Joyeria de plata mexicana para cautivar
Cinque Terre

Octavio Islas

[email protected]

Director del Centro de Altos Estudios en Internet y Sociedad de la Información, Universidad de Los Hemisferios, Quito, Ecuador. Miembro del Sistema Nacional de Investigadores Nivel 2.

La importancia del debate sobre la neutralidad de la red

Octavio Islas, Fernando Gutiérrez y Amaia Arribas

Introducción

La administración del presidente Donald Trump ha manifestado interés por eliminar la neutralidad de la red (Net Neutrality). Aunque de ello depende la economía política del Internet que hoy conocemos. El debate sobre la neutralidad de la red ha sido y es de enorme trascendencia para el porvenir de la red. Eliminar la neutralidad permitiría empoderar a los principales proveedores de acceso en la Unión Americana, como AT&T, Comcast y Verizon. Ello sentaría las bases de una economía política en Internet cualitativamente distinta, en la cual probablemente perderían tanto los generadores de contenido como los usuarios. Los efectos de la contrarreforma del presidente Trump trascenderán los límites geográficos de la Unión Americana, alcanzando –y afectando también– a los usuarios de Internet en todo el planeta.

1. La neutralidad de la red

La política de neutralidad que impera en la red hasta hoy garantiza que todos los usuarios de Internet puedan acceder a cualquier servicio, con independencia del contenido, dispositivo, aplicación o protocolo usado para interactuar en Internet. Tim Wu es el nombre del profesor en la Universidad de Columbia, Estados Unidos, reconocido por introducir el concepto “neutralidad de la red”. De acuerdo con Wikipedia, la neutralidad de la red:

“es el principio por el cual los proveedores de servicios de Internet y los gobiernos que regulan Internet deben tratar por igual todo el tráfico de datos que transita por la red, sin discriminar o cobrar diferencialmente a los usuarios según el contenido, página web, plataforma, aplicación, tipo de equipamiento utilizado para el acceso o modo de comunicación”.1

La neutralidad de la red descansa en el principio de una “Internet libre”. Ello significa que todos sus recursos fácilmente deben ser accesibles a todos los usuarios. La neutralidad de la red también impone obligaciones a los proveedores de acceso a Internet (ISP), para proporcionar el mismo servicio a todos los usuarios. Sin embargo, considera algunas justificadas excepciones para la canalización del tráfico, como servicios de emergencia, gestión de las redes de los operadores, prestadores de servicios críticos y otros.

El 26 de febrero de 2015, durante la administración del presidente Barack Obama, la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por las siglas en inglés), presidida entonces por Tom Wheeler2, consiguió que la banda ancha fuera reclasificada como servicio de telecomunicaciones, con fundamento en el Título Segundo de la Ley de Comunicaciones de 1934, así como en el artículo 706 de la Ley de Telecomunicaciones de 1996. Los ISP ya pretendían establecer condiciones preferentes para determinado tráfico y, por supuesto, a expensas de sus competidores.

Con base en la referida normatividad, los ISP fueron clasificados como “transportistas comunes”. Las diversas disposiciones en materia de neutralidad de la red entraron en vigor en Estados Unidos el 12 de junio de 2015. Ese mismo año, la United States Telecom Association –el organismo comercial que representa los intereses de los grandes proveedores de acceso a Internet− presentó una demanda contra la FCC, impugnando la neutralidad de la red, al afirmar que la Comisión no disponía de las facultades legales para establecer la neutralidad de la red.

Los grandes proveedores de acceso a Internet argumentan que la sobrerregulación desalienta la inversión necesaria para poder desplegar el servicio de Internet a más personas; además afirman que un mercado competitivo propiciaría que los proveedores de banda ancha tratarían el tráfico en Internet de manera justa. Sin embargo, en el mes de junio de 2015, más de 40 pequeños proveedores de Internet enviaron una carta a la FCC, afirmando que no habían experimentado “ninguna barrera a la inversión” –uno de los principales argumentos que presentan los grandes ISP para impulsar la necesidad de eliminar la neutralidad de la red.

Si así fuese, la derogación de la neutralidad de la red incrementaría el poder de los grandes proveedores de Internet antes referidos. Ello efectivamente representaría un grave riesgo para un efectivo sistema de competencia para los pequeños proveedores de Internet.

En junio de 2016, un tribunal de apelaciones en el Circuito de Columbia confirmó las reglas de neutralidad de la red que impulsó la administración del presidente Obama, ratificando la determinación de la FCC que estableció que el acceso a la banda ancha es tema de interés público y no un lujo. Por tal razón, AT&T y otros proveedores de acceso han intentando presionar a la Suprema Corte de los Estados Unidos para terminar con las reglas de neutralidad, argumentando que la Comisión Federal de Comunicaciones se ha excedido en sus funciones al haber reclasificado a los proveedores para imponerles una regulación más estricta. Sin embargo, hoy todo podría cambiar.

2. La contrarreforma de Trump

Desde su agitada campaña por la presidencia de EU, como candidato del Partido Republicano, el magnate Donald Trump evidenció la intención de eliminar la neutralidad de la red. Una vez que asumió la presidencia, designó a Ajit Varadaj Pai presidente de la Comisión Federal de Comunicaciones, en enero del año en curso. Pai fue funcionario de la FCC, pero antes se desempeñó como abogado de Verizon. Pai de inmediato dio a conocer sus intenciones de poner fin al “enfoque regulador de utilidad a Internet y restablecer el poder de las fuerzas del mercado en la regulación de Internet”.

Las razones de Pai han sido las mismas que pregonan los grandes ISP: la inversión aumentará la infraestructura, estimulando la innovación en las compañías de banda ancha. En su propuesta además sugiere reorientar la autoridad de la FCC a la Comisión Federal de Comercio (FTC) para supervisar las prácticas de privacidad.

Pai además ha impulsado la necesidad de discutir las reglas de línea brillante de la Orden del Título Segundo, las cuales impiden que los proveedores de acceso a Internet puedan bloquear, limitar o priorizar el tráfico de determinados sitios web. Estas nuevas reglas permitirían a los proveedores de servicios de Internet (ISP) bloquear sitios web, ralentizarlos, dividir Internet en “carriles rápidos” para las compañías que pagan y “carriles lentos” para el resto. Pai no sólo cuenta con el respaldo de la gran mayoría de congresistas del Partido Republicano y, por supuesto, del presidente Trump, además tiene todo el apoyo de los poderosos proveedores de acceso a Internet en la Unión Americana.

Los grandes ganadores de esta contrarreforma impulsada por el presidente Trump, precisamente serían los grandes proveedores de servicios de Internet, quienes podrían empezar a operar “un peaje de dos vías”, recaudando dinero tanto de los suscriptores de Internet como de los sitios web que pretendan llegar a los usuarios a velocidades más rápidas.

Es importante destacar que, al margen del debate sobre el futuro de la neutralidad de la red, el comportamiento de los grandes ISP no precisamente ha sido ejemplar. Verizon ya ha admitido una vez haber manipulado velocidades de datos para “optimizar” determinados contenidos. En 2016 Netflix se vio en la necesidad de reducir la calidad de su servicio de video streaming para los usuarios de dos operadores: Verizon y AT&T “con el fin de proteger a los consumidores impidiéndoles rebasar los límites de datos móviles”.

El martes 12 de julio del año en curso, algunas de las grandes empresas emblemáticas de Internet, como Amazon, Twitter, Netfl ix, Spotify, entre otras, expresaron su enérgico rechazo a la iniciativa de la administración del presidente Trump, destinada a eliminar la neutralidad de la red por la que tanto se ha luchado desde sus inicios. En el sitio Battle for the Net3 (https://www.battleforthenet.com/#wid get-learn-more) fue publicada esta información:

“Esta es una batalla por el futuro de Internet. Comcast, Verizon y AT&T quieren dar fin a la neutralidad de la red para poder imponer cargos extras y controlar lo que ves y haces en línea. El 12 de julio daremos el primer paso para detenerlos. Esta es una batalla por el futuro de Internet. Antes de que hagas cualquier otra cosa, envía ahora una carta a la FCC y al congreso (…) Desde el apagón de SOPA hasta el Slowdown de Internet, hemos demostrado una y otra vez que cuando Internet se reúne, podemos detener la censura y la corrupción. Ahora, ¡tenemos que hacerlo de nuevo!”.4

Los defensores de la neutralidad de la red sostienen lo siguiente:

“es el principio básico que protege nuestra libertad de expresión en Internet. El Título II de la Ley de Comunicaciones proporciona la base legal para la neutralidad de la red (…) Internet ha prosperado precisamente por la neutralidad de la red. Es lo que hace a Internet tan vibrante e innovador: un lugar para la creatividad, la libre expresión y el intercambio de ideas. Sin neutralidad de la red, Internet se convertirá más en TV por cable, donde el contenido que ves es lo que tu proveedor pone delante de ti”.5

En la referida convocatoria se afirma:

“la censura de los ISPs es un problema serio. Comcast ha estrangulado a Netfl ix, AT&T ha bloqueado FaceTime; Time Warner Cable ha estrangulado el popular juego League of Legends y Verizon admitió que introducirá carriles rápidos para sitios que pagan -y carriles lentos para todos los demás- si la FCC levanta las reglas. Esto perjudica a los consumidores y a las empresas grandes y pequeñas”.6

Los grandes proveedores de contenidos en Internet han objetado la iniciativa Trump-Pai. Lauren Culbertson, responsable de asuntos públicos en Twitter, señaló que el negativo impacto de la contrarreforma de Trump en materia de neutralidad de la red trasciende a los Estados Unidos, y afectará a todos los usuarios de Internet en el planeta: “La Neutralidad de red es esencial para los más de 3, 200 millones de personas en todo el mundo que utilizan Internet, el cual afecta casi todos los aspectos de la economía global”.

Sin embargo, el pronunciamiento más importante fue dado en el mes de abril, cuando Tim Berners-Lee –creador de la web– expresó su opinión sobre el tema:

“Cuando inventé la web, no tuve que pedir permiso a nadie, ni tampoco los exitosos empresarios de Internet de Estados Unidos cuando empezaron sus negocios. Para alcanzar todo su potencial, Internet debe seguir siendo un espacio sin permiso para la creatividad, la innovación y la libre expresión. En el mundo actual, las empresas no pueden operar sin Internet, y el acceso a ella está controlado por sólo unos pocos proveedores. Los anuncios de la FCC hoy sugieren que quieren dar un paso atrás y permitir que los jugadores concentrados del mercado para elegir los ganadores y perdedores en línea. Su charla trata de conectar a más personas, pero ¿qué sentido tiene si su ISP sólo le permite ver las películas que eligen, al igual que los viejos tiempos de cable?”.7

Por otra parte, Cynthia C. Hogan, vicepresidenta de asuntos públicos de Apple, remitió una carta a la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC), en la cual destacó la necesidad de continuar con las reglas establecidas por la administración del presidente Obama, para “proteger la neutralidad de la red y no permitir carriles rápidos en línea”8. La vocera de Apple –condiderada la marca más valiosa del mundo en dos de los tres principales estudios anuales sobre el valor de las principales marcas mundiales− 9 particularmente definió la posición de la marca concebida por Steve Jobs frente a la posible instauración de “carriles rápidos” en Internet:

“No hay carriles rápidos pagados. Los proveedores de banda ancha no deben crear vías rápidas pagadas en Internet. El levantamiento de la actual prohibición de acuerdos de priorización pagados podría permitir a los proveedores de banda ancha favorecer la transmisión del contenido o los servicios de un proveedor (o el proveedor propio contenidos o servicios en línea) sobre otros contenidos en línea, alterando fundamentalmente Internet que conocemos hoy, en detrimento de los consumidores, la competencia y la innovación. Los consumidores hoy buscan el contenido y los servicios que desean basados en numerosos factores, incluyendo calidad, innovación, facilidad de uso y consideraciones de privacidad. Los carriles rápidos pagados podrían transmisión del tráfico de Internet con neutralidad de contenido con un trato diferenciado del contenido la capacidad de los proveedores en línea o la voluntad de pagar. El resultado sería un Internet con competidores en los que los proveedores en línea son impulsados a alcanzar acuerdos con proveedores de banda estar atrapado en el carril lento y perder clientes debido a un servicio de calidad inferior. Además, podría crear barreras artificiales a la entrada de nuevos servicios en línea, haciendo más difícil para el futuro innovaciones para atraer la inversión y tener éxito. Lo peor de todo, podría permitir una banda ancha centrada en los intereses del o peor de todo, podría permitir a un proveedor de banda ancha, no en el consumidor, elegir a los ganadores y perdedores de Internet, basados en un proveedor de banda ancha como prioridad en lugar de la calidad del servicio”.10

El comunicado de Apple destacó también la importancia de la transparencia, la competencia, el desarrollo de inversiones y la innovación como principios clave en el desarrollo de Internet: “Internet es demasiado importante para los consumidores y demasiado esencial para que la innovación quede desprotegida e incierta” 11, concluyó la vocera de Apple.

Si bien no hay novedad alguna en los argumentos que presentó Hogan –“Apple solo dijo a la FCC lo que todos pensamos sobre la neutralidad de la red” (http://bgr. com/2017/08/31/net-neutrality-apple-comments-fcc/)–, ese pronunciamiento, por el simple hecho de tratarse de Apple, resulta sumamente significativo. El idealismo por preservar Internet abierto, no precisamente fue la “noble” preocupación que fundamentó la misiva de Hogan a la FCC. Debemos tener presente que Apple se comprometió a invertir millones de dólares para producir películas, así como programas de televisión en línea. Inclusive se ha especulado sobre la posibilidad de adquirir Disney. Por tal razón cualquier cambio en la normatividad sobre la neutralidad de la red, también le afectaría.

En definitiva, la FCC no debe permitir que los grandes proveedores de Internet controlen la velocidad de los servicios, afirman Steve Wozniak y Michael Coopsx.12 La FCC debe abandonar el plan para acabar con la neutralidad de la red, y en lugar de crear carriles de alta velocidad para unos cuantos debe hacerlo para todos, promoviendo la competencia, el acceso a la banda ancha, y la asequibilidad de los servicios. Wozniak, fue el inventor de la computadora personal y Coops fue comisionado de la FCC de 2001 a 2011. Ambos consideran que terminar con la neutralidad de la red acabaría también con el Internet que hoy conocemos.

                             Fotografías / Cecilia Rodarte

La eliminación de la neutralidad de la red permitiría que los ISP sigan cobrando a los usuarios por el acceso a Internet, pero también a las instituciones que proveen de contenido por una conexión más rápida con sus clientes. Así las organizaciones con menos posibilidades económicas sufrirían por la velocidad de descarga, mientras que aquellas en una situación financiera favorable, asegurarían con los ISP planes privilegiados de transferencia.

Conclusión

Las repercusiones de lo que sea resuelto en materia de neutralidad de la red, definitivamente trascenderán las fronteras de la Unión Americana, serán globales y, peor aún, podrían resultar irreversibles. El pobre interés de la prensa especializada en México sorprende. El nulo interés de las instancias gubernamentales que tanto destacan sus acciones en materia de gobierno electrónico definitivamente no sorprende. Su conocido autismo es crónico. La nueva Internet resultante impondría una nueva economía política en la red. La transformaría en algo muy diferente a lo que hoy conocemos. Definitivamente resultaría más caro para los usuarios. El efectivo poder en Internet pasaría de los generadores de contenidos a manos de los proveedores de acceso.

Notas:

* Una versión preliminar de este texto fue publicada en Argentina, en Technos Magazine Digital, en octubre de 2017.
* Octavio Islas (México). Doctor en Ciencias Sociales. Fundador de la revista científica Razón y Palabra. Director del Centro de Altos Estudios en Internet y Sociedad de la Información en la Universidad de Los Hemisferios, Quito, Ecuador.
Fernando Gutiérrez (México). Doctor en Diseño y Visualización de la Información. Coordinador General del World Internet Project, México.
Amaia Arribas (España). Doctora en Comunicación y Periodismo.
Directora de Comunicación Institucional en la Universidad de Los Hemisferios, Quito, Ecuador
1 Disponible en https://en.wikipedia.org/wiki/Net_neutrality Consultado: 13 de octubre de 2017.
2 Wheeler concedió una interesante entrevista al periodista Mark Sullivan sobre la neutralidad de la red. Wheeler destacó que la FCC debe ser proteger a los consumidores y promover la competencia y la innovación en un mercado no competitivo. Esa es la principal diferencia de la FCC en los gobiernos de los presidentes Obama y Trump. Véase: https://www.fastcompany.com/40445949/ ex-chair-tom-wheeler-dismantles-fccs- rgument-to-abandonnet- neutrality Consultada: 13 de octubre de 2017.
3 En castellano: Batalla por la red.
4 En https://www.battleforthenet.com/#widget-learn-more Consultado: 13 de octubre de 2017.
5 Ibidem.
6 Ibidem.
7Véase: https://webfoundation.org/2017/04/sir-tim-bernerslee- responds-to-us-net- eutrality-threat/ Consultado: 13 de octubre de 2017.
8 Véase: https://ecfsapi.fcc.gov/file/10830069155074/NN%20 reply%20comments%20(fi nal).pdf Consultado: 13 de octubre de 2017.
9Véase: Interbrand Best Global Brands 2017 [disponible en http:// interbrand.com/wp- ontent/uploads/2017/10/BGB_2017_Report. pdf] Consultado: 13 de octubre de 2017; y The World´s Most Valuable Brands 2017 [disponible en https://www.forbes.com/powerfulbrands/ list/] Consultado: 13 de octubre de 2017.
10 Véase: https://ecfsapi.fcc.gov/file/10830069155074/NN%20 reply%20comments%20(fi nal).pdf Consultado: 13 de octubre de 2017.
11 Véase: https://ecfsapi.fcc.gov/file/10830069155074/NN%20 reply%20comments%20(fi nal).pdf Consultado: 13 de octubre de 2017.
12Véase: Wozniak & Copps: Ending net neutrality will end the Internet as we know it. https://www.usatoday.com/story/ opinion/2017/09/29/ending-net-neutrality-will-end- nternetwe- know-steve-wozniak-michael-copps-column/704861001/ Consultado: 13 de octubre de 2017.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password