Cinque Terre

Ruth Esparza Carvajal

[email protected]

Subdirectora de etcétera

Alejandra Barrales: “Soy como una niña grande”

¿Cómo fue tu infancia?

En términos generales, yo diría que una infancia feliz, como de niña de esa edad, aunque agregaría que siempre he sido como una niña grande.

¿Qué libro estás leyendo?

Este, justamente, “México la disputa por la nación”, de Rolando Cordera y Carlos Tello.

¿Cuál es tu periódico preferido?

Pues tengo la costumbre de desayunarme con tres, La Jornada, Reforma y El País.

Noticieros de radio y televisión, ¿cuáles son tus preferidos?

Ahora alterno entre Canal 11 y Tv Milenio, que se acomodan en parte a mis horarios y me gusta recientemente la línea editorial de Milenio. Con el 11 me siento debidamente informada.

¿Cuál fue la última película que viste?

Debió haber sido en la Cineteca. Debe estar todavía, la de Saramago, no me preguntes cómo se llama…

(De la redacción: José y Pilar, dirigida por Miguel Goncalves Mendes, producción Portugal-España-Portugal, 2010).

¿Cuáles serían tus principales banderas en una contienda por la jefatura de gobierno del DF?

Estoy convencida de que quien aspire a esa condición, en este momento sobre todo y planteando la situación de la izquierda, lo primero tiene que ver con convocar a la unidad, es muy importante que haya esa garantía, la unidad interna, no solamente del PRD, sino de todas las izquierdas.

O sea, un proyecto incluyente

Absolutamente incluyente, es otro momento pero es interesante porque requieres de reafirmar la condición de la izquierda dura pero al mismo tiempo lo suficientemente incluyente para que se sepan los demás parte de. Estoy convencida que en el momento de los extremos ya demostramos que no nos han funcionado.

¿López Obrador o Marcelo Ebrard?

Con los dos he tenido oportunidad de transitar en diferentes momentos. Pero más que un asunto de personas es de los momentos, yo sigo sosteniendo buena relación con los dos y los dos me parecen necesarios en el proyecto de la izquierda.

¿Eres feminista?

Pues primero diría que soy femenina, eso soy, eso me gusta ser. Evidentemente soy una convencida de mi género, trabajo para apoyar a mi género porque conozco las desventajas en muchos sentidos, en los que esto te coloca, pero no me ubicaría necesariamente…

¿Por qué?

Porque creo que a veces es como la situación de la izquierda y de la derecha, a veces te quedas mucho en fundamentalismos, en lo teórico, y no necesariamente tiene que ser así. Hay cosas con las que teóricamente no debiéramos de estar de acuerdo pero que dependiendo de muchas circunstancias te resuelve y ayuda mas a la gente.

¿Crees que ser mujer te ha sido una ventaja o desventaja?

Primero es mi realidad y aprendes a transitar con eso. En los trayectos donde yo he estado, que no son tan frecuentes para las mujeres, desde lo sindical hasta la parte política, aprendes a transitar con eso. Sí es cierto que hay desventaja si es cierto que son círculos muy cerrados pero…

¿Cuáles son las principales desventajas?

Hay un descrédito a la capacidad de las mujeres, siempre es mas frecuente encontrar que de inmediato, en general, cuando avanzas se lo adjudican a otros méritos que no necesariamente son intelectuales.

¿Eres supersticiosa?

No, porque creo que eso es de mala suerte.

¿Cuáles son las descalificaciones que más te calan?

¿Las que más me calan? Seguramente tienen que ver con eso que te comento, lo de la inteligencia pues no sé si habrá alguna imagen específica para ser inteligente, supongo que se esperan los clásicos lentes y no sé qué estereotipo. Cuando llegas y rompes eso, la gente se tarda para entenderlo o aceptarlo.

¿Cuándo fue la ultima vez que fuiste a bailar y a dónde?

De ir a bailar específicamente hace mucho que no, pero acabo de ir a un evento en el que bailé salsa. Fue en mi graduación de titulación, el 28 de septiembre, con 20, 30 amigos que celebramos.

¿Qué harias como jefa de gobierno que no hayan hecho tus antecesores?

Yo creo que ubicarte en esa posición seguramente te da para hacer muchas cosas que otros no hayan hecho. Y no descalificando ni señalando que lo haría mejor, simplemente es una cuestión desde el genero, hasta el estilo, la forma de hacer las cosas. En mi caso planteando específicamente el tema de la jefatura tendría que darle continuidad a un proyecto de izquierda; si la gente deposita su confianza, como hoy señalan los datos, de nueva cuenta en el PRD, es porque la gente quiere seguir por esa línea de libertades, de derechos, de apoyo a las mujeres, lo que representa el PRD en sentido positivo. Y alejarnos, hasta donde se pueda, de lo negativo, de la confrontación.

¿Por qué tu serías mejor candidata que otros compañeros del PRD?

Bueno seguramente ese es una asunto que podrían contestar mis compañeros. Lo que puedo reconocer primero, como parte de mi condición, es que estamos hablando de 20 años de trayectoria que me han reafirmado en este tránsito de izquierda: la lucha sindical, presidenta del PRD, diputada tres veces; federal y local, haber estado en el Ejecutivo dos veces en el gabinete con Marcelo y con Lázaro y, bueno, ahora en esta tarea, también me obligan a una visión completa, amplia de lo que es la capacidad de gobernar. Lo otro tiene que ver también con esta condición de poder hacer política, creo que eso es una parte importante, sin duda. Para la gente debe contar más que los discursos y las promesas, la revisión de trayectorias y resultados. Y bueno yo nací en esta ciudad, la adoro y la he caminado, conozco a la gente.

¿A qué personaje político admiras, que no sea de tu partido?

Que no sea de mi partido… admiro… Pues vigente ya no, Don Lazaro Cardenas. No era propiamente del partido, pero es un personaje que admiro, que con hechos podría decir que admiro desde la UNAM hasta muchas cosas a las que les dio vida, y que creo que de esos personajes necesitamos muchos en este momento.

Al corporativismo también le dio vida ¿no?

Yo he transitado también por esa parte y en su momento supe no solamente renunciar e incluso confrontarlo y me parece que bien entendido, en su momento cumplió su función pero todo tiene que evolucionar, y eso desde que lo combatí hace más de casi 18 años, ya había dado de sí.

¿De veras le vas a Los Pumas o es un recurso político?

Primero yo no era futbolera, pero estuve casada 17 años con uno y, finalmente, si no puedes vencerlos úneteles. Vas al estadio y empiezas a aprender todo eso. Siempre he dicho que he sido Chiva por solidaridad y Puma por convicción, no podría irle a otro equipo, pues imagínate.

Y aprendes a disfrutarlo.

¿Qué papel juegan en tu carrera política las redes sociales?

Pues como podrás ver (y señala su iPad que encendió desde que llegó a la entrevista), fíjate que en realidad me tardé en incursionar en este mundo, precisamente porque primero había escuchado y veía que era como adictivo. No había entendido el contacto con la gente. Y empecé a probarlo, ahora no puedo decir que soy experta, pero ya me defiendo.

De repente son esclavizantes, si no estás todo el tiempo, te quedas fuera de la jugada ¿no?

Sí, son muy interesantes pero sobre todo la parte que yo le he encontrado más sentido es que ayuda a tener contacto con la gente e informar mucho de lo que haces. Y lo vivo; el día que iba a mi titulación, yo había estado informando que iba para el examen, tuiteando a la gente que de repente te pregunta que si ya estaba lista, etcétera. Y antes de ir pasé a un café cercano a la escuela y encontré a una persona que me dijo: “Oye, suerte con tu examen en un rato”. Y volteo y me dice: “no te espantes, fue en Twitter”. Es muy interesante porque la gente se forma una idea de quien eres y lo que haces sin que estés necesariamente en los medios. A veces los medios no siempre informan lo que a ti te gusta informar. Yo aquí el domingo, por ridículo que parezca, puedo preguntarle a la gente con la que tengo contacto ¿qué soñaron?, y no creo que un canal de televisión me de oportunidad de preguntarle a la gente eso.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password