a los comicios del 1 de julio. “Lo están utilizando para tratar de contrarrestar el avance de nuestro movimiento, pero no les va a funcionar (…) Seguramente le pidieron que saliera a dar esa conferencia, seguramente Peña Nieto o Carlos Salinas, pero no me preocupa mucho, no tengo pleito con él ni con nadie y es amor y paz”, sostuvo.

Un día después, el vocero de la república, Eduardo Sánchez, salió a desmentir la declaración de Obrador: “fake news otra vez (…) no escuchamos una propuesta, no escuchamos un contrargumento, por débil que éste fuera, ni siquiera una idea; escuchamos una descalificación personal”, comentó.

Ésta, sin embargo, no es la primera vez que el tabasqueño se vale de este tipo de declaraciones: el 31 de enero, todavía en precampaña, aseguró que Claudio X. González visitó a Peña Nieto para pedirle que “se robara la elección”, una semana después acusó también al Ejecutivo de ser el principal “huachicolero” del país por comprar la mayor parte de la gasolina al extranjero en lugar de invertir en refinerías nacionales. Ambas ocasiones, Eduardo Sánchez también tuvo que refutar ante la prensa los dichos de López Obrador.

Algo similar ocurrió con la famosa difusión de la serie “Populismo en América Latina”, que en las últimas dos semanas de abril trascendió más por las críticas del propio Andrés, su equipo y sus seguidores que por el contenido de la misma. Una vez más, sin más pruebas que su propia voz, el tres veces candidato presidencial calificó el material como “guerra sucia” y dijo que “tiene información” que indica que la serie, de cinco capítulos, tuvo un costo de 100 millones de pesos y que detrás de su producción se encuentran Carlos Salinas y Claudio X. González. También aseveró que es muy aburrida, que incluso hace dormir como si se tomara un Tafil. No obstante, el viernes 27 de abril, el productor del material, Javier García Mata declaró en entrevista con Ciro Gómez Leyva en Radio Fórmula que AMLO no ha visto la serie: “Nos encantaría que él pudiera ver qué contenidos tiene. Cuando habla de guerra sucia es un tema recurrente tocado por él como ‘la mafia del poder’. Lo que está haciendo es juzgar algo que no ha visto”.

Más tarde, García Mata difundió un comunicado donde acusa de presión “ilegítima y antidemocrática” para impedir que el público vea su trabajo. Hasta el momento de terminar este texto, no hay información certera sobre alguna televisora o medio por el cual se vaya a transmitir la famosa serie. De hecho, medios como Animal Político, SDP Noticias y 24 Horas difundieron el último fin de semana de abril el bulo de que National Geographic transmitiría la serie a partir del 30 de abril, desmentido que el canal tuvo que efectuar.

Ríos Piter y su obstinación por la candidatura

En días cercanos a sumarse a la campaña de José Antonio Meade, Armando Ríos Piter defendía obstinado las firmas falsas que entregó al Instituto Nacional Electoral (INE) para obtener su candidatura presidencial.

El lunes 16 de abril, al demandar su derecho de audiencia, acusó al órgano electoral de manipular la base datos que contiene las firmas y de diseñar un sistema que le imposibilita a cualquier ciudadano defenderse. Dijo que las computadoras con las que se tenían que haber revisado sus firmas, supuestamente, sufrieron una inundación y entonces el INE tuvo que improvisar equipos. Tampoco perdió oportunidad para decirse respetuoso de las instituciones, aunque esa vez, en días pasados y futuros, arremetió a diestra y siniestra contra el órgano electoral y sus consejeros. De hecho, afirmó que a través del consejero Benito Nacif, el expresidente Felipe Calderón intentaba obstaculizar su candidatura para beneficiar a Margarita Zavala.

En respuesta, con un video que mostraba el equipo de cómputo y el personal dispuesto a recibirlo el 18 de abril, en la audiencia programada, el consejero Ciro Murayama refutó al senador con licencia y a través de su cuenta de Twitter señaló: “No a las #fakenews. Falso lo que dice Ríos Piter de que el @INEMexico esté inundado y no se pueden revisar sus apoyos inválidos. Va video que muestra que equipo y personal están listos para hacer la revisión, pero el aspirante nomás no va. ¿Por qué será? https://goo.gl/4SWk3K”.

Armando Ríos Piter no llegó, dos días después se sumó a la campaña de Meade cuando, incluso horas previas, también había arremetido contra el tricolor. Tampoco impugnó la decisión del INE de no concederle, por segunda vez, su registro como candidato independiente presidencial. Los hechos son que entregó simulaciones y olvidó la consigna cuando se sumó a otro proyecto.

Ricardo Anaya y las quimioterapias falsas

Al menos en dos ocasiones durante las campañas electorales, el candidato de la coalición Por México al Frente ha hecho referencia a las quimioterapias aplicadas a niños en Veracruz durante la administración de Javier Duarte de Ochoa y que, supuestamente, se hicieron con agua destilada.

La primera vez ocurrió el domingo 22 de abril, durante el debate presidencial. Ricardo Anaya sostuvo: “Hoy la corrupción mata (…) el caso de Javier Duarte que administraba agua destilada a niños con cáncer para robarse el dinero”. Siete días después, al participar en el inicio de campaña del candidato a la gubernatura de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Márquez, el aspirante presidencial enunció: “La gente de Veracruz es extraordinaria y sufrió mucho con un gobernador corrupto, Veracruz tuvo como gobernador a uno de los hombres más corruptos en toda la historia de nuestro país. Javier Duarte llegó al extremo de administrar agua destilada a niñitas y niñitos con cáncer con tal de robarse el dinero”.

Tal declaración, sin embargo, es falsa, pues el 1 de febrero de 2017 la Secretaría de Salud Federal, a través de Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), informó que tras revisar 151 expedientes clínicos del periodo 2011-2016 (36 de pacientes pediátricos y 115 de adultos) no se encontró evidencia de aplicación de medicamentos falsos o de agua destilada para tratar pacientes con cáncer como días previos el gobernador de Veracruz había denunciado.

“Una mentira repetida mil veces se convierte en verdad”, dice una ley de propaganda nazi, con frecuencia atribuida a Joseph Goebbels. Una mentira “acomodada”, en la era de la posverdad, llega a miles de personas que la pueden considerar verdad, más aún cuando entre el público hay feligreses. la regulación de los colosos de las redes sociales y la educación digital de los internauta.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password