Cinque Terre

Angélica Recillas

[email protected]

Licenciada en Comunicación.

“Un pirruris menos”, la falsa declaración atribuida a AMLO con la que se justifican ataques a su hijo

Durante el pasado fin de semana, Jesús Ernesto, el hijo menor del presidente Andrés Manuel López Obrador fue tendencia en las redes sociales luego de que se diera a conocer una fotografía donde se le captó en el partido de beisbol en el que participó el mandatario el pasado jueves 23 de junio.

El menor fue objeto de burlas y comentarios negativos e incluso ofensivos, a causa de la obesidad que padece y con el paso de las horas se crearon diversos hashtags y memes en alusión a su aspecto.

Con gran rapidez, la gran mayoría de los funcionarios que conforman el gabinete federal, así como gobernadores y legisladores de Morena, reaccionaron con mensajes donde manifestaron su respaldo al hijo del mandatario al tiempo de condenar los ataques en su contra.

Cabe mencionar que incluso internautas que habitualmente no simpatizan con el mandatario, así como medios y personajes públicos que han sido críticos con el gobierno López Obrador, como plataforma informativa Etcétera, calificaron como un acto ruin y miserable que la polarización política lleve a ciertos sectores atacar a un menor de edad.

Sin embargo, usuarios de redes sociales, algunos del ala más radical que se oponen a Morena y al presidente, justificaron sus mensajes de odio contra su hijo adolescente, reciclando una nota falsa en la que se asegura que el titular del Ejecutivo dijo la frase “Un pirrurris menos”, a manera de postura personal cuando ocurrió el asesinato del joven Fernando Martí, hijo del empresario Alejandro Martí en agosto de 2008

Aun cuando en su momento se aclaró que tal declaración nunca se dio, la nota en cuestión se encuentra todavía alojada en el portal La Otra Opinión, del periodista Ricardo Alemán, con fecha del 14 de octubre. Y pese a las precisiones que se han hecho de que se trata de una información falsa, sigue difundiéndose.

Dicho rumor se originó, en una publicación que apareció en la sección de Cartas del periódico El Universal, donde uno de sus lectores aseveró que la expresión completa dicha por López Obrador cuando le preguntaron su opinión sobre el secuestro y asesinato de Fernando Martí,  fue : “¡Qué bien, un punto malo para Calderón y un pirruris menos!”. Así lo dio a conocer en el periódico Reforma, el columnista Jaime Sánchez Susarrey el 23 de agosto de 2008.

Tres días después de aquella fecha, el 26 de agosto de 2008, Oscar Mario Beteta difundió la versión de la supuesta frase expresada por López Obrador, en su programa de Radio Fórmula. Por tal razón, su entonces portavoz César Yáñez, se comunicó a dicho espacio para desmentir la versión.

Pese a que desde hace casi 14 años se aclaró que López Obrador nunca dijo tal frase, aun hay sitios web que mantienen la información falsa y se utiliza cada que se quieren crear tendencias en contra del mandatario, y como en esta ocasión, para convalidar los ataques en contra de su hijo menor de edad.

Hay muchas razones para criticar a López Obrador y a su gobierno, pero no es ético, responsable, ni humano, recurrir a información falsa para ello. Tampoco se justifican las burlas en contra de su hijo, para reivindicar el derecho a criticar sus malas decisiones en materia de salud pública, especialmente en las dirigidas a la infancia.

Es criminal que el gobierno de López Obrador haya dejado sin medicinas a los niños con cáncer, que haya retrasado por tanto tiempo la vacunación contra el Covid-19 a los menores de edad, que se hayan cancelado las escuelas de tiempo completo y las estancias infantiles. Pero no es con falsedades ni con ataques a su hijo como se van a evidenciar estos hechos, sino con datos duros.

Por otra parte, con la misma rapidez que reaccionaron los funcionarios federales, gobernadores y legisladores del oficialismo, para defender al hijo del presidente, ojalá lo hicieran para respaldar a los niños que requieren de atención médica, que carecen de espacios para su educación o que son víctimas directas o indirectas de la violencia.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password