Cinque Terre

José Ramón López Rubí Calderón

[email protected]

Politólogo, editor y consultor.

TV Azteca y otros farsantes

Desde ayer, los tuiteros del obradorismo atacan a TV Azteca. No es que sean Críticos y Congruentes (con mayúsculas), no:

-No es una posición ética y racional sostenida, es ataque. Y sólo desde ayer. Literalmente.

-Atacan porque, en su notoria irresponsabilidad, la televisora de Ricardo Salinas Pliego alcanzó el extremo: llamó “con todas sus palabras” a desobedecer las famosas restricciones dadas por el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell. Pero el fondo “azteca” no es nuevo… Atestiguamos de nuevo una grilla momentánea.

-Salinas Pliego y sus colaboradores llevan semanas atacando directa o indirectamente todas las medidas contra la pandemia. Ante un paso más, critican los obradoristas. La notita de Javier Alatorre fue la nota que les derramó el vaso acrítico. Por conveniencias, el billonario grilla y sus nuevos “críticos” también.

-Porque no hay que apresurarse ni descartar que todo se trate de un truco, otra farsa obradorista, una más de las supuestas genialidades políticas de la distracción: aprovechar el exceso irresponsable de alguien que no es enemigo de López Obrador sino su aliado criticado (por otros), para crear la apariencia de que AMLO no se contradice y está separado como poder político del poder económico del que en los hechos no está separado (un nombre-nexo: Esteban Moctezuma Barragán). Salinas Pliego no atacó al presidente ni éste al empresario; Salinas habría estirado una cuerda para llevar más agua a su molino forbesiano y el presidente habría permitido que se aprovechara la oportunidad de parecer distanciado, para contrarrestar las críticas recientes, sin romper las otras cuerdas –las de la alianza real: “ninguno va en serio contra el otro”.

-Los dizque críticos no criticaron, obviamente, a su amo AMLO, quien pasó muchos días haciendo lo mismo que ayer hicieron los de TV Azteca. No se les olvide que cuando López-Gatell ya hablaba –y aun así tardíamente- de quedarse en casa, su jefe grababa videos diciendo lo contrario. AMLO llamó a desobedecer antes. Lo que hoy sigue haciendo Salinas Pliego no se explica sin mucho de lo que ayer y antier hizo López Obrador.

-No criticaron, y siguen sin criticar, las relaciones cuestionables entre Salinas Pliego y López Obrador. El cultísimo Jenaro Villamil había estado promoviendo a los dos… Hoy están atacando a TV Azteca, no cuestionando aquellas relaciones. No están criticando mínimamente a AMLO. No criticaron ninguno de los contratos que ha recibido uno en el gobierno del otro. Ni sus malos manejos fiscales. De ambos (¿por qué López Obrador nunca actuó progresistamente en materia fiscal?). En general, no estaban criticando lo criticable de Salinas Pliego en la pésimamente autodescrita “cuarta transformación”. ¡Nunca le pidieron al presidente que guardara la sana distancia con ese poder fáctico!

Son hipócritas e hipocríticos.

López Obrador y Salinas Pliego son muy criticables, los dos, ayer y hoy, literal y figuradamente. Es necesario criticarlos a los dos.

Posdata: https://www.etcetera.com.mx/opinion/salinas-pliego-embuste-obradorista-moctezuma/

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password