Cinque Terre

José Yuste

[email protected]

Analista financiero.

Trump y demócratas nos evalúan

Los presidentes no eligen sus retos. Es el caso de López Obrador, quien busca guardar los principios de soberanía. Sin embargo, es un hecho que México, durante los siguientes meses, estará siendo evaluado, y no en uno, sino en dos procesos por los estadunidenses. Una evaluación será en 45 días para el tema migratorio, clave para Trump en su reelección. Y la otra evaluación estadunidense será la de los demócratas, quienes quieren revisar que México sí lleve adelante la reforma laboral y otros temas para poder ratificar el T-MEC.

Evaluación de Trump, en migración, 45 días clave

En el tema migratorio, tendremos la evaluación de Donald Trump y su administración para ver si México, en 45 días, logra reducir el flujo de migrantes centroamericanos que llegan al vecino del norte. Si en esos 45 días no logramos desacelerar la migración centroamericana, entonces ambos gobiernos tomarán medidas adicionales. Algunos estadunidenses, como Mike Pompeo, secretario de Estado, vuelven a amagar a México con la imposición de aranceles sobre exportaciones. Mientras que el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, habla de negociar un plan regional para abatir la migración.

Evaluación demócrata en T-MEC, laboral, ambiental y farmacéutica

En el tema comercial será la otra evaluación. Para sacar adelante la aprobación del T-MEC, en EU, la postura de la líder demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, es clara. Le pidió a Ebrard, Graciela Márquez, Lázaro Cárdenas y Martha Bárcena sacar adelante tres temas: 1. La ley laboral, donde los demócratas quieren evaluar a México para ver si está cumpliendo con la nueva ley de multisindicatos; 2. El tema ambiental, que sigue siendo la bandera demócrata; y 3. La patente y protección de datos de farmacéuticas, que para los laboratorios de patentes estadunidenses serán clave para mantener su liderazgo en México.

Marcelo, coordina todo y a todos

Marcelo Ebrard estará en las dos pistas, la migratoria y la comercial, pero explica que lo hace por una razón: porque la agenda comercial para aprobar el T-MEC se convirtió en política. Es de cabildeo en la Cámara de Representantes. En otras palabras, a esta negociación política no está invitada la Secretaría de Economía. En los hechos, Ebrard se ha convertido en una suerte de supercanciller. Estará coordinando a Gobernación, para temas migratorios; también a Trabajo, en la implementación de la reforma laboral; y hasta coordinará a la Secretaría de Bienestar Social, la encargada de revisar los retos de empleo y salud de los migrantes.

AMLO y Ebrard piden al sector privado apoyo en Washington

En el cabildeo en EU, tanto López Obrador como Ebrard consideraron que la estancia de Carlos Salazar, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, así como de Moisés Kalach, coordinador del Cuarto de Junto, en Washington, fue clave para reactivar los aliados empresariales que tiene México, como la American Chamber of Commerce, que durante la semana pasada cabildeó a favor de México en Washington.


Este artículo fue publicado en Excélsior el 11 de junio de 2019, agradecemos a José Yuste su autorización para publicarlo en nuestra página.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password