Cinque Terre

José Carreño Carlón

[email protected]

Director de la División de Estudios Profesionales de la Universidad Iberoamericana y titular de la Cátedra Unesco/UIA.

El comité de Ackerman


Como advertimos en la edición anterior, el 20 de noviembre, solicitamos al InfoDF la siguiente:

Quiero saber el procedimiento detallado con el que se conforma el Comité Editorial del InfoDF: ¿cómo se elige?, ¿quiénes son y han sido sus miembros?, ¿cuántos textos han dictaminado?, ¿cuántos en favor y cuantos en contra de los autores?, y ¿cuáles son las remuneraciones económicas para el Comité (en caso de existir)? También quiero saber si el doctor Jonh Ackerman ha dictaminado textos para el infoDF y para qué autores (as).

Hasta el 19 de diciembre, no había respuesta. Mientras el plazo legal se agota pudimos acceder a parte de la información requerida y constatamos que, en efecto, John Ackerman forma parte del comité editorial del InfoDF, el cual funciona de forma similar al del IFAI. Como dijimos en diciembre, el investigador no sólo es integrante de una estructura casi idéntica a la que critica en el IFAI, también avaló la propuesta del comité capitalino para que su esposa fuera contratada y publicara un ensayo.

Al igual que en el comité del IFAI, donde hay funcionarios dictaminadores con menor grado académico que los autores a los que les califican, en el comité del InfoDF, el comisionado Jorge Bustillos, quien no cuenta con experiencia o grado académico, califica el rigor científico de trabajos elaborados por maestros y doctores especializados en transparencia (como Ernesto Villanueva, por ejemplo). Ackerman no había protestado por ese método, del cual es parte.

En la minuta de la sesión celebrada por el comité del InfoDF el 22 de junio de 2007, se consigna que en los nuevos autores de interés, se encuentran, entre otros, Irma Eréndira Sandoval (esposa de Ackerman), a quien pedirían un ensayo.

El documento en cuestión tiene el visto bueno de Bustillos, Ackerman, Miguel Carbonell (investigador de la UNAM), Salvador Guerrero (comisionado pero él sí con grado académico de doctor) y Jesús Rodríguez Zepeda (investigador de la UAM).

En ninguna parte de esa minuta se registra excusa previa, durante o después de la sesión por parte de Ackerman, ante el evidente conflicto de interés que implica proponer o sumarse a la propuesta de su esposa como ensayista. Su firma aparece avalando el hecho.

Evitar la discrecionalidad

Luego del diferendo entre el comité editorial del IFAI y Ackerman, derivado de la negativa de esa instancia a publicarle un ensayo, en etcétera dijimos que era necesario reflexionar respecto a la forma en que los institutos de transparencia deciden qué textos publican e hicimos una propuesta específica con la que coinciden, hasta donde sabemos, varios integrantes del IFAI y del InfoDF.

Ahora los criterios son discrecionales en varios sentidos, por ejemplo, hay textos que el comité del IFAI dictamina aludiendo al rigor académico y hay otros que no cumplen ninguna metodología de investigación pero incluso así se publican en la esfera de la divulgación (los compendios de artículos realizados por miembros de ONGs o los discursos de los comisionados de ese instituto son dos casos concretos).

La calidad académica de textos se juzga entonces en un marco discrecional, donde además conviven como dictaminadores igual funcionarios sin mérito o grado académico que investigadores que sí cuentan con trayectoria y un reconocimiento indiscutible, como sucede con quienes integran el consejo dictaminador en el IFAI.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password