Cinque Terre

José Yuste

[email protected]

Analista financiero.

Banda ancha, el nombre del juego

Todos los líos vistos en el sector de telecomunicaciones, desde la guerra entre televisoras y Telmex, así como varios juicios en tribunales, tienen que ver con reglas claras para ofrecer los servicios de valor agregado: Internet, televisión y telefonía, pero ahora vía móvil.

Es la Cuarta Generación, la 4G, pero también es el nuevo mundo del usuario, donde el operador que no tenga la banda ancha suficiente para ofrecer los servicios simplemente se queda fuera del mercado.

Los grandes operadores en México van hacia el mismo objetivo: tener banda ancha para desplegar todos los servicios y así no ser desplazados por su competencia.

En uno o dos años cualquier joven de 25 años verá normal tener en su celular el Internet y la televisión incluidos, los cuales se deberán desplegar rápidamente y con calidad.

Las compañías lo saben bien.

La primera que lo dio a conocer es Televisa, al dejar de verse como una televisora, para transformarse en una compañía de telecomunicaciones. Es el futuro.

El presidente de Televisa, Emilio Azcárraga Jean, tiene claro el rumbo al señalar que sólo les faltaba la parte móvil, la cual será vital para competir en telecomunicaciones. De allí que primero se haya hecho una alianza con Nextel y más tarde se terminó concretando con Iusacell, donde estarán invirtiendo mil 600 millones de dólares.

Televisa tendrá varios medios para transmitir sus contenidos: televisión, Internet y móvil.

Ni se diga de Telmex, la compañía de telefonía fija más grande del país que por la vía de los hechos ha dado Internet (infinitum) y se convirtió también en una compañía de telecomunicaciones.

Ahora Telmex va por el ancho de banda, por el cual va a transmitir telefonía, Internet mucho más rápido, y desde luego, busca la televisión con la modificación de su título de concesión, en lo cual hay un debate sobre las reglas que debe tener para ofrecer dicho servicio. TV Azteca, que parecía llegar tarde al reparto, también lo hizo: Totalplay con Televisa, tiene los servicios 4G. Ellos tienen amplia frecuencia para ofrecer servicios de valor agregado.

¿Y dónde dejar a Nextel? La compañía entró a la Licitación 21 para ganar nuevo espectro y así empezar a desplegar su red de Cuarta Generación, 4G, donde va a dar telefonía, Internet y videos, a través del aparato móvil. Para ello está invirtiendo mil 900 millones de pesos a cinco años.

Telefónica Movistar ha tenido que entrar a las últimas licitaciones para hacerse de más espectro y también para empezar a desplegar sus servicios de Internet móvil. Hoy, la compañía telefónica española tiene el 20% del mercado móvil, y obviamente, no lo quiere perder.

El nombre del juego sigue siendo convergencia. Pero para todos el nombre del juego también es tener ancho de banda.

Sin el ancho de banda no podrán ofrecer los servicios que deben transmitirse por una misma red.

De allí que veamos todos los ajustes entre los operadores para dar una mayor banda ancha: Televisa se

alió con Grupo Salinas en Iusacell; Telmex despliega la tecnología para el ancho de banda y busca la televisión; Nextel entró a la Licitación 21 para ganar mercado; y Telefónica compra más espectro.

El tema es la comunicación entre dichas redes. Es el centro del debate. El Estado deberá poner reglas claras para que las redes se hablen y permitan la sana competencia, que al final debe redundar en un mejor servicio y más barato para el usuario final. Sólo que poner las reglas claras en interoperabilidad e interconexión no ha sido nada sencillo.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password