Cinque Terre

Guillermo Zenizo Lindsey

[email protected]

Estudiante del Máster en Periodismo de Agencia en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid y la agencia EFE.

Álex Grijelmo: “El futuro será multimedia”

Madrid.- Mantener el empleo frente a las dificultades económicas por las que atraviesa el sector mediático en España y continuar con la reorganización de la mayor agencia de noticias en español para orientarla hacia lo multimedia son las prioridades de este año para el presidente de EFE, Álex Grijelmo.

Estos objetivos toman en cuenta las dos crisis que sufren actualmente los medios de comunicación, señaladas por el periodista en conversación con etcétera: la económica, que en ese país europeo ha sido “brutal” -en palabras de Grijelmo-, y la de modelo informativo, por el paso a la era digital.

“Está apareciendo un nuevo medio, que es Internet, que está afectando a los medios pre-Internet y les está quitando una parte del negocio, sin que esa parte de negocio esté pasando íntegramente al nuevo medio, entonces es una crisis adicional y eso lo estamos padeciendo todos”, apuntó.

Grijelmo indicó que para ello trabajan en una evolución de las redacciones rumbo a la integración multimedia, lo cual comenzó a implementase el pasado mes de octubre en la central de Madrid con las secciones de Cultura y Deportes, con la finalidad de extenderse paulatinamente a las demás.

“Lo hemos descrito todo en un programa que conoce bien la plantilla, en un plan de reorganización de las redacciones para dividirnos y distribuirnos por contenidos y no por soportes”, afirmó.

“De manera que el director de Deportes sea el director de Deportes de video, de audio, de texto, en que todos los contenidos tengan una coherencia y nos encaminemos hacia la producción multimedia pero organizada por contenidos”.

En este modelo, con el que trabajan normalmente las delegaciones de EFE en el interior de España y en el extranjero, la cobertura informativa se planea tomando en cuenta los soportes en que se realizará, ya sea sólo texto o, también, fotografía, audio o video.

“Estamos intentando convertir a esta empresa en un proveedor de contenidos multimedia, sin renunciar a las esencias tradicionales de la agencia EFE, del rigor informativo y la calidad en todos los servicios, pero el futuro -yo creo que esto es evidente- será multimedia”, resaltó.

Los actuales departamentos de soporte, como Televisión, Contenidos Digitales, Radio o Gráfica (Fotografía) continuarán existiendo, pero con “otro enfoque muy distinto”, anunció el también escritor.

“Cuando abrimos un periódico digital y vemos una imagen, si pulsamos en esa imagen y no se mueve, sentimos una ligera decepción”, consideró el autor reconocido por su defensa del idioma español, en obras como Defensa apasionada del idioma español (1998), La seducción de las palabras (2000), La punta de la lengua (2004) y El genio del idioma (2004), además de los manuales El estilo del periodista (1997) y el del periódico El País.

Grijelmo llegó a la presidencia de EFE en junio de 2004 tras ocupar la dirección general de Contenidos de Prisa Internacional, división del grupo que englobaba sus emisoras en América Latina, tres periódicos y una cadena de televisión en Bolivia, así como la edición mexicana de la revista Rolling Stone.

Como parte de su gestión, en la que al iniciar aspiró a contribuir a que EFE sea “independiente” y a reforzar su influencia en América Latina, Grijelmo creó la Fundación de Español Urgente (Fundéu), que impulsa el uso correcto del lenguaje en los medios periodísticos, y trasladó desde Miami a Bogotá la mesa de edición de EFE en América Latina, cuyo objetivo es distribuir las noticias de América para el propio continente.

Resistencias a lo multimedia

Los cambios en la cuarta agencia de noticias más grande del mundo han tenido resistencia dentro de la propia plantilla y los sindicatos con representación entre los trabajadores. Los comunicados internos de las representaciones gremiales y en consignas coreadas durante la huelga del pasado 16 de diciembre así lo demuestran.

Para Grijelmo, el proceso es parte de la transformación tecnológica que enfrentan todas las profesiones y lo compara con el cambio de las máquinas de escribir a las computadoras, cuando nadie pidió una compensación económica por uso de programas informáticos.

“Uno debe ir conforme evoluciona su profesión; no es una cuestión laboral, es una cuestión profesional”, puntualizó.

“En todas las profesiones se ha producido esa innovación y no tengo yo la sensación de que eso deba ir asociado a que se pague más, ¿no?, forma parte de los conocimientos que uno va adquiriendo para adaptarse”.

Por ello, el objetivo es reducir la brecha digital entre los periodistas más experimentados y los más jóvenes, cuya principal diferencia es la mayor o menor habilidad con las herramientas y en experiencia para contextualizar la información. Debido a lo anterior, los cursos de formación, como los de edición de video, “no han hecho sino comenzar”.

“Nuestro propósito es que no se produzca esa diferenciación y los periodistas veteranos sean también periodistas multimedia porque necesitamos que vuelquen sobre los nuevos productos su experiencia también, no podemos renunciar a eso”, aseguró el también ganador en 1999 del premio nacional de periodismo Miguel Delibes, de España.

“La transformación de todas las profesiones ha sido increíble. ¿Cómo un periodista puede negarse a eso? He oído a veces: ‘Es que en la facultad me enseñaron esto’. Bueno, pues a un médico le enseñaron unas cosas en la facultad y ha tenido que actualizar sus conocimientos continuamente, igual que un periodista, entonces no nos podemos resistir a los avances que hay en nuestra profesión”, sentenció.

Relación sindical áspera

El camino hacia la integración multimedia inició con “muchísimas dificultades por la visión tan conservadora que tienen los sindicatos”, de acuerdo a Grijelmo, quien comenzó a escribir a los 16 años en La Voz de Castilla, de su natal Burgos, y a los 21 se incorporó a la agencia de noticias Europa Press.

Además de cuestionar lo que denominan como opacidad en el sueldo del presidente de EFE, que no ha revelado el monto de su salario, los sindicatos cuestionan las medidas tomadas por él y piden su renuncia.

Una de las críticas manifestadas fue la desaparición el pasado julio, del servicio multimedia Latinos, cuyos redactores cubrían con cámara de video y de foto, grabadora, micrófono y tripié la información relacionada con los inmigrantes latinoamericanos en España y llegaron a ganar dos premios nacionales de periodismo.

“El periodista orquesta, la nueva fórmula de trabajo que Grijelmo quiere imponer en toda la Agencia EFE, ya ha cosechado un fracaso”, relataba el ejemplar de octubre del periódico de la sección sindical de la Unión General de Trabajadores (UGT) en EFE.

Grijelmo aclaró que la producción multimedia continúa y este cierre particular se debió al término del contrato de la compañía telefónica Orange, que había patrocinado ese servicio y dejó de pagarlo por la crisis económica.

UGT, junto con el sindicato Comisiones Obreras y la Federación de Sindicatos de Periodistas, conforma el Comité Intercentros, convocó a una huelga de seis horas repartidas en tres horarios a mediados de diciembre, por desacuerdos en las negociaciones del convenio colectivo.

Los trabajadores que se concentraron ese día ante la puerta de la actual sede de EFE, en la calle Espronceda de Madrid, exhibían una pancarta bajo el lema: “Zapatero, cumple tu promesa. ¡Estatuto para EFE ya! No al recorte salarial. No a los despidos en EFE”.

(Lo del estatuto se refiere al ofrecimiento del presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, de crear una legislación que permita que la presidencia de EFE sea designada por el Congreso, tal como se hace con Televisión Española, y no por designación directa, como ha ocurrido hasta ahora.)

“Grijelmo, progresista, eres un fascista”, “Lola, bonita, usa tú la camarita” (en alusión a la directora general, Lola Álvarez) y “Para EFE un estatuto y para Grijelmo un sustituto”, fueron algunas de las consignas coreadas.

La empresa planteó una rebaja media del 6.25% en los salarios (desde un 8% para los directivos y sueldos altos hasta un 0% para las retribuciones inferiores a 30 mil euros anuales), a cambio de una reducción de jornada, de un 6.25% también, y la garantía de mantenimiento del empleo durante tres años, el periodo de duración del convenio. Incluía, asimismo, una cláusula que permitirá recuperar el salario perdido a medida que vuelvan a mejorar los resultados de la empresa.

Ante la propuesta de la dirección de EFE para dejar de otorgar uno de los pagos extra y así evitar 65 despidos, que supondría el recorte de un 8% del salario anual de los trabajadores, uno de los periodistas del departamento de Contenidos Digitales de la agencia, Eliseo García Nieto, escribió una carta en un espacio de Intranet de EFE, considerada por el Comité Intercentros como la que recoge el sentir de muchos.

En la misiva propuso despedir a directores, subdirectores y responsables de departamentos que hayan generado pérdidas en el actual ejercicio, así como la dimisión de Grijelmo.

Otra inconformidad ha sido la próxima ubicación de la sede central de la agencia, proyectada en el área madrileña de Vallecas, al sur de la ciudad. El actual edificio fue vendido por la administración anterior para subsanar el déficit que arrastraba la compañía de participación pública y privada.

Apuros económicos

El panorama de 2010 es incierto para la agencia EFE, consideró Grijelmo, quien no quiso adelantar perspectivas para los primeros meses del año.

“A EFE claro que le ha afectado la crisis, han cerrado muchísimos medios, entonces somos un proveedor de contenidos al que se le está reduciendo mucho el mercado. Todos los medios están en dificultades; si nuestros clientes tienen dificultades, obviamente nosotros también las tenemos”, indicó.

De julio a diciembre se acentuó la pérdida de ingresos por la caída del mercado, lo que menguó las reservas antes existentes, en medio de un panorama que los analistas económicos advierten que será peor que 2009, señaló.

En una entrevista publicada en julio pasado en el diario Cinco días, Grijelmo afirmó que se encontraban en condiciones para resistir la crisis en lo que restaba del año pasado, declaraciones que utilizaron los sindicatos como argumento contra los ajustes económicos.

Mientras tanto, el Comité Intercentros aceptó una congelación salarial para 2009 y 2010, que la dirección de EFE aclaró que era insuficiente para evitar despidos, debido a que la empresa no tiene capacidad para asumir la totalidad de pérdidas que se registren durante este año ni las esperadas para 2011.

“Estamos ante un problema simple de matemáticas: los gastos serán muy superiores a los ingresos en 2010. No habrá dinero para pagar la nómina de todos, tal y como está configurada ahora, y EFE carece ya de patrimonio inmobiliario suficiente para avalar un hipotético endeudamiento”, declaró la agencia en un comunicado el pasado 15 de diciembre.

De acuerdo a la directiva de la agencia de noticias española, sería necesaria una reducción de la masa salarial, ya sea por una rebaja de los sueldos o mediante un recorte de plantilla.

“La prioridad, desde mi punto de vista, sería mantener el empleo, en un momento en que todos los medios de comunicación están recortando el empleo. Y ojalá esa fuera también la prioridad de los sindicatos”, afirmó Grijelmo.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password