Cinque Terre

José Yuste

[email protected]

Analista financiero.

VW, el escándalo

 La trampa hecha por Volkswagen a las autoridades ambientales de Estados Unidos, y que debe ver con sus motores diesel de modelos Jetta, Golf, Passat, Beetle y el modelo de Audi A3, podría tocar a México. En nuestro país Volkswagen tiene una de sus más fuertes participaciones, particularmente en Puebla, donde acaban de anunciar una inversión fuerte de 700 millones de dólares para la producción de su modelo Golf, así como en lo que será la Ciudad Audi, también en Puebla.

CIUDAD AUDI, ¿SE SOSTENDRÁ?

La Ciudad Audi puede ser uno de los símbolos del gobierno poblano de Moreno Valle, quien compitió con Brasil para traerse la producción de Audi a México.

Puebla y el gobierno federal le dieron a VW facilidades fiscales y de infraestructura, a cambio de los empleos que se generarán, la mano de obra y la incorporación de tecnología. El gobierno de Peña Nieto, en particular en la Secretaría de Economía, también lo toman como algo suyo.

Volkswagen planea invertir en San José Chiapa, en Puebla, alrededor de mil 300 millones de dólares, para dar empleos directos a tres mil 800 trabajadores.

El problema es claro: ¿La inversión de Audi se podrá sostener frente al escándalo mundial de la Volkswagen?

VW PIERDE 25 MIL MILLONES DE EUROS

En tan sólo dos días Volkswagen ha visto caer sus acciones en picada. La empresa ha perdido 34% de su valor en Bolsa En Fráncfort representa 25 mil millones de euros. Cifras impresionantes.

El costo de haber mentido a las autoridades ambientales le está saliendo muy caro a la automotriz. La canciller alemana, Angela Merkel, ha exigido “transparencia total” a la empresa. No es para menos: la mayoría de las exportaciones alemanas son automotrices, y seis de cada diez empleos los genera esta industria. Está en juego la reputación de toda la industria germana, famosa por su tecnología.

El presidente de VW, Martin Winterkorn, ha pedido disculpas a autoridades y usuarios. Sabemos que esto no es suficiente.

Y no es suficiente porque no sólo estamos frente a una megamulta que le impondrán las autoridades ambientales de EU a Volkswagen (y que podría llegar a los 18 mil millones de dólares), sino también estamos frente a potenciales demandas colectivas de los usuarios.

Y el peor costo para VW: el descrédito. ¿Cómo confiar en una automotriz que de manera alevosa hizo trampa para que sus vehículos con motor diesel pasaran las pruebas de bajas emisiones?

TODO EMPEZÓ POR UNA ONG

Todo empezó cuando una ONG (International Council of Clean Transportation) prendió las alertas de que los vehículos de Volkswagen contaminaban más de lo que decían. La ONG le pidió ayuda a la Universidad de Virginia para realizar los estudios ambientales. Los resultados de esa institución y la ONG alertaron a las autoridades de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés).

Y estalló la bomba: se trata de 482 mil vehículos de las marcas Volkswagen y Audi vendidos en Estados Unidos desde el año 2011. Todos los modelos (Jetta, Golf, Passat, Beetle y Audi A3) tienen los motores diesel TDI de cuatro cilindros.

El problema para Volkswagen es global. En todo el mundo hay más de 11 millones de vehículos con ese mismo motor diesel, y pueden tener el mismo software tramposo para salir bien librados en las pruebas ambientales, pero cuando están en la calle contaminan diez veces más.

EN MÉXICO TAMBIÉN HAY MOTORES DIESEL

Desde luego, los países con distintas industrias automotrices no dejaron pasar el escándalo. Francia que tiene a Renault y Peugeot, ya exigió una investigación de los automóviles VW en toda Europa, y de paso hace una fuerte crítica a Alemania, su principal competidor económico dentro de la Unión Europea.

Corea del Sur, que tiene marcas como Hyundai y KIA, también inició un proceso de investigación.

Más allá de las investigaciones promovidas por gobiernos para favorecer a sus propias industrias, lo cierto es que VW engañó a todos. En México esperemos ver una investigación. Aquí también se venden motores TDI diesel. Se comercializan en los modelos Passat y Vento. Esperemos ver a las autoridades mexicanas activas en favor de los consumidores.

 


 

Este artículo fue publicado en Excélsior el 23 de Septiembre de 2015, agradecemos a José Yuste su autorización para publicarlo en nuestra página

 

 

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password