Cinque Terre

Ruth Esparza Carvajal

[email protected]

Subdirectora de etcétera

Tenemos todo un ejército de jóvenes

Ruth Esparza Carvajal / José Manuel Romero Coello

¿Qué hace y cómo hace su trabajo el Instituto Mexicano de la Juventud?

Hace políticas públicas para los jóvenes. El programa lo hicimos con base en una consulta nacional. Fuimos a preguntar a los jóvenes qué querían y de qué manera podíamos trabajar conjuntamente. A partir de ahí construimos nuestro programa nacional.

¿Cómo hicieron la consulta?

Primero visitamos los 32 estados de la república. Segundo, lo hicimos en línea. Además tuvimos la participación de organismos internacionales, académicos, universidades, organismos de sociedad civil que trabajan los temas de jóvenes. Hoy hay programas que antes no existían en el Imjuve o en el gobierno federal; Vivienda, movilidad, seguro social para estudiantes, créditos para los pobres, casas del emprendedor, rumbo joven, apoyos para el campo como el programa “Arráigate”, el programa de crédito joven, la estrategia contra el embarazo adolescente. Ha sido un reto trabajar un tema que para el Imjuve es esencial, que es la famosa transversalidad. Cualquier política pública que no tenga un programa o un presupuesto definido para los jóvenes está equivocado.

¿Qué tipo de jóvenes participan? ¿Cómo se enteran de los programas? ¿Cómo llega el Imjuve a ellos?

Hablar de 37 millones de jóvenes es hablar de un mercado muy amplio. Tenemos alianzas con institutos estatales de juventud, que son los responsables de operar la política en los estados. Además tenemos más de 450 centros “Poder Joven”, que son lugares donde hay computadoras, Internet, mobiliario donde hoy se capacita a los jóvenes en temas de empleo, tecnologías, derechos humanos, seguridad social… En otras zonas, como Guerrero, Chiapas, Oaxaca, que muchas comunidades no tienen luz lo que estamos haciendo es que lleguen de manera personal a través de nuestros aliados. Tenemos convocatorias en lengua madre, en lenguas indígenas.

¿Participan por igual hombres y mujeres?

Hay convocatorias donde tenemos más mujeres y otras donde hay más hombres.

¿En cuáles hay más hombres o más mujeres?

Pues mira, en las que tienen que ver más con el sector rural, más hombres. En el que tiene que ver con espacios de movilidad, más mujeres. En el que tiene que ver con programas de radio y televisión, 50/50. Varía mucho. Depende del tipo de convocatoria que lanzamos y a partir de ahí estamos analizando todos los datos.

¿Podríamos decir que la participan es equitativa?

Depende del programa. Hay un poquito más de mujeres jóvenes que hombres, eso sí. En la población juvenil está casi por 1.5% más mujeres que hombres.

¿Básicamente jóvenes urbanos?

Sí, más de zonas urbanas que rurales.

¿Qué rango de edad es el que participa? ¿Hay alguna distinción?

También depende del número de convocatorias. Tenemos convocatorias para jóvenes de 18 en adelante, de 15 a 18 y de 12 a 15 años.

¿Y sí le entran los peques? ¿Los de 12?

Sí. Una alianza que tenemos con el Instituto Nacional Electoral, que fue la consulta infantil y juvenil en tiempos electorales, aportó grandes ideas de los más pequeños.

¿Cómo qué ideas proponen los pequeños?

Desde hablar de los temas anticorrupción, o que los jóvenes sean tomados en cuenta, o que no haya violencia en las casas.

¿Hay programas para discapacitados?

Nuestro programa nacional de juventud se basa en cuatro ejes: prosperidad, bienestar, participación e inclusión. Y el tema de inclusión es uno de nuestros pilares. Desde mis tarjetas, que están en braile. Mis convocatorias que están también en lenguas indígenas. Cuestiones de accesibilidad.

Inclusión de diversidad sexual…

Abierto al 100%. El tema de inclusión va en este sentido.

¿Y dónde andan esos jóvenes que han estado aquí? ¿Tienes algún ejemplo?

Cristóbal García, de Guerrero, se vino a estudiar Medicina a la UNAM, de una comunidad muy pobre, y hace tres años fue PNJ (Premio Nacional de la Juventud). Ha ido a Nueva York, Francia, Alemania a dar conferencias. Te podría hablar de Julián Ríos, un cuate de Nuevo León, que se incubó en la Casa del emprendedor en San Pedro. Desarrolló un brasier que detecta a través de las pulsaciones y temperatura del seno, una posible enfermedad del cáncer de seno. Ha estado en foros internacionales y se volvió también un ejemplo. Ferni Ruiz, de Chihuahua. Una joven que ganó el premio nacional de la juventud, que trabaja con gente con discapacidad, o de Tito Quiroz, de Morelos, que está construyendo un centro para los jóvenes que están en situación de riesgo, situación de calle o de delincuencia y cómo a través de la música se está rehabilitando a los jóvenes. Te podría hablar de Tania Ruiz, una joven de Chiapas que fue la primera mujer indígena joven de su comunidad y del país en ganar una beca Full Bright para irse a estudiar a Alemania.

Y, digamos, ¿ellos ganan el premio y después el Imjuve los sigue apoyando o simplemente ese es el trampolín?

Aquí lo que buscamos es que podamos crear una red de aliados. El Imjuve les da seguimiento, está en plena coordinación y comunicación con ellos. Queremos que sirvan de inspiración para otros jóvenes. Hay muy buena comunicación con todos los premios nacionales de la juventud a raíz de esta administración. Lo que estamos tratando de hacer para el próximo año es contactar a todos los ganadores del Premio Nacional de la Juventud, a lo largo de la historia. Me ha tocado conocer a personas con cerca de 60 años que fueron PNJ hace más de 30 años y que hoy están haciendo cosas muy interesantes.

El 7 de noviembre se entregó la el Premio Nacional de Juventud ¿Nos puedes platicar un poco del proceso de selección?

El PNJ se conforma de dos categorías: la A, para jóvenes de 14 a 17 años, y la B, de 18 a 29. Y son diez distinciones. El Consejo de premiación propone jurados de expertos en los temas; viene la parte de insaculación de los jurados, se certifican ante el notario. Luego vienen los expedientes que se reciben, la dictaminación y la premiación del evento. Es unevento muy emotivo, muy significativo.

¿Cómo surge la idea de realizar encuentros? Entiendo que se realizan encuentros anuales, el último en Querétaro, la cuarta edición.

Realizamos varios encuentros; uno es con todos los directores de las instancias estatales de juventud. Yo tuve la oportunidad de ser director de la instancia estatal de juventud en Colima y elevarlo a rango de secretaría de estado. Entonces no había mucha coordinación entre los directores estatales con la instancia nacional. Cuando llegamos a esta administración, lo primero que hicimos fue una gran coordinación con los directores estatales. Llevamos trece reuniones de directores estatales de juventud, lo hacemos cada cuatro meses y es una reunión de mucha camaradería. No hay distinción de colores o de preferencias. Los jóvenes requieren resultados, y no les importa si la instancia federal es de un partido y la instancia estatal es de otro. Lo que hacemos es intercambiar experiencias exitosas, lo que se hace en Michoacán se replica en Sonora y se replica en Morelos. No dependen del Imjuve, dependen del Estado, pero sí reciben presupuesto federal. El otro encuentro que realizamos cada año, el que fue en Querétaro es El Encuentro Nacional Poder Joven. Nuestros coordinadores de centros Poder Joven,becarios de la Red Nacional Poder Joven Radio y Televisión, y coordinadores de nuestra red. Tenemos todo un ejército de jóvenes en todo el país que año con año se capacitan y damos una continuación a todos los programas que tenemos.

Brevemente, ¿me puedes explicar qué son esos programas?

Las casas del emprendedor es un proyecto que surge en 2015. Antes teníamos un presupuesto de 6 millones de pesos para prestar a algunos créditos de los jóvenes, pero realmente no impactábamos, y el Imjuve, con créditos de 20, 40 y 100 mil pesos no apoyábamos ni a 300 jóvenes en todo el país. Lo que quismos hacer fue redireccionar ese recurso y nos dimos cuenta que muchos de los jóvenes que buscaban un financiamiento tenían que estar seguros de qué financiamiento necesitan. Entonces creamos las casas del emprendedor. En 2016 se inauguraron 16, este año vamos a inaugurar 15. Vamos a tener 31 casas del emprendedor en todo el país. Son espacios con todas las herramientas necesarias para que un joven pueda desarrollar su idea de empresa o que amplíen el negocio que ya tienen. Tienen todo para pedir los programas de crédito joven, Financiera Rural, Nafi, y que sirven de apoyo. Los centros poder joven son espacios que están dedicados a que sean como los Imjuve en municipios, en comunidadeso en las instancias estatales. Y nuestros beneficiarios de radio y televisión… tenemos a más de 50 becarios que son jóvenes a los que llamo los voceros del país. Tenemos programas en lengua madre en la radio en Internet.

Para cerrar, ¿cuál dirías que es el mejor programa del Instituto?

Yo creo que nos hemos distinguido por el programa de vivienda, el programa de Centros poder joven, casas del emprendedor, y te hablaría también del programa de movilidad.

¿Los puedes describir brevemente?

Vivienda para jóvenes es para menores de 29 años, que ganen menos de 10 mil pesos al mes, que no tengan Infonavit, que no tengan seguro social y que de preferencia tengan dependientes económicos. Papá, mamá, o hijos que dependan de ellos. Pagan menos de mil doscientos pesos y en siete años terminan de pagar la casa. El programa de movilidad Rumbo Joven es que los jóvenes puedan estudiar en otra ciudad o en otro país. Hay tres vertientes: turismo sustentable, proyectos de desarrollo comunitario o proyectos educativos. Se lanza una convocatoria, que año con año lo hacemos, tenemos jóvenes becados en Corea, en España, en Francia, en Estados Unidos, en Perú, Colombia, Chile.

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password