Cinque Terre

Luis de la Barreda Solórzano

Vergonzoso

Es vergonzoso que el Presidente vaya a contratar a 500 médicos cubanos con el pretexto de que en México no contamos con suficientes médicos, no obstante que decenas de miles de los nuestros se encuentran desempleados o contratados precariamente con salarios miserables y que a muchos de quienes arriesgaron su vida combatiendo el coronavirus como verdaderos héroes se les despidió contrariando la promesa del propio Presidente.

Las relatoras de la ONU contra la esclavitud y la trata de personas han denunciado que a los profesionales de la medicina que Cuba envía a otros países se les retiene el pago, se les imponen jornadas laborales ilegalmente extensas, y se les restringen su libertad de movimientos y su privacidad. Sus familias se quedan como rehenes en la isla para desalentar en ellos la tentación de escapar. El gobierno mexicano paga por cada médico cubano 77 mil pesos, cantidad de la cual el gobierno cubano se embolsa el 90%, mientras que un médico mexicano gana, en promedio, 16,000: Andrés Manuel López Obrador está financiando una dictadura.

Es vergonzoso que el Presidente injurie a los 30 colegios, asociaciones y federaciones médicos que protestaron por esas contrataciones llamando a sus integrantes retrógradas y egoístas, cuando argumentan que es un agravio que a los médicos mexicanos, con capacidad avalada por nuestras universidades, se les relegue por contratar a médicos que no reúnen las competencias requeridas. Para que éstos puedan ejercer en nuestro país, advierte José Ramón Cossío, tendrían que revalidar sus estudios, y para hacerlo como especialistas tendrían que obtener el certificado correspondiente.

Es vergonzoso que el Presidente calumnie a su alma mater acusándola de haber impedido que sus pasantes de medicina participaran en la lucha contra la pandemia, pues fue la autoridad sanitaria la que impidió el acceso a los internos de pregrado a hospitales de primer y segundo niveles de atención. Los más de 1,500 pasantes de las áreas rurales permanecieron en ellas; los cerca de 15,000 médicos residentes y estudiantes de posgrado estuvieron presentes, a pesar de los riesgos para su salud, la de sus allegados y sus familiares. Los médicos, investigadores, docentes y estudiantes de medicina y enfermería de la UNAM se mantuvieron siempre en primera línea de contención al virus SARS-CoV-2 y en la atención a pacientes infectados.

Quizá el motivo de la calumnia sea de índole sicológica: ¿López Obrador aborrece a su universidad porque le costó 14 años obtener el título profesional que suele obtenerse en cuatro o cinco?

Es vergonzoso que el Presidente celebre que soldados hayan sido correteados y echados de un pueblo de Michoacán por criminales arguyendo que como éstos también son seres humanos su gobierno los protege tanto como a los militares.

Bueno, nadie cree que los delincuentes sean extraterrestres y nadie está pidiendo que se les ejecute, se les torture o se les desaparezca. Sí, son seres humanos, pero son seres humanos que secuestran, torturan, extorsionan, violan y asesinan.

El primerísimo deber de todo gobierno es el de brindar seguridad pública a los habitantes.

No se trata de exterminar a los malhechores, sino de someterlos a juicio. El mismo día que los militares fueron ahuyentados, en el mismo estado, las hermanas Claudia y Laura Mateos fueron sacadas de su casa por un comando armado, en presencia de los hijos de Laura, y asesinadas. Los asesinos son seres humanos que, al no ser detenidos, siguen asesinando y cometiendo otros crímenes terribles. ¿Le resulta más plausible al Presidente la persecución de científicos?

Es vergonzoso que cuando la cifra de desaparecidos ha llegado a más de 100,000, las 32 entidades federativas del país han salido reprobadas en el Índice de Estado de Derecho en México 2021-2022 que elabora World Justice Project, y los homicidios y feminicidios se encuentran en niveles récord, el Presidente muestre una empatía con los criminales —sostiene que no son malos por naturaleza, las circunstancias los llevan a actuar de esa forma— que no ha mostrado con víctimas de la criminalidad, niños con cáncer, pacientes a los que se privó del Seguro Popular, damnificados por la pandemia o médicos mexicanos.


Este artículo fue publicado en Excélsior el 19 de mayo de 2022. Agradecemos a Luis de la Barreda Solórzano su autorización para publicarlo en nuestra página.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password