Cinque Terre

Ruth Esparza Carvajal

[email protected]

Subdirectora de etcétera

Desde el PAN hasta Morena, todos hemos hecho acuerdos

¿Cuál sería tu corte de caja preliminar sobre lo que ha hecho Presidencia de la República durante esta administración y cuál tu balance sobre lo hecho por el Congreso en este mismo período?

Lo que puedo reconocer de Enrique Peña Nieto es su ánimo reformista. Por fortuna, no ocurrió lo que él hubiera preferido, lo dijo en campaña, que era tener mayoría en las Cámaras; él quería hacer sus reformas en soliloquio y quizá dando atole con el dedo en algunas cosas. Yo sí veía una propuesta restauradora fuerte. ¿Por qué? Porque tenía su propuesta de gobernabilidad, que era que el partido con más votos tuviera automáticamente mayoría en las Cámaras. Eso hubiera sido un retroceso terrible. Yo digo que por fortuna no los tuvo y entonces, ¿quieres cambiar el país? Tenemos que ponernos de acuerdo a la manera democrática. Y sobre la pregunta, te voy a decir, yo no he visto eficacia en el gobierno, sus méritos se están dando en su ánimo reformista, pero esos méritos no son individuales, son compartidos, porque esas reformas las está llevando a cabo con sus adversarios políticos, como se hace en democracia. Por eso creo que el Pacto por México es correcto.*

¿Digamos que tu balance sería positivo?

Mi balance es positivo de las reformas, porque son reformas fuertes. Claro, están los riesgos ahí, por ejemplo: se logró una muy buena reforma en telecomunicaciones, impensable si no hubieran sido los tres grandes partidos juntos, pero el riesgo está en que faltan las secundarias y si no las sacamos bien se podría diluir la reforma constitucional. Mira, si sacamos la reforma política y la reforma secundaria en telecomunicaciones, yo diría que valió la pena el Pacto por México.

Nosotros entendemos al Pacto por México como un espacio de concurrencia plural que tiene como vocación acordar las reformas que el país requiere. Hay, sin embargo, otras expresiones que provienen incluso de los medios, en donde se entiende que los acuerdos son sinónimo de transa. ¿Hasta qué punto ha sido difícil remontar esta cultura política que, debemos de reconocer, tiene adeptos y votantes?

Sí, claro, dicen que para que funcione la democracia se necesitan demócratas, y para que haya demócratas necesitamos una cultura democrática que los promueva. En México ahí tenemos un déficit importante, entonces el asunto de que los acuerdos son igual a transa pega, aunque nadie, nadie, ninguna fuerza política renuncia a los acuerdos, porque sabe que la única forma de lograr lo que se quiere es con acuerdos. Quizá digan, todos los acuerdos en los que no formó parte son transa, y juegan con eso, pero si uno ve la historia de los que están en la clase política, desde el PAN hasta Morena, todos hemos hecho acuerdos. Bueno, Andrés Manuel era presidente del partido cuando se aprobó la reforma del 96, claro, la había cocinado Porfirio Muñoz Ledo; pero avanzamos mucho en ese acuerdo que dio, entre otras cosas, que hubiera elecciones en el Distrito Federal para elegir al Jefe de Gobierno. Y todos llegamos a acuerdos. Desconfia del que diga “yo no llego a acuerdos”. El problema es que a veces quieran acuerdos en lo oscurito y discretos.

No hay ninguna fuerza que renuncie a los acuerdos y es mejor que sean públicos, con una agenda clara como la del Pacto por México y no conspirados. Por ejemplo, una de las fuerzas que se opone al Pacto por México se conoce como “Los Bejarano”. Ellos querían que sacáramos al Consejero Electoral que suplía a García Ramírez aunque ya nada más quedaran puros priístas. ¿A cambio de qué, Bejarano le quería dar el Consejero Electoral al PRI? ¿O era un asunto filantrópico? No sé, tuvo que haber una negociación. ¿A poco no hubo una negociación para que Peña Nieto pudiera venir aquí a tomar protesta con esos grupos? Pero esos sí son tratos en lo oscurito, ¿no? ¿A cambio de qué? Entonces en lugar de eso, me parece que el Pacto por México juega bien porque es un pacto con una agenda pública, se sabe quiénes están.

¿Cuáles son los riesgos, si los hay, para la izquierda, específicamente para el PRD, de llegar a acuerdos que, como siempre sucede, no representan lo que un solo actor quisiera? Te pongo un ejemplo, la llamada Reforma Educativa que desde nuestro punto de vista solo es un aspecto del complejo entramado, pero llamarle Reforma Educativa, ¿no te parece un despropósito, si tomamos como base otros asuntos del sistema educativo como la dinámica de enseñanza y aprendizaje, los insumos escolares o la currícula?

Sí, claro, porque lo que era la discusión del modelo educativo quedó en un transitorio, como una tarea que se tiene que hacer. Vamos a discutir todo el modelo educativo. Aquí el gran avance de la reforma educativa fue combatir privilegios que afectaban la labor académica. Por ejemplo, que el sindicato decidiera discrecionalmente quiénes ingresaban, a quiénes se promovía y se les daba comisiones. También la autoridad, porque era casi, casi por cuotas, tú decides la mitad de los nombramientos y yo la otra mitad, sin criterios académicos, el 100%. Y que se hereden plazas o que se vendan y se ponga a personas que no están capacitadas, por supuesto que afecta la educación; pero es cierto que la discusión, el modelo educativo y la discusión pedagógica no se resolvieron, quedaron enunciadas en un transitorio, que es el paso a seguir.

En todo caso puede ser el verdadero fondo de una Reforma Educativa.

Sí, claro, y le tenemos que entrar, pero era importante quitar la corrupción de autoridades y sindicato, en cualquiera de sus variantes. Bueno, no sabemos ni cuántos maestros hay porque son de papel, ¿cuántos son comisionados? Entonces decir “hay comisionados” está bien, pero no los pagamos con dinero público, que se paguen con los recursos del sindicato; quitamos algunos privilegios. Pero por esos privilegios, ve la reacción que hay.

En la medida en que los integrantes del sindicato, los maestros, las autoridades, siguen siendo los mismos, el hecho de cambiar las reglas del juego, ¿realmente permitirán que se termine esa discrecionalidad?

El problema es que estará mucho al arbitrio de los gobernadores. Hagamos un pequeño espacio. ¿Por qué llegamos a este punto? Porque los gobiernos estatales, una vez que se les dio la descentralización educativa, prefirieron su gobernabilidad y su rédito electoral, en algunos casos, a cumplir con el derecho de los niños a tener la educación de calidad. Se dejó hacer y se le dio una cantidad de atribuciones al sindicato, incluso por ley, y otras por la vía de los hechos, impresionantes, que llegaron a ser en contra de poner en el centro, insisto, a la educación, que es que las nuevas generaciones tengan una buena formación.

Además la izquierda debiera ser la más interesada en que haya educacion de calidad a nivel público, porque es un elemento de equidad social, si tú das una educación pública de mala calidad, a quienes más jodes es a los pobres, y evitas que puedan ascender socialmente, les quitas una herramienta básica. Pero unos optan por la clientela, por la siguiente elección. Lo importante hubiera sido decir: respaldemos y defendamos todos sus derechos establecidos, que tengan, por supuesto, certeza laboral, todo, pero cumpliendo todas sus obligaciones. Y ahora como quedó, la verdad no se pueden quejar, son tres evaluaciones y si reprueban son readscritos, ni siquiera despedidos ¿Qué culpa tiene el alumno? Perdón, tu derecho laboral no va en contra de que sepas geografía, matemáticas, español y lo transmitas. El callo duro fue quitar la discrecionalidad para la elección, para definir plazas, quitar la venta de plazas, la herencia, la designación discrecional por afinidades de cualquier tipo para dar las plazas y las promociones y es correcto. Ahora resulta que vamos a promover la corrupción, o que la corrupción de la clientela de izquierda, esa sí es buena, y la corrupción del sindicalismo charro es mala.

La corrupción corroe a todo el país

Claro, ahí creo que le ganaron al gobierno una batalla comunicativa, porque sí llegaron a meterle miedo a los maestros: “¡Nos van a correr a todos!”, cuando eso no era el tema. Y ahora muchos gobernadores no van a querer aventarse el pleito, no tienen un compromiso con la educación pública, ¿quién va a hacer que se cumpla la ley? Pero es mejor que esté la ley. A ver si con este ejemplo funciona: muchos años la Constitución no se cumplió, ganaron los jacobinos famosos en el debate constituyente de 1917. Carranza dijo” está bien, me ganaron, pero no lo aplico”, pero llegó Lázaro Cárdenas y dijo vamos a aplicar la Constitución. Ya es ganancia que esté la ley y ya los que tengan el valor de cumplirla que lo hagan y haya una presión social para que se cumpla. Que las familias entiendan que es bueno que sus hijos tengan mejor educación.

Yo creo que las familias lo entienden bien.

Sí, aunque les vendieron el miedo de que “¡Ahí vienen las cuotas escolares!”; totalmente falso, porque hicimos una ley que aquel director que condicione el ingreso de un estudiante o la entrega de cualquier papel a cambio de una cuota, incurre un delito.

Como dices, faltan las secundarias, hay que ver quién va a evaluar, bajo qué criterios.

Bueno, cuando hicimos el Instituto Nacional de Evaluación Educativa, pensamos que éstos iban a darse cuenta de mucho, pero finalmente quedaron que van a dar los parámetros, pero son los gobernadores que siguen empoderados y perdón yo no les confío mucho, porque ellos van a querer mejor tener votos operadores electorales, tener otras cosas que preocuparse por la educación.

Como sabes, nosotros coincidimos, más aun, apludimos la reforma en telecomunicaciones. Sin embargo, también vemos que el PRD no insiste en que en este nuevo entramado legal salgan fortalecidas otras opciones de comunicación como las radios comunitarias. En nuestra opinión, estas emisoras deben de tener reconocimiento legal, recibir presupuesto del Estado y comercializar por la vía de la publicidad, creemos que eso nos distingue a nosotros como medio; ¿distinguirá al PRD de las otras fuerzas?

Se las voy a voltear, se metieron un autogol en el Senado, entre otras por meterse a esos asuntos, porque venía originalmente radios sociales, venían concesiones sociales y entraban perfectamente las radios comunitarias y quedó clarísimo que las concesiones sociales no se iban a dar con criterios económicos, sino cualitativos, los iba a dar el Ifetel, íbamos bien pero la obsesión de que diga explicitamente radios comunitarias, pues la aceptaron en la Constitución, pero nos metieron un gol, le pusieron sin fines de lucro, ahora estamos peleando para que a ese “sin fines de lucro”, no les quite el derecho a la comercialización, pero está acotado.

Pero es que una cosa es que sea sin fines de lucro y otra muy distinta es que no tengan ni para comprar un cable.

Sí, claro, pero al exigir que se pusiera radios comunitarias le pusieron sin fines de lucro y ahora vamos a tener que empujar para que los dejen comercializar y ahí coincidimos, pero se van a agarrar de ahí las grandes empresas. Porque fíjate que alguien les metió en la cabeza a los radiodifusores que su competencia eran radios comunitarias y entonces hicieron toda una campaña en contra, decían “va a ser competencia desleal”.

Para siquiera imaginar que puedan ser competencia no sé que clase de manipulación hay. En el mundo hay radios comunitarias, hay una Asociación Mundial de Radios Comunitarias. Pero ¿por qué no llamar a las cosas por su nombre?

Pero, ahora tú dime sino era mejor que no apareciera sin fines de lucro y que quedaran ya englobadas como consesiones sociales.

Regresando a la pregunta.

Sí claro, es nuestro proyecto, nada más que aquí en Cámara de Diputados decíamos, si ya están incluidas y no viene sin ningún tipo de restricción, qué necesidad, ahora si ya tienes el logro de que están explícitamente las radios comunitarias, pero les agregaron su complemento y ahí nos vamos a tener que aventar un tiro, claro, vamos a dar la batalla. Y es más fácil ganarlo estando en el Pacto, que por cierto es un milagro que siga, porque si uno ve, el pacto contra el pacto es durísimo, está Calderón, Andrés Manuel López Obrador, las disidencias de los partidos que ven la lucha en esta lógica de que si acuerdas eres transa. Están buscando tirarlo los gobernadores y por supuesto que las mayorías legislativas, porque hay una pregunta, si no existiera el Pacto, aquí tendrían más margen de maniobra. Parte de la reforma política es hacer que esto que sea un acuerdo de voluntades coyuntural, que se haga de estructura. Para eso necesitamos los gobiernosde coalición que apunten hacia el cambio de régimen, ojalá, yo sé que este año se va a complicar mucho.

¿Qué futuro le ves al Pacto?

Mira, como vienen los cambios en las próximas elecciones de los partidos, y las disidencias en ambos partidos ponen al pacto como símbolo de traición, por un asunto de estrategia, por esa razón yo no podría asegurar que el proximo año haya mejores condiciones para sacar las cosas. Lo que saquemos,

tenemos que sacarlo este semestre, en este mes tenemos que sacar la reforma política. Y en reforma energética, lo que queremos es que no nos escamoteen la democracia. Porque es cierto que tienen derecho las mayorías a cambiar la Constitución si juntan dos tercios, pero tenemos el artículo 35, el derecho a que vaya a consulta popular; si eso lo respetamos, y no caer en la tentación de escamotear el derecho a la consulta popular, órale, saquenlo y en 2015 definimos y que se tome una decisión definitiva.

¿No existe el riesgo de que el PRI y el PAN acuerden y dejen afuera al PRD, en la reforma política y energética?

Bueno, yo espero que en la política no, la política sé que se están discutiendo en la mesa nuestras propuestas y las de ellos, y tienen que salir en gran consenso, sería un despropósito que quisieran sacar la reforma política sin alguna de las fuerzas. En la reforma política estamos, en la reforma energética tenemos puntos de vista diferentes, nosotros decimos que no se debe cambiar la Constitución, y si la cambian, órale, pero no nos escamoten lo que ya dice el artículo 35.

¿Si aprueban una reforma energética dejando afuera el planteamiento del PRD, luego hay que esperar a la consulta? Y mientras camina…

Yo creo que los inversionistas lo van a pensar dos veces, si es que está a decisión todavía de los ciudadanos, pero ése es nuestro derecho. Y si en 2015 la mayoría de los ciudadanos dice que no a esa reforma energética, tienen que respetarlo, y si la mayoría de los ciudadanos dice que sí, pues ahí se acabó, que lo decida la mayoría. Pero sí está establecido que si junta el 2% del padrón de la lista nominal hay consulta popular, tendríamos un gran problema si lo quieren escamotear y quitar ese derecho. Respetemos las reglas de la democracia. Y les llamaría a mis compañeros que si tienen la mayoría en las Cámaras tienen el derecho a decidir, pero sería hipócrita que nos dijeran, déjenos decidir aquí, pero no les respetamos el derecho a los ciudadanos a la consulta popular.

Pero el planteamiento sería que no se decidiera sino hasta la consulta

En definitiva, claro, pero en términos legales ellos pueden aprobar, en 2015, que se haga la consulta popular y yo creo que eso sería la salida democrática, es una salida además en donde en un tema tan vital, le das el participación a la gente.

Cuando se hizo la modificación para la consulta, ¿no podría haberse determinado que se hicera cuando se requiera, para no tener que esperar tres años para una consulta?

Esa se la ganamos al PRI. Fue en 2011, porque para ser vinculante, el 40% del padrón tiene que votar, no lo haces concurrente, no tienes posibilidad, está muy dificil, está en chino, si no es concurrente, que lo tengas. El PRI sí quería que las consultas no fueran en elecciones, o sea no fueran concurrentes, pero tú dime que, oportunidades tenemos ahí de que haya el 40% del padrón que vote.

¿En un tema como el del petróleo sería difícil? Es un tema que mueve mucho al país.

Pero estamos hablando de 80 millones de electores, por ahí, el 40% sería 30, 35 millones, no es sencillo. Para que sea vinculante necesitas un porcentaje, para conseguirlo necesitas que sean concurrentes, por eso es que lo conseguimos.

Regresando a las telecomunicaciones, ¿qué tanto ayuda el supuesto análisis que divide a sus actores entre empresarios buenos y malos, en lugar de comprender el entramado de intereses económicos y políticos que éstos tienen para que se sujeten a los intereses del Estado?

Obviamente los empresarios pelean por sus intereses, eso es legítimo, pero la ley tiene que armonizar sus intereses, y por lo tanto es correcto que la ley valga para todos y es correcto además que se pongan reglas que fomenten la competencia en todos los ámbitos, la apertura, el derecho a la información, la libertad de expresión, todo eso y que valga para todos, aunque algunos intereses sean afectados.

No hacen bien, no hacen mal, más bien es normal

El problema es que nadie diga que todo se pliegue a los intereses de un solo grupo entonces, no, la ley tiene que armonizar los diferentes intereses, de todos, y lo que se considere que es legítimo de los empresarios de los medios, respetárselos; yo diría que deben tener absoluta certeza esas concesiones, porque eso es una garantía para la libertad de expresión.

Pero no tanto como para que no pase nada cuando violan la ley.

Bueno, por supuesto que ellos tengan la garantía de que si cumplen la ley sus concesiones no serán afectadas, pero que no sea una decisión discrecional o política, que ellos tengan la certeza de que puede haber libertad de expresión, respetando, por supuesto, el derecho a réplica que también tiene que legislarse, que también es parte del derecho; tu puedes hablar todo lo que quieras, pero si cometes un ataque, pues tiene el otro derecho de contestar, ¿no? Certeza en tus concesiones, competencia igualitaria, y opciones sociales que no tienen que ser con criterios económicos. Yo creo que con eso, porque hay mucho el fantasma del chavismo, les van a quitar… darles certeza en sus concesiones y absoluta libertad de expresión, sin ningún problema, con respeto al derecho de réplica, que yo así lo entiendo, derecho de libertad, derecho de réplica.

Que ése es un problema en este país, el derecho de réplica, es tan difícil hacerlo valer

Yo digo que en la reforma tiene que venir el derecho de réplica. Que haya reglas claras, piso parejo para la competencia y muchas opciones, entre más opciones mejor, porque las opciones harán que cada quien pelee por credibilidad en el mercado frente al auditorio.

¿Cómo construir una izquierda moderna y propositiva cuando existe en el país Morena, cuyo dirigente nacional, Martí Batres, dice que es la única izquierda que hay en el país, o cuando Andrés Manuel sostiene que para ser izquierda hay que tener buen corazón?

Bueno, ojalá y sus seguidores le tomaran la palabra a Andrés Manuel de tener buen corazón, porque muchas de las críticas más arteras, mezquinas, injustas, desalmadas, calumnias viles, son lanzadas desde esa parte.

Distinguiéndonos, nosotros somos otro tipo de izquierda, distingámonos como izquierda, y nosotros seamos la izquierda inclusiva, abierta, tolerante, una izquierda que convence y que sabe que la derecha puede, debe y aporta para el bien del país; porque en democracia tienes que aceptar que los otros también aportan. Que el mejoramiento del país no es soliloquio, es más, ¿cómo gobernaría Andrés Manuel si hubiera sido Presidente?, pues tendría que pactar con las otras fuerzas o, ¿disolvería el Congreso? No si eres Presidente y necesitas que salgan reformas legales y no tienes la mayoría en las Cámaras, pues tienes que pactar con los otros, y pactar significa conceder, no ganar sin conceder también a los otros una parte.

Nosotros decidimos incidir con nuestro programa y ahí estan las muestras. La reforma en telecomunicaciones es clave. En la reforma hacendaria también están nuestras propuestas, no hubo IVA en medicinas ni alimentos, está el ISR progresivo, gravar a la bolsa, muchas cosas están, golpeamos la consolidación, todavía pudimos haberla achicado más, pero nadie puede negar que hubo un avance en el tema de la consolidación; bueno ahí están nuestras propuestas y hemos incidido. Ellos por estrategia se oponen. ¿Tú puedes distinguir la diferencia entre la oposición sobre la reforma fiscal del Consejo Cordinador empresarial y de López Obrador?, yo tampoco. Su propuesta es exactamente igual, dijeron exactamente los mismos argumentos, es una izquierda reaganeana, por la que Ronald Reagan siempre peleó, una izquierda que dijera: no a más impuestos. Pero yo también creo que en su lógica, en su fanatismo, en su intolerancia de que ellos son la única izquierda, y si lo que diga López Obrador es de izquierda, así coincida con Provida, así coincida con la Coparmex, así defienda sus intereses, como si la izquierda no tuviera una historia, un planteamiento, un proyecto propio en donde, entre otras cosas plantea que la recaudación tiene que servir para la redistribución. Y en un país con tal injusticia social en donde tenemos multimillonarios de Forbes, bien por ellos, el problema no es que hagan dinero, el problema es que tenemos 53 millones de pobres y entonces ahí lo que vemos es que tenemos un gran problema estructural; no hay redistribución de la riqueza o tenemos un esquema donde se promueve la concentración de la riqueza; entonces vía los impuestos es como podemos redistribuirla, por eso, da… oír cómo Andrés Manuel repite las consignas de la Coparmex, las de Ronald Reagan, de Margart Thatcher; aunque México recauda tan poco dinero, que yo creo que hasta a Reagan le hubiera dado pena decir no más impuestos.

¿No aprovecha ese discurso antiimpuestos el cansancio de la población, de ver el dispendio de los políticos, de los institutos, todos, de las Cámaras… la falta de transparencia, la corrupción?, además siempre cae en el mismos grupo.

Es verdad, hay mucho dispendio y corrupción; y yo creo que tienes razón, que habría que centrarnos en transparencia, rendición de cuentas, eficacia del gasto, austeridad y combate a la corrupción. La primera pregunta fue: ¿Cómo ves a Peña Nieto? Pues ineficaz. Y es una vergu%u0308enza que siendo sus propuestas de campaña, estén atoradas todavía en el Senado, la comisión anticorrupcion y el IFAI autónomo. Y ¿quién los tiene atorados? Pues el PRI, ya pasó por comisiones, ¡qué bueno! Ojalá y ya sea una realidad lo del IFAI, pero comisión anticorrupción sigue y, ¿qué queremos darle? Pues dientes; y el problema es que tenemos una comisión anticorrupción pegada a la PGR que depende del Ejecutivo.

Sí debiera haber eso a cambio, austeridad, rendición de cuentas, transparencia, eficacia en el gasto. Que, por cierto, tienen un subejercicio en el gobierno de Peña Nieto grandísimo, habla de su poca eficacia en la acción de gobierno. Ahora bien, ¿qué nos tiene que orientar? El programa, mira, es patético, pero Andrés Manuel se está oponiendo a sus propias propuestas, muchas de las propuestas que nosotros hemos impulsado e incidido, ellos se están oponiendo, ¿por qué? Por estrategia, no por su programa, porque en su estrategia está, entre peor esté el país, mejor para nosotros, no les basta con distinguirse y decir nosotros no queremos acuerdos para ser ellos más… ok, quieren que esto no funcione, ¿por qué? Porque ellos apuestan a que el fracaso del país tenga rentabilidad electoral para ellos, pero a mi me parece nefasto, porque, ¿entonces qué? ¿entonces cuál es la salida? Esperar a 2018 y si perdemos la elección, entonces esperamos a 2024, 2030, 2036 y entonces… Ellos que tanto hablan de ética, a mí me parece que ahí tienen un gran problema ético que es querer medrar con el fracaso del país ¿no? La izquierda tiene que ser un motor de cambio, esté en la oposición o esté en el gobierno. Tabaré Vázquez decía algo maravilloso: “quien no es útil como oposición, será inútil como gobierno”. Me parece que ésta es una buena reflexión que tenemos que hacer y es que mira, sabes qué es lo que me parece patético, en lugar de estar hacia afuera diciendo: el seguro de desempleo, la pensión universal, logramos bebederos en todas las escuelas, todo eso que logramos, el fondo de capitalidad del D.F. estamos en nuestro pleito interno, chiquito dejando que Peña Nieto haga caravanas con el sombrero del programa de la izquierda cuando debieramos decir “esto es lo que nosotros conseguimos”.

¿Cuáles serían los componentes de un programa mínimo para construir una izquierda moderna?

Creo que un programa de izquierda tendría, quizá esto los nostálgicos de la guerra fría lo sientan mal, pero el valor fundamental de una izquierda debería de ser la libertad, que no es tampoco descubrir el hilo negro, así nació de alguna manera la izquierda. ¿Cúal era la crítica del marxismo clásico al liberalismo? Decían, es que tu libertad es conceptual, es una libertad teórica y es una libertad, en el mejor de los casos, para una élite. Nosotros queremos que la libertad sea para todos y ejercida en los hechos. Retomemos eso, porque en la guerra fría teníamos un equívoco, la izquierda social, digamos la parte del socialismo real que reinvindicaba la justicia y la parte capitalista reivindicaba la libertad y ni en el socialismo real habia justicia, ni en capitalismo había libertad.

Yo digo, quitémonos esa lógica de la guerra fría, el stalinismo que tanto daño le hizo a la izquierda, para mí es una referencia obligada el fracaso del socialismo real y pongamos en el centro la libertad, pero si queremos que la libertad sea para todos y sea ejercida en la realidad, veamos cuáles son sus condiciones de posibilidad, ¿qué necesitamos? Un piso, condiciones materiales, culturales, un piso de condiciones circunstanciales; ¿a qué me refiero? Materiales es obvio, en la pobreza no se puede ser libre porque para ser libre tienes que elegir, que el abanico de opciones para cualquier ser humano mexicano y yo diria universal, porque para cualquier izquierda, no debemos perder la visión universal. Necesitamos que haya un piso de condiciones materiales, porque en la pobreza no puedes elegir; educativas, culturales, porque en la ignorancia tampoco puedes elegir, tu abanico es muy pequeño, y circunstanciales, por ejemplo, que tengas Internet, es la gran avenida al conocimiento universal. Es curioso, decían las universidades en su lógica, en cierta arrogancia, aquí está el pensamiento universal y nunca lo tuvieron, bueno, en Internet ahora sí podemos construir una cultura universal, porque estamos interconectados en todos los rincones de la tierra, entonces con todas esa condiciones, que cada quien haga de su vida lo que quiera. Y cuando digo que haga con sus libertades, también revindicamos todas las libertades, seamos radicales en revindicar las libertades, para que cada quien decida sus preferencias, sus opciones.

¿Cómo podemos hablar de libertades en un país en donde la mitad de la población es pobre?

Claro, por eso la lucha por la democracia y por la equidad social van unidas, y es cierto, en muchos de los procesos electorales si algun vicio tienen, es de cómo se compra el voto a partir de medrar con la necesidad de la gente, claro.

La otra conclusión entonces sería equivocada, decir hasta que no tengamos igualdad, equidad social, no establezcamos procedimientos democráticos. Yo creo que lo tenemos que hacer juntos, incluso ver cómo se favorece una con la otra, y cómo la democracia política puede favorecer a la equidad social, a cerrar la brecha; yo creo que ésa es la gran apuesta social demócrata, yo diría la social demócrata latinoamericana, aquí todo lo sincretizamos, es nuestra cultura, el barroco mexicano, diría Bolivar Echeverría, pues bueno hagámoslo así; pero en mi opinión el gran valor es la libertad. Que por cierto yo le preguntaba a mi “maestro Sánchez Vázquez, tiene un gran texto sobre las libertades, maestro ¿Marx era un libertal radical y me dijo que sí”, en su visión humanista, de Sánchez Vázquez. Retomemos ese nutriente, llevémoslo a ese punto, a las grandes libertades; quitando la tecnología y el progresisismo, el mesianismo de una clase, tenemos que ser inclusivos y con las reglas de la democracia; pero pongamos a la libertad como el valor supremo.

Es increíble que quien se diga de izquierda diga que es la única voz, es un único intérprete del pueblo, porque ¿cómo nace la izquierda? La izquierda nace en los albores de la Revolución francesa, en aquella asamblea en donde la izquierda lo que pedía era adiós a los privilegios y que a todos se les tomara igual. No solo al alto clero, ni a los nobles, queremos igualdad política, Aquí, dicen, es la voz del caudillo la que determina quién tiene la razón, aunque el caudillo haga como le pasaba a Stalin, zigzags, y un día diga… Porque incluso, hay que reconocer que Morena ha cambiado de posición, porque lo que a ellos les interesa ser, es un partido político, no hacer la revolución. Pero ellos decían:

Peña Nieto no será mi Presidente, no lo reconoceré. Bueno, ya le escriben cartas. Decían: cero alianzas con el PAN. Y en la reforma fiscal pidieron que hiciéramos una alianza con el PAN, y así sigue. Entonces van dando tumbos, pero no podemos estar al capricho de un líder; nosotros tenemos en la izquierda moderna, inclusiva, abierta, un programa, y ése nos tiene que llevar, y yo insisto, un núcleo de ese programa tiene que ser la libertad. ¿Cómo conseguimos la libertad para los más? Por eso nosotros tenemos que dar ejemplo de tolerancia, de apertura, de inclusión; no puede ser, me parece lamentable que quién discrepe, sea un traidor a la patria.

Pero esa es una forma de hacer política en nuestro país. Si perteneces a un grupo, no puedes cuestionarlo, así estés viendo la cosa más atroz

Exacto, porque la crítica, si es en serio, tiene que incluir la autocrítica, ¿no? Pero hay que tener cuidado con la intolerancia, porque de la violencia verbal a la violencia física hay un paso; aquí la pregunta es, ¿qué se hace con un traidor a la patria? ¿Puedes acordar con un traidor a la patria? Pues no, ¿verdad? A un traidor a la patria o lo metes preso, o lo fusilas o lo exilias y entonces qué mensaje le das a quien está o a quienes están en favor de los que piensen que hay que abrir la industria petrolera. ¿Los vas a proscribir si llegan al poder? Y muy importante, que tiene que ver con las libertades, las mayorías, es cierto que deciden, pero tienen que incluir a las minorías. Tiene que haber un acuerdo, las minorías tienen que aceptar que ganan las mayorías, pero las mayorías tienen que incluir a las minorías, y es parte de poner la libertad en el centro; porque hay cosas que las mayorías no pueden decidir, por ejemplo, si pueden tener una u otra religión las minorías, cuáles son sus preferencias

Fotografías: Omar Flores

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password