Cinque Terre

José Yuste

[email protected]

Analista financiero.

Una rifa sui generis

La intención de la rifa del avión, que no es avión sino un monto similar, siempre fue desacreditar los gobiernos pasados. “Aquellos faraones que tenían su palacio en el cielo…. Esto es un insulto al pueblo”, así lo publicitó  el presidente López Obrador.

La rifa del avión terminó siendo un sorteo de la Lotería Nacional, en donde el gobierno tuvo que poner dinero. A través del Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado, el gobierno puso 500 millones de pesos para completar los dos mil millones de pesos del premio.

Ayer decía el presidente López Obrador que se había logrado obtener el dinero para los premios. El problema era que se quería más. Se obtuvieron dos mil 89.5 millones de pesos. En realidad se querían obtener tres mil millones de pesos.

No se lograron vender todos los cachitos de 500 pesos cada uno. Y vaya que dependencias públicas, gobiernos estatales y empresas lo promocionaron.

Al final, la Lotería Nacional, dirigida por Ernesto Prieto, colocó el 69.5% de los boletos.

El otro 30.5% de los boletos no se pudo vender.

El sorteo hubiera tenido un derrotero mayor si no hubiera intervenido el mismo presidente López Obrador, mediante un video para promover la venta de boletos.

1.- El gobierno terminó poniendo 500 millones de pesos para completar el premio de dos mil millones de pesos.

2.- El gobierno no pudo vender el verdadero avión presidencial. Sigue pagando costos de mantenimiento.

3.- El gobierno tendrá que suplir los costos de los hospitales que “no tengan suerte”.

4.- La política pública se suplió “por la suerte”. El Insabi terminó dando mil cachitos de lotería a hospitales, para ver si  “tenían suerte” en lugar de presupuesto.

Hoy, a las cuatro de la tarde, en el edificio Moro de la Lotería Nacional, se llevará el Gran Sorteo No. 235, “equivalente al avión presidencial”. Negocio, negocio, jamás fue. Ni fue su intención.

SORPRENDE HACIENDA…GRATUITAMENTE

A diferencia del sector energético, donde le ponen trabas a las energías renovables, en Hacienda van por desarrollo sustentable. Arturo Herrera y Gabriel Yorio, secretario y subsecretario de Hacienda, respectivamente, lograron  que México sea el primer país en emitir un bono soberano sustentable. Debe estar vinculado a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que promueve Naciones Unidas.

El bono será por 750 millones de euros. Va dirigido a tres mil fondos de inversión sustentables, sobre todo europeos, con activos por más de 800 mil millones de dólares en el mundo. Hacienda, a diferencia de buena parte del gobierno, va por desarrollo sustentable.

SLIM, LA JUGADA DE TRACFON POR 6,250 MDD

Carlos Slim vendió Tracfon Wireless, su operador virtual móvil, el más grande en Estados Unidos. Lo vendió en 6,250 millones de dólares a Verizon, la red por donde Tracfon Wireless tiene su mayoría de llamadas. América Móvil se deshace de un operador móvil virtual y es claro: la compañía mexicana prefiere tener su red y dejar de tener los costos de rentar.


Este artículo fue publicado en Excélsior el 15 de septiembre de 2020, agradecemos a José Yuste su autorización para publicarlo en nuestra página.

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password