Cinque Terre

Ruth Esparza Carvajal

[email protected]

Subdirectora de etcétera

Alfa Gonzalez: “La izquierda está consolidada”

¿Qué le falta a la izquierda para consolidarse?

Creo que la izquierda en México ya está consolidada. En la Cámara de Diputados somos la segunda mayoría, todos los partidos de izquierda unidos. El PRD es el partido de izquierda más importante en México y vamos a seguir creciendo.

Hay una tendencia a que suba con esa ola, sobre todo con López Obrador en las dos ultimas elecciones y en las intermedias baja mucho, se han perdido gubernaturas…

En las elecciones intermedias las votaciones en general disminuyen. El interés por elegir solamente a los diputados locales siempre es menor que para elegir al Presidente o a los gobernadores. Hemos perdido algunas gubernaturas pero hemos ganado otras. El año pasado logramos muchos triunfos no tan evidentes, porque no se trata de una gubernatura, que tiene esa fortaleza mediática. En Coahuila, teníamos un regidor nada más y ahora cerca de 20.

¿Y cómo se ha logrado ese crecimiento?

Sí, la parte que tu comentabas, que tiene que ver con un candidato fuerte como lo fue López Obrador, Mancera en el Distrito Federal, claro que influye. Es muy importante elegir buenos candidatos. Uno de los errores que cometemos y que es determinante es elegir candidatos que son cercanos a los dirigentes, que no necesariamente tienen fuerza.

¿Cuál es la agenda de la izquierda en el Congreso?

Los derechos humanos y el reconocimiento de la igualdad de derechos. Pugnamos por los derechos en personas de escasos recursos, en grupos que sean marginados. En la medida que podamos fortalecer a la población, los que menos tienen, es la medida en la que vamos creciendo.

¿Y la pobreza?

Habrás visto que fue un tema muy polémico, que tiene que ver con la reforma fiscal. Nosotros creemos desde la izquierda que es importante la recaudación equitativa para abatir la pobreza y en otra ala de la izquierda, o desde otros partidos, el discurso es muy fácil, que el gobierno haga tal y tal y que no haya impuestos.

Pero mucha gente se acoge a ese discurso por la corrupción y los altos salarios y mientras las calles, por ejemplo, llenas de hoyos.

Claro, si tú vas a otros países y ves que en la calle hay baños públicos y limpios, eléctricos, alumbrado público, bebederos… Tú dices: ¿y por qué en México no? Pero hace falta en la gente, exigir más y una idea de pertenencia. Cuando los gobiernos trabajan para mejorar las áreas públicas, la gente no tiene sentido de pertenencia con sus parques y los destruye. Necesitas mejorar y necesitas ingresos. Y claro, combatir la corrupción, ése es uno de los temas principales del PRD.

Si los medios difunden a los diputados durmiendo o derrochando hay enojo de la población

Los medios contribuyen a que haya desinformación. Claro que vende más una foto del diputado bostezando a otra de uno trabajando. La gente no sabe la historia. Necesitas comer como cualquiera y descansar. Hay diputados que no viven en la ciudad de México y se trasladan todos los martes en la madrugada para llegar a la sesión y vienen de un vuelo pesado. Y llegas oyes y bostezas, como cualquier ser humano. Mediáticamente vende y eso no nos ayuda.

¿Tu crees que el haber participado en el pacto ha debilitado la imagen de la izquierda?

No, de ninguna forma. En el PRD hicimos estudios de opinión y la gente estaba contenta, tranquila de que las distintas fuerzas políticas se sentaran y llegaran a acuerdos. Hay que seguir acordando, podemos seguir impulsando nuestras banderas y que las reformas tengan ese sello de izquierda, aunque sea pequeño, es ganancia, no nada más para el PRD. No hemos sabido explotar lo que significó para el partido, lo que significa para México la intervención del PRD en el pacto.

¿Qué opinas de movimientos como Morena que son muy críticos de que el PRD legitime lo que se hace en el Congreso?

Dice Andrés Manuel que él respeta las bases del PRD, voy a retomar esa frase, nosotros respetamos a los ciudadanos que se han incorporado a Morena: Pero no estoy de acuerdo que traten de enarbolarse como la única izquierda, la verdadera, eso es una farsa. Es la crítica sin propuesta. Nosotros trabajamos para llegar a mejores acuerdos e incidir en las decisiones que se tomen para México. Ellos descalifican lo que el resto de los partidos o el PRD hace, me deja mucho que desear, gran parte de esos dirigentes son lo más radical que tenía el PRD.

¿Qué se necesita para llegar a una curul?

Además de cumplir con los requisitos legales, yo no encuentro una fórmula mágica. Lo esencial es ser parte de la política mexicana involucrarte en los asuntos de tu municipio, de tu estado, de tu colonia. Si no te interesa cómo viven, lo que pasa en tu edificio, en tu calle, menos te va a interesar lo que suceda en el resto del país.

Desde los 15 años te afiliaste al PRD ¿Cuál sería un resumen de tu trayectoria para llegar tan joven a esta posición?

Pues la inquietud

¿Cómo te fuiste colocando en el partido?

Entré de quince años y me desempeñé en Coahuila hasta 2004, en diferentes áreas, sobre todo electorales. Me tocaba ayudar y organizar en las elecciones del partido en ese estado en donde todavía algunas cosas se arreglan con machete en mano. Después tuve la oportunidad de llegar a la Asamblea Legislativa como asesora del entonces presidente de la Comisión de la Administración Pública Local.

¿Cómo entraste al PRD?

Mi mamá estaba en el PRD en aquel tiempo, después por presiones en la universidad decidió dedicarse exclusivamente a su carrera. Yo tenía esa cosquillita. Y con ella como referente principal, que decía que no te debes quedar con ese sentimiento de inconformidad. Si no estás de acuerdo con algo, buscar cambiar las cosas. Ahí es cuando empezamos.

Después he estado en distintos cargos, sobre todo en áreas electorales, que es mi especialidad. Hasta que el presidente Jesús Zambrano me dio la oportunidad de trabajar en su equipo como su asesora, y después busqué ser diputada y afortunadamente conté con el apoyo de mis dirigentes.

¿La izquierda buscará apoyar a las radios comunitarias y quitarle la limitación de “sin fines de lucro” para que se puedan allegar de recursos e incluso generar algún mecanismo que les permita acceder a apoyos financieros para, por ejemplo, poderse integrar al cambio digital?

Sí, aparte de que transmiten desde una computadora y los mínimos elementos. Tal vez haya algún temor a que puedan llegar a competir, que no me imagino cuantos años o décadas tendrían que pasar para eso. Si debemos conseguir que se etiqueten recursos en el presupuesto del próximo año para radios comunitarias. Pero creo que el tema de “fines de lucro” o “sin fines de lucro”, puede estar sujeto a interpretaciones. Es un tema interesante para revisar, tal vez una consulta con la propia corte, para saber hasta dónde nos da el alcance el “sin fines de lucro”.

Y la reforma educativa, me decía Fernando Belauzarán que quizá se quede en el papel por los intereses clientelares de los gobernadores, ¿tú qué opinas de eso?

La reforma educativa es una de estas leyes que fueron postergadas por décadas, creo que es un acierto que tuvo el Congreso al haberse aprobado. Los diputados hicimos nuestro trabajo, y la ejecución pues le corresponderá a la SEP y a los propios gobernadores. Espero que no sea una ley ineficaz o que quede en el papel, porque la educación es uno de los principales elementos que tenemos para combatir la corrupción, la pobreza.

Por ejemplo en el sindicato, con actual líder, no hay un cambio real

Yo esperaría que el Secretario que es quien realmente está a cargo de esto, lo haga bien. Nosotros hemos estado peleando porque no se den. No se si se consiga o solo vaya a quedar como algo para los medios y las cámaras y que la gente vea que fue la primera decisión fuerte del Presidente.

Se dice que después de 70 años del PRI, permea en todos esa forma de hacer política ¿cómo se diferencia la izquierda?

Sí, la izquierda ha cometido errores, no la izquierda en sí, ciertas personas que militan ahí. Creo que la izquierda significa más que un gobierno, me parece una forma de vida, de pensamiento. Cada quien debe ser responsable de lo que hace. La corrupción, el clientelismo, tienen nombre y apellido.

¿Qué opinas de las cuestiones de género?

No me considero feminista, trabajo por la igualdad de las personas, creo en la capacidad intelectual y física de hombres y mujeres. No me gusta el tema de las cuotas de género, entiendo que han sido necesarias para abrirnos espacios a las mujeres. Tal vez mi vida ha sido distinta a la de muchas mujeres que luchan por abrirse un espacio en la política, yo me he desenvuelto alrededor o trabajando con compañeros del género opuesto y la verdad es que de pronto sí pareciera que soy uno de ellos. Trabajamos igual de fuerte, de madrugadas, días enteros, hombres como mujeres, igual. Tal vez por eso no estoy muy arraigada, pero respeto y apoyo. Hemos presentado algunas iniciativas, no por ser feminista o no. La más reciente es para que el apellido de los hijos pueda ser el de la madre primero y no necesariamente el del padre, que no se pierda el apellido de la madre en las generaciones. Y han dicho, eso es feminista, o no es importante. La igualdad, el reconocernos como iguales es importante y trabajamos para ello.

¿Por qué crees que, a pesar de que hay muchas mujeres preparadas, hay muchas menos mujeres en el poder en todos los ámbitos?

Es cultural, si a nuestros hijos no se les inculcan que hombres y mujeres somos iguales, vamos a tener que seguir bajo ese esquema de cuotas que a mí no me gusta, que porque la ley lo establece así, tienes que poner a una mujer. Creo en la capacidad. Si hay un espacio y lo pelea un hombre o una mujer, el que tenga mayores preparación, sea el que acceda.

¿Por qué las mujeres no lo pelean?

Por cultura. En México el machismo está arraigado. Creo que las nuevas generaciones deberán ir con el chip integrado de que son iguales niños y niñas. Las y los, el término del vocabulario, hay a quien le parece absurdo.

¿A ti que te parece?

A mí me parece adecuado, hay que utilizarlo diario. Hay mujeres que les hace falta mayor independencia. Tenemos que trabajar para que lo entiendan, no como decreto. Quienes fomentamos el machismo en la mayoría de los casos somos las mujeres, lo permitimos.

Sí, esa es la idea de las cuotas.

Sí, lo sé, pero lo que a mí no me gusta es que tenga que ser legal, porque se vuelve un problema, una obligación poner mujer como si fuéramos un lastre y pagas género. Yo quisiera que nuestra capacidad mental diera para algo más, no porque no me queda de otra. Las mujeres hacemos la mayor parte del trabajo, en las campañas somos nosotras las que salimos a promover el voto.

Precisamente el tema de cuotas surge porque la mujer está ocupada haciendo todas esas cosas de detrás de un hombre, atender a los hijos y al esposo.

Pero no necesariamente funciona, hay mujeres que están en la política solamente en apariencia, quienes deciden y ejecutan, son los hombres que están detrás de ellas. La que sale en la foto sea ella, pero es un títere de su esposo, hermano, lo que sea. No me parece que la función de la mujer en la política sea esa.

¿Son demasiadas a las que no les gusta, no?

Sí. Yo platicaba con algunas vecinas, ahora en Tlalpan, y les pedí encarecidamente que dejen de ver las novelas y vean lo que está pasando afuera. Yo entiendo la parte de cuidar la casa y todo y que lo ven como una responsabilidad, pero culturalmente no están preparadas para eso. Es nuestra obligación acercarnos a ellas y decirles: no te puedes quedar ahí, en esa caja que te tiene atrapada y que te abstrae de la realidad.

Fotografías: Omar Flores

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password