Cinque Terre

Antulio Sánchez

[email protected]

Periodista, ha colaborado en diversas publicaciones. Autor del libro La era de los afectos en Internet (Océano, 2001). http://antulio.blogspot.com

Acicate digital

El periodismo participativo o ciudadano en Internet es relativamente reciente. Desde la década pasada al abordar el papel de los medios se empezó a hablar de cómo la red abría camino al quehacer comunicativo, cuestión que para muchos se caracteriza por ser un movimiento transformador por la manera en que las noticias son producidas y circuladas gracias a la flexibilidad de la red.

Algunos especialistas han concebido al periodismo en Internet como algo innovador e incluso para otros es el rostro de un periodismo ciudadano, que se presenta o se define como participativo o colaborativo, o incluso no faltan quienes lo califican como open source, retomando la filosofía que caracteriza a Linux. Sin embargo, ese tipo de periodismo nada tiene que ver con otras expresiones que se dan en la red y fuera de la misma definidas por un quehacer cívico y de interés específico y en concordancia con la ciudadanía.

En el periodismo ciudadano convergen el consumidor de noticias y el usuario que explora la red, pero sobre todo los usuarios que son al mismo tiempo generadores de contenido. Sin embargo ese tipo de periodismo es tan viejo como el mismo arte de comunicar.

El auge de los blogs

Al inicio el contexto determinó el periodismo en la red y se caracterizó por su papel difuso. Más adelante, con la Web, empezó a surgir el periodismo participativo. Muy pronto se abandonó el periodismo que se desenvolvía en torno a direcciones electrónicas. Pasó de estar concentrado en reducidos grupos universitarios o de aficionados, que discutían temas de interés común. Sin embargo cuando aparecieron los blogs el periodismo se multiplicó.

Al inicio las empresas periodísticas convencionales subestimaron el potencial de esa nueva tecnología, pues los usuarios la descubrieron y dieron los primeros pasos. A partir del surgimiento de los blogs y su multiplicación los medios empezaron a asimilar sus posibilidades, de forma que sobresalieron en episodios como la segunda guerra del golfo y el huracán Katrina. En ambos casos mucho de ese periodismo fue testimonial o para auxiliar a la ciudadanía.

Hoy tenemos blogs al por mayor, fotoblogs que se multiplican, difunden y visualizan gracias a una especie de dispositivos móviles disponibles en la actualidad. El gran modelo a imitar de periodismo colaborativo y participativo es el sitio surcoreano Ohmynews, surgido en 2000, que inicialmente se publicaba en coreano y era portavoz de lo que pensaban los internautas de ese país. Posteriormente, el sitio se tornó en un gran suceso, efectuó su versión en inglés incorporando noticias internacionales. A partir de ese momento los materiales propuestos por los usuarios pasaron a ser analizados y validados por un equipo de periodistas profesionales con el fin de verificar fuentes y la veracidad de lo que se publica.

En nuestro entorno tenemos varios ejemplos de periodismo Web participativo, todos se remontan a los últimos cinco o seis años, pero en realidad no tenemos una fiebre por el fenómeno wiki, o de colaboración, como se da en otros países. Desde el segundo semestre de 2005 el periodismo convencional empezó a abrir espacios en sus sitios a periodistas espontáneos, pero es todavía algo que hacen pocos.

Sin embargo, todavía estamos por ver en el país si realmente se desarrollará y, sobre todo, si el periodismo ciudadano no pasa de una ilusión de la democracia. No podemos olvidar que las cuestiones profesionales no pueden quedar reducidas a segundo plano pues eso tiene que ver con la calidad editorial. Hacer periodismo es difícil para quien carece de formación académica, principalmente mantener la “objetividad” en la materia requiere de contrastar y verificar. Y no por algo lo que prolifera en la red es el periodismo de opinión. Pero tal vez lo más importante es que este periodismo digital debe ser un acicate para que los mismos medios profesionales en la red y fuera de ésta renueven su práctica y fortalezcan su quehacer.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password